Tópicos de campeonato (Tontadas de verano, nº 5)


Cuando era un chaval me encantaba ir a la panadería del barrio, centro neurálgico de los cotilleos locales, a comprar las preceptivas cuatro barras de pan familiares (éramos muchos hermanos) o el cuerno de chocolate para mi merienda. Invariablemente, cuando entraba allí, además de la Señora Nati detrás del mostrador y de su inmóvil marido sentado a un lado de la puerta, nunca supe si disecado o momificado, se encontraban cuatro o cinco señoras de mediana edad en animada conversación con la dueña. Durante  los escasos minutos que duraba mi estancia en la panadería tenía ocasión de enterarme de las últimas noticias del barrio, que en realidad no me interesaban en absoluto, pues lo que me hacía prestar atención a aquellas señoras era la forma en que las contaban. Su conversación era, o al menos a mí me lo parecía, una hilazón de tópicos, frases hechas y obviedades que me resultaba fascinante por su repetición, a modo de un mantra. Se hubiera dicho que aquellas señoras se entrenaban para algún campeonato del mundo de tópicos marujiles, de entre los que ocupaban un lugar de honor, como no podía ser menos, los relacionados con el tiempo meteorológico y con la muerte. Y así, una conversación entre ellas discurría más o menos de esta manera:

“Buenos días” – “Buenos días” – “¿Mucho calor hoy, no?” – “Sí, pero parece que va refrescar pronto” – “Yo es que estos calores no los aguanto, me entran unos sofocos…” – “Yo prefiero el frío de todas todas” -“Y yo, pero para frío el que hacía en la posguerra” -“Si es que ya no hay estaciones” (este es un tópico eterno, ya se decía en el siglo XIX y en el XVII y …) -“¿Saben quién se ha muerto?” – (a coro) “¿No, quién?” – “Fulgencio, el de la Paqui” – “¿Y cómo ha sido?” – “Pues así, de repente. Cosa del corazón” – “Pero si ayer mismo estuvo por aquí” –  “¡Ay, Señor!” -“¿Quién lo iba a pensar, con el buen aspecto que tenía?” -“Si es que no somos nadie” – “Anda Nati, ponme unos pasteles de esos que para cuatro días que vivimos lo mejor es disfrutarlos lo mejor que podamos” … y así cada día. Bueno, no exactamente, no siempre se moría alguien, también había bodas (“la niña iba monísima, pero el vestido era demasiado ‘escotao’, como te digo una cosa te digo la otra”), bautizos, comuniones y demás eventos que aquellas émulas de Menchu, la inolvidable protagonista del monólogo de “Cinco horas con Mario”, comentaban con ayuda de ese peculiar lenguaje que ya me gustaría tener una pequeña parte del talento del gran Miguel Delibes para poderlo reflejar.

Desde entonces tengo siempre el oído atento para detectar y anotar tópicos relacionados con cualquier actividad, y como éste es un blog sobre política (y otras cosas más o menos afines) he aquí mi “top ten” de tópicos relacionados con ella:

1- Todos los políticos son unos ladrones y unos corruptos. Éste me hace gracia especialmente cuando me lo dice algún compañero de trabajo de esos que se pasan la mitad del tiempo en la cafetería y la otra mitad leyendo el periódico en internet, estafando por tanto a quien le paga el sueldo.

2- Todos los políticos son iguales. Relacionado con el anterior, puesto que lo que se quiere decir habitualmente es que son todos unos ladrones y unos corruptos. Pero si la tomamos literalmente no puede estar más lejos de realidad, pues además de que las motivaciones para dedicarse a la política pueden ser muchas (para algunos sólo robar, ver punto 1), también lo son las vías de acceso a la profesión, las tareas que se llevan a cabo o la formación de quienes se dedican a ello. Es mucho más cierto que “todos los ingenieros son iguales”, pues para serlo han tenido que estudiar unas carreras determinadas, o que “todos los futbolistas son iguales”, por poner un par de ejemplos cualesquiera. Desde luego, entre la concejal de cultura de mi pueblo y Barack Obama hay bastantes más diferencias que el sexo y el color de la piel.

3- El nacionalismo está sobrerrepresentado en el Parlamento español. Falso, sólo hay que hacer unas sencillas cuentas y ver que los 25 escaños que ocupan los partidos nacionalistas con representación en el Congreso suponen el 7% de los 350 totales, el mismo porcentaje que los votos que suman esos partidos (CiU, PNV, BNG, ERC, CC y NA-BAI). Es más, si contamos los votos totales de los partidos (declaradamente) nacionalistas, incluidos los que no consiguieron representación en las últimas elecciones generales, se supera el 8%. Por lo tanto el nacionalismo no sólo no está sobrerrepresentado sino que está ligeramente infrarrepresentado en el Parlamento. El que tengan tanta influencia se debe a que los dos partidos grandes los necesitan para completar las mayorías absolutas que habitualmente no tienen.

4- La izquierda es más crítica consigo mismo que la derecha. Supongo que esto era cierto en los tiempos en que la izquierda daba gran importancia a los debates teóricos, allá por el siglo XIX y primera mitad del XX, y con cada asamblea que celebraba, tras discutir hasta los puntos y las comas de sus manifiestos, salía escindida en nuevos partidos o corrientes que se multiplicaban hasta el infinito y más allá (básicamente comunistas, socialistas y anarquistas, cada uno con montones de variantes). Evidentemente este no es el caso hoy en día, cuando la mayoría de los votantes que se dicen de izquierdas votan a partidos que son tan conservadores, conformistas y acríticos como los de derechas, caso del PSOE en España o de sus equivalentes en Europa, partidos que se caracterizan porque les vale casi todo.

5- Algunas de las naciones más prósperas del Mundo son monarquías. Se usa para defender la persistencia de esta obsoleta institución. Basta con echar un vistazo a la lista de las naciones más ricas según la ONU. De acuerdo que de entre las diez naciones con mayor renta per cápita siete son monarquías, Luxemburgo (1), Noruega (2), Qatar (3), Dinamarca (5), Emiratos Árabes Unidos (8), Suecia (9), Países Bajos (10),  y sólo tres no lo son, Suiza (4), Irlanda (6) e Islandia (7).  Si contamos los veinte primeros países, quedan diez a diez u once a nueve, puesto que Australia (13) es nominalmente una monarquía, al pertenecer a la Commonwealth. En realidad lo que ocurre es que las naciones europeas que no sufrieron el régimen comunista, que son la mayoría entre los primeros puestos de esa lista, están entre las más prósperas del mundo, y de entre ellas casi la mitad siguen manteniendo el régimen monárquico. Por otra parte, las monarquías de Oriente Medio (Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, etc.) son muy prósperas económicamente, sí, pero están en la cola de los derechos humanos. Y también son monarquías Marruecos, Camboya, Leshoto y otros varios países que están muy abajo en la lista. En resumen, la relación directa es entre prosperidad y países europeos que no hayan pasado por la apisonadora del comunismo, no entre prosperidad y monarquía, que es una cuestión accidental.

6- España es el único país del Mundo (o de Europa) en el que(lo que sea). Este tópico de amplio espectro se lo escuchamos continuamente a los políticos en la oposición cuando quieren criticar a los que gobiernan, a los periodistas en cualquier momento y a los ciudadanos que se las quieren dar de informados. Normalmente se usa para criticar la ineficacia, la corrupción o la falta de respeto a las leyes que al parecer algunos creen que son exclusivas de nuestro país, o que al menos aquí tenemos en eso el nivel mundial de nuestros deportistas Nadal, Contador, Gasol, Alonso o la selección de fútbol. A quién dice esas cosas le recomendaría que se informara de los niveles de corrupción que hay en Pakistán, en Marruecos o en Méjico, del nepotismo que impera en la antigua república soviética de Uzbequistán, donde el presidente casi vitalicio Karímov tiene colocada a toda su familia en el gobierno, o de la falta de cultura democrática que hay en la Rusia del “zar” Putin o en las recientemente adheridas a la Unión Europea Bulgaria y Rumanía, todo esto sin salirnos de regímenes que formalmente son democráticos, pues de las dictaduras propiamente dichas, que aún quedan unas cuantas, ni hablamos. Y mirando aún más cerca podemos compararnos con Bélgica, que posiblemente ha llegado a un punto de no retorno en cuanto a la segregación en comunidades lingüísticas y posible división en dos naciones, o con Italia, ese cachondeo político en todos los niveles que deja al de España al nivel de aficionados.

7- El voto es secreto. Esto lo que significa en realidad es que nadie está obligado a revelar el sentido de su voto en unas elecciones y es una garantía de la limpieza de éstas, pero por algún motivo que se me escapa la mayor parte de la gente lo interpreta en el sentido de que no debe decir a nadie lo que vota, como en el chiste de Gila: “– ¿Es usted agente secreto? – ¡Ah…!” Lo sorprendente es que luego esas mismas personas que no te quieren decir a quién votan no se cortan lo más mínimo de opinar sobre cualquier cosa, política y políticos incluidos. Y aún más, te cuentan toda clase de detalles íntimos de su vida o de la de sus familiares, deleitándose especialmente en los asuntos más escabrosos. Vamos, que hay gente que te cuenta con todo lujo de detalles su operación de hemorroides pero que considera ofensivo que le preguntes a qué partido votó en las últimas elecciones.

8- Ha sido un triunfo de los demócratas frente a los violentos. Se suele decir en relación con la banda terrorista ETA, y aunque es una frase bienintencionada no tiene mucho sentido, pues se mezclan dos categorías conceptuales que en principio no tienen mucho que ver. El problema es que “democracia” es una palabra demasiado sobada a la que se le da un contenido excesivamente amplio, de modo que sería más o menos sinónimo de “bondad”, “no violencia” y cosas así, en vez de ser un concepto jurídico-político referido a una determinada forma de gobierno. Y en cuanto a “violento”, me parece un eufemismo demasiado blando para referirse a una banda de asesinos sin escrúpulos, por mucha excusa política en la que se amparen. A mí desde luego me suena mejor “triunfo del Estado de Derecho sobre la banda criminal que quiere destruirlo” o algo así.

9- Sostenibilidad o desarrollo sostenible. Este es un concepto que se ha puedo de moda en los últimos años y da igual si viene a cuento o no, hay que meterlo en todos los discursos, programas o declaraciones de cualquier tipo. Lo pongo como ejemplo de otros tópicos como “la mayor riqueza de la humanidad es la diversidad” (que sirve para justificar gastos en cosas inútiles, pero eso sí, muy diversas), “lo más importante es el diálogo” (yo creo que lo importante es llegar a acuerdos y hacer cosas, el diálogo sólo es un medio para un fin) y otras frases huecas usadas por los políticos profesionales.

10- Elecciones anticipadas. A algunos periodistas políticos parece que les paguen por cada vez que vaticinan o aseguran “de muy buena tinta” que va a haber elecciones anticipadas. Da igual que eso no haya ocurrido desde 1996 y en unas circunstancias muy extremas, con el PSOE de Felipe González acorralado por los casos de corrupción y sin apoyos en el Parlamento. Recuerdo que en la primera legislatura de Aznar (1996-2000) en la que estaba en minoría, una conocidísima periodista experta en la Transición y con muy buenos contactos tanto en el gobierno como en la oposición (o eso da a entender ella) se pasó los cuatro años asegurando que habría elecciones en el plazo de pocos meses. Al final acertó, claro.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política internacional, Política nacional, Reflexiones y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Tópicos de campeonato (Tontadas de verano, nº 5)

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Alicia dijo:

    Esto no sé si es un topicazo político pero a mi amigo Ricardo le da mucha grima cuando alguien dice :”El Rey es un tipo muy campechano”. Y yo lo comparto . Además la palabra campechano me parece un eufemismo de otra palabra que expresa carencia. Seguro que hay otros tantos o más tópicos sobre los meteorólogos. En fín tampoco hay que tomarselo así para cuatro días que vivimos y dos de ellos en la mili…

    • alexroa dijo:

      Decía mi amiga Marta, a quien conoces, que “antes se pilla a un meteorólogo que a un cojo”. Pero qué se puede esperar de una gente que “vive del aire” y que usa como unidad de medida el “bar” (y su submúltiplo, el milibar, que no “minibar”). Eso sí, es mucho mejor ser “mete-orólogo que tocólogo”, aunque cualquier pastor de cabras sabe más de predecir el tiempo que cualquier meteorólogo, como todo el mundo sabe. Igual que todo el mundo sabe que “ya no hay estaciones”.

  3. Carlos dijo:

    Con la venia, punto por punto, digo lo que sigue:

    1. Eso lo dicen los que lo serían si pudieran, pero que no pueden y les da envidia cochina. Pero hacen hurtos y mentirijillas leves hasta que fallecen con la conciencia por estrenar. Conozco a unos cuantos.
    2. Suscrito por los del punto 1.
    3. Eso que se lo digan a izquierda unida. (Sistema D’Hondt).
    4. No me parece un tópico, ya que izquierda no es igual a PSOE. Si hablamos de responsables políticos pocos se salvan , entonces se puede discutir quién.
    5. Viva Urdangarín¡¡¡ Y sus trescientos nueves sueldos.
    6. Eso es verdad, ahora bien, prefiero comparar e imitar lo bueno de otros países.
    7. O dicen eso o dicen que son apolíticos, pero sí que insultan sin criterio a este o al otro y luego votan, si que votan, pero les da vergüenza decir a quién votan. Aquí todo el mundo ve los documentales de la 2, pero nadie vota a Espejo De Lo que Somos o a Alberto Ruiz Socavón y llevamos 20 años sufriendoles.
    8. La ETA es el mejor instrumento político para algunos partidos, o el único.
    9. ¿Valdría eso para la situación en Chad y Niger?
    10. En la panadería de mi barrio dicen que Victoria Prego fue la autora única y exclusiva del proceso de transición a la democracia en España. También afirman que las lentejas tienen mucho hierro, pero yo les matizo que no se absorben como la sabiduría popular dice.

    Voy a añadir algunos tópicos:
    1. EL QUE PRIMERO LO HUELE DEBAJO LO TIENE. Falso de rotundidad, ocurre según un estudio realizado por un equipo compuesto por mi mismo en un exiguo 27% de los casos. Ofrezco un ejemplo. Ayer iba en el ascensor del trabajo con otro tipo, y empezó a mover la nariz como olisqueando algo nauseabundo. a continuación yo, levanté la mano derecha, le señalé con el dedo índice y mirándole muy fijamente le espeté: “Pa tí.” Demostré empíricamente que es un vulgar tópico.

    2. EL ARMARIO EMPOTRADO DESAHOGA MUCHISIMO. Aún en estudio. Acepto donaciones, necesito recursos, ardua tarea.

    3. El FAIRY CUNDE MÁS QUE EL LAGARTO. Falso y además indignante. Ayer mismo escribí una carta a La Razón para quejarme. Con el jabón lagarto se puede lavar a un niño y con el Fairy puedes coger algo. La culpa es del capitalismo y de la publicidad, vamos, donde se ponga el lagarto…

    4. TODAS LAS MUJERES PORTUGUESAS TIENEN BIGOTE. Falso, ya que cuando llevas perilla ya no se llama bigote, se convierte en un todo al se denomina barba. La Pantoja no es portuguesa.

    Gracias y buena suerte.

    • alexroa dijo:

      Sobre el punto 3), en efecto, los partidos nacionales con pocos votos, IU y UPyD están muy infrarrepresentados, mientras que los que tienen muchos, PP y PSOE, están sobrerrepresentados. Pero los nacionalistas están equilibrados. Y todo esto no se debe al sistema d’Hont, otro lugar común, sino al hecho de que la circunscripción es provincial (ver “El tercer partido (2ª parte)“). Sobre el 4) estoy de acuerdo contigo, pero ellos creen que sí son la izquierda y que son más críticos que la derecha. Y sobre lo de los armarios empotrados, pues creo que sí es cierto, porque yo los tengo y estoy de lo más “desahogao”. También tengo suelo de sintasol, que es muy sufrido, aunque no muy lucido, como te digo una cosa te digo la otra. Y por cierto, en referencia al punto 9) y a las cosas del hogar, acabo de ver en televisión un anuncio de “Ariel futuro sostenible” que me ha terminado de matar.

  4. El maldito Fran dijo:

    Con su permiso, sobre los puntitos arriba indicados,
    1) Yo, lo que quiero ser de mayor es concejal de obras públicas, urbanismo o algo similar, de un pueblo con posibles (léase, con mucho terreno que poder recalificar y próximo a una gran ciudad). Y luego, que me llamen lo que quieran. A mi plin, que tengo Pikolin.
    2) Yo diría lo que Betino Craxi, que “el poder corrompe, y el poder absoluto corrompe absolutamente”. Seguro que el 90% de los políticos comienzan con unas ganas tremendas de cambiar el mundo, y son íntegros… pero muchas veces, la carne es débil.
    3) No, no lo están, pero mira que dan la vara. El problema (a mi modesto entender) es que a) el sistema autonómico no esta cerrado y b) deberían presentarse a elecciones nacionales partidos con representación nacional. De este modo, evitaríamos ver el mercadeo de transferencias, reformas de estatuto y cupo que estoicamente solemos soportar.
    4) Izquierda? Qué izquierda? Eso ya no existe. Por eso los que se hacen pasar por ella fruncen el ceño, cuestión del sentimiento de culpa.
    5) Conocí hace unos años a un comandante de la Guardia Civil que decía que “no era realista, sino juancarlista”. Yo creo que es algo bastante aceptado. El hijo ya es más pisin. Veremos que pasa con el que veo al rey como a la camella del chiste.
    6) En Francia existen también ese tipo de frases. No, no tenemos el copyright.
    7) Menos mal que en los pueblitos del País Vasco es secreto! Yo, lo que pienso es que, más que secreto, es una elección personal, la señora y el equipo de futbol. Y, a veces, es mejor que nadie se entere de lo que hemos elegido y sufrir en silencio, por lo de las hemorroides.
    8) Pues sí, siempre me ha parecido una gilipollez de frase. Como lo de llamar a los de Jarrai y otros del estilo “radicales”. Habrá que explicar al redactor de telediarios qué significa “radical”.
    9) El desarrollo sostenible no existe, y en ningún momento de la historia de la humanidad ha existido. Mira cómo está el planeta. Lo hemos hecho nosotros solitos, durante 3 milenios.
    10) De todas formas, al final, todos ganan, hasta los del Partido Humanista.
    11) Hasta otra.

    • alexroa dijo:

      Una cosa que me resultó muy sorprendente cuando la oí por primera vez, poco antes de las elecciones de 2008 y cuando ya estaba yo metido en UPyD, es que se estima que el 70% de los electores llevan la papeleta del voto preparada desde su casa, y de ahí la importancia del buzoneo, al que los partidos sin recursos no pueden acceder. Me sorprende porque yo siempre he cogido la papeleta del montón correspondiente en el colegio electoral (incluso en algunas ocasiones he decidido en ese preciso momento a qué partido votar) y pensaba que eso era lo que hacía la mayoría de la gente. Entiendo que en el País Vasco no se haga, pero en el resto de España me resulta más extraño. Pero sí, yo creo que la explicación va en la línea de lo que dice Carlos, de que a la gente le avergüenza que se sepa a quién vota, lo cual es muy triste.

      Y sobre lo del desarrollo sostenible (que consiste en no comprometer los recursos futuros), yo creo que sí que es posible y que en algunos momentos de la Historia se ha dado. Ha habido civilizaciones que han durado cientos o miles de años y si han desaparecido no ha sido por consumir todos sus recursos sino porque han llegado otros más brutos y los han aniquilado. Tú, como historiador, seguro que sabrías poner algunos ejemplos. Lo malo es convertirlo en un eslógan vacío de contenido, cosa que ya ha ocurrido, como con tantos otros conceptos que inicialmente tenían sentido e interés.

  5. El maldito Fran dijo:

    Me haces hablar del punto que creía menos conflictivo. Uf! qué alivio!. Ah! Y gracias por lo de historiador. Algún día espero hacer realmente honores para ello.

    Al grano. En mi modesto entender, y te lo digo a bote pronto, que estoy de chapuzas en casa, no, el desarrollo (realmente) sostenible es una quimera. Totalmente de acuerdo con lo de que los brutos se han impuesto frecuentemente a los que piensan, pero, no veo ninguna civilización realmente sostenible en cuanto a desarrollo, al menos de las gordas. Veamos:
    – En la Prehistoria, se inventó la agricultura cuando el hombre primitivo descubrió que los recursos eran (ya!) limitados. Dejó de cazar y recolectar y, de paso, de vagar de un territorio a otro, en plan Galactus con bifaz.
    – Las Polis griegas debieron crear colonias simplemente para poder hacer frente a una población en constante crecimiento. El problema se agravó, pues las colonias, una vez llegaban al limite de la sostenibilidad, también crearon a su vez otras colonias (caso de Massalia, Siracusa…). La disyuntiva población-recursos es, a mi entender una constante en el problema que nos ocupa.
    – Bueno, lo de Roma habría que verlo bien, porque llegaron los brutos, sí, pero en su etapa final, aquello era un puterío. Lo dejo para otro comentario.
    – A los musulmanes en España no les dejaron ni siquiera entrar en la fase crítica de sobre-población, vale.
    – Voy a dejar entre paréntesis la Edad Media. Sería muy largo de explicar, pero la, digamos, civilización occidental, tiene un sistema estático socio-político. El económico, también, pero la población crece muuuuuuy despacito (hambrunas, pestes, guerras…) con lo que el problema tampoco se plantea. Sin embargo, el aspecto financiero sí que produjo serios problemas, resueltos con el “descubrimiento” de América.
    – A partir del ahí, castellanos, y luego portugueses, y luego todos los demás, se dedicaron a esquilmar mineralmente los territorios descubiertos. De nuevo había un huevo de recursos, suficiente para generaciones y generaciones de hunos armados de pica y crucifijo.
    – En general, las colonias, primeros americanas, y luego por todo el mundo, sirvieron para lo que digo poco más arriba. Pero la población crece. Solución, Revolución. Industrial. De pronto, se comienzan a explotar recursos hasta ahora inéditos, o casi, que se irán sustituyendo en función de avances producidos con el fin de satisfacer las necesidades crecientes de la población sabiendo que, mientras haya cada vez mas gente y las misma superficie aprovechable agropecuariamente (y cada vez menos recursos fósiles, obviamente), hay que hacer un salto hacia delante de forma periódica.

    En resumen, que ya se que soy un pelmazo: pienso que sólo es posible un desarrollo sostenible si hay un previo control demográfico, y si se dejan de utilizar recursos de origen mineral. Pienso que la fase de decadencia que cada cultura ha tenido, con todo tipo de problemas políticos, sociales y tal, son consecuencia, y no causa, y que la causa principal es que, al cabo de un tiempo se acaba el “café para todos”. Aquí esta el punto de inflexión de una Civilización: o bien una idea feliz da pie a una Revolución (en el sentido de avance) que cambie la relación entre el hombre y su medio, o… desaparece.

    Si quieres, pensaré en otras civilizaciones, pa’ la próxima, pero a bote pronto (me vienen a la cabeza, mayas, incas, sumerios… hasta Mohenjo-Daro), no veo que mi hipótesis no se cumpla.

    Fe de erratas: Sobre el príncipe, quise decir pijín, pero el ordenador me lo ha corregido automáticamente. Pienso que la vida le ha dado menos disgustos que al padre de joven, por lo cual, no sé si su talante (y, por ende, su aceptación popular) será el mismo. Pero esto ya es otra historia.

    • alexroa dijo:

      Bueno, yo tenía en mente alguna de esas otras civilizaciones paralelas de las que hablas, porque la nuestra occidental está claro que está en una constante huida hacia adelante, pero vamos, que a lo mejor es algún cuento que me he tragado sobre civilizaciones que tenían buena relación con el medio ambiente y tal y tal. Lo del príncipe Felipe estaba claro. Y por cierto que tiene una gran aceptación popular desde que ha sentado la cabeza y se ha hecho padre de familia. Me da que tenemos borbones para rato. Tengo pendiente desde hace tiempo un post sobre eso, dentro de la serie “recortes” (no hablo de “recortarles” la cabeza a los borbones, ¿eh?)

  6. El maldito Fran dijo:

    Hacerle “recortes” al rey? Chavalito, por menos te cierran el periódico y te meten en la cárcel en Marruecos. Y en Arabia Saudí, igual se ponen a destripar terrones en tu cabeza.

  7. El maldito Fran dijo:

    Tendría su gracia, preparar un buen encierro, con todos los Borbones corriendo mientras se les dan guayas con un periódico plegado. Los recortes, en cualquier caso, mejor a la reina que parece ser que el rey de joven era todo un pichabrava…

  8. El maldito Fran dijo:

    Ooootra vez, sí, se me ocurre que la gente no quiere hablar de su voto, no porque se avergüence de a quién vota, sino porque no sabría explicar por qué. Y no hay nada peor para nuestro ego que asumir que se ha hecho algo sin tener ni puta idea. Que te tomen por tonto, vamos. Por cierto, esto me lleva a aquella historia de “lo irracional” que todos llevamos dentro y que suele hacernos tomar decisiones a veces inverosímiles. Cualquiera que haya estudiado marketing te puede hacer todo un teorema.

    Poca, mu’ poca gente se lee los programas de cada partido, y si votan a uno es porque “siempre lo han hecho así”, o bien no vota porque su partido lo ha hecho tan mal… que se colma el vaso. La tercera opción, la de cambiar de voto es, o bien porque no sé sabe muy bien lo que se quiere (volvemos al punto de partida)… o todo lo contrario, actitud de cierta madurez intelectual, aunque intuyo que esta última condición reduce drásticamente el cupo de quienes lo hacen.

  9. El maldito Fran dijo:

    Mira, he pensado en Avatar, la versión 2.0 del Último mohicano (qué quieres de Cameron, alguien “casi” tan original como Spielberg) y, bueno, podría ser que alguna de las tribus indias de América del Norte sí que cumpliera con lo de la sostenibilidad. Pero no estoy seguro: cuando llegaron los blancos, eran muy pocos, comparados con el territorio que ocupaban.
    Por cierto, que aquí, en Francia, también tengo la gaita esa de que todo producto que se precie inserta en la etiqueta alguna puñetita de esas sobre en medio ambiente: ahora, es lo que vende, pues nos permite ser consumistas, y usar a manta el producto sin tener mala conciencia. Es como esa patraña del comercio justo: hay quien se está haciendo los huevos de oro (Max Havelaar, por ejemplo) con pringadetes que compran más caro porque piensan que con ello ayudan al indigenita que cultiva con todo su cariño café en un páramo de Guatemala.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s