Observatorios de la Nada (Recortes, nº 6)


El caso del profesor Neira, supuesto héroe y supuesto villano, ha servido para llamar la atención sobre una de las más absurdas excrecencias de las administraciones públicas: los llamados “observatorios”, de los que, según información publicada en el diario El Mundo el domingo 12  de septiembre, existen en la actualidad 255, de los cuales 66 dependen de la Administración  Central y 189 de las autonomías. No hablamos aquí de observatorios astronómicos, claro está, aunque su número sí que lo sea, ni tampoco de observatorios meteorológicos aunque haya llegado el tiempo de acabar con ellos. Estos llamados “observatorios” son unos organismos consultivos dependientes de los distintos ministerios o consejerías que se crean cada vez que se piensa que existe determinada demanda social, al menos esa es la excusa oficial. Excusa que resulta difícil de sostener echando un vistazo a los nombres de algunos de ellos y a la descripción de sus competencias:

Observatorio del Flamenco, dependiente de la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco. Su función consiste en “la obtención y análisis sistemático de información y datos objetivos del sector, necesarios para conocer su historia, su estructura, su impacto económico y social y la realidad actual”. Este observatorio tan vital para la sociedad fue creado por la actual ministra de Des-Igualdad, Bibiana Aído.

Observatorio para la Infancia y la Adolescencia del Gobierno de Cantabria. Según el diario El Mundo se presentó en abril de 2008, tiene a una única persona trabajando y hasta ahora sólo ha presentado un informe.

Observatorio de la Convivencia Escolar. De éstos hay varios, uno estatal y otros dependientes de las distintas autonomías. Pero lo más llamativo es que el gallego tiene carácter preventivo porque no se considera que en Galicia haya problemas importantes de acoso escolar o “bullying”. Así que primero se crea el observatorio y luego ya veremos si sirve para algo.

Observatorio de las Migraciones y de la Convivencia Intercultural de la Ciudad de Madrid. Este observatorio con tantas mayúsculas depende del Ayuntamiento de Madrid, lo que me hace pensar que aparte de los 255  que menciona El Mundo es posible que haya algunos más, quién sabe cuantos.

La cosa se vuelve aún más absurda, llegando a ser grotesca, cuando constatamos que estos órganos asesores que son los observatorios pueden a su vez contar con un órgano asesor, como es el caso del Consejo Asesor del Observatorio para la Violencia de Género de la Comunidad de Madrid, del cual era miembro el citado profesor Jesús Neira hasta hace unos días en que Esperanza Aguirre decidió eliminar el Consejo Asesor, pero no el Observatorio. Sobre este sainete ha escrito un excelente artículo mi querido amigo y compañero de UPyD Juan Ramón Sánchez Carballido, el cual reproduzco aquí con su permiso:

El rocambolesco episodio protagonizado días atrás por el profesor Neira a los mandos de su coche ha terminado por eclipsar definitivamente su estrella mediática. Y quienes se apresuraron a auparlo al olimpo de las virtudes ciudadanas, por su gesto admirable frente a la violencia de género, reniegan hoy de él como si del príncipe de los villanos se tratase.

En todo este asunto hay una enseñanza que extraer. Y no nos referimos al desacierto evidente del Partido Popular fichando al último héroe urbano para alto cargo de la Comunidad en un intento por apuntarse el tanto de la defensa de los valores cívicos.

Lo que de verdad debe interesarnos es conocer qué era ese “Consejo Asesor del Observatorio contra la Violencia de Género de la Comunidad de Madrid”, con cuya presidencia el PP había obsequiado a Neira. Y por qué va a resultar tan sencillo prescindir de él. ¿Acaso ha perdido el PP, de golpe, toda su sensibilidad ante el maltrato hacia las mujeres? ¿Hasta el punto, acaso también, de proceder a su desarraigo institucional con tal de no asumir el “papelón” de la destitución del héroe-villano?

Nada más lejos de la realidad. Prestemos atención a las palabras. Lo que Neira presidía era el órgano asesor (Consejo) de un órgano asesor (Observatorio) del Gobierno de Madrid para la violencia de género.

En otras palabras: Neira presidía un organismo superfluo, por más que dotado con su preceptiva asignación presupuestaria. Cándidamente, lo ha venido a confirmar el inefable Francisco Granados. Según el super-Consejero madrileño de Presidencia, Justicia e Interior, la decisión de prescindir del Consejo Asesor del Observatorio que asesora ya se venía barajando en el seno del Ejecutivo… ¡por la duplicidad de las funciones de ambas entidades!

Desde los primeros compases de su fundación, UPyD viene denunciando la duplicidad de funciones entre las diferentes administraciones del Estado como un terreno propicio para el florecimiento de la corrupción y el nepotismo. Amén de una ancha grieta por la que dispendiar una hemorragia de recursos. Sorprendía ya que, en un mismo territorio, tres órganos diferentes pertenecientes a la administración central, autonómica y municipal se encargaran de realizar un mismo trabajo. Pero Esperanza Aguirre ha elevado esta práctica a su máxima expresión y, ahora, es la propia administración autonómica quien se duplica a sí misma, recurre a la clonación de funciones que nunca parecen “dar para tanto” y alimenta la profusión de asesorías con una intencionalidad descaradamente clientelística. “Esperanza: colócanos a todos”… que ya vendrán los ciudadanos a pagar la fiesta.

Lo cierto es que este tema de los Observatorios de la Nada me da una enorme pereza, me parecen la tontería elevada al cuadrado. No he encontrado cuánto gasto suponen para las distintas administraciones, sólo que lo más habitual es pagar dietas a los integrantes. En el caso de Jesús Neira se ha sabido que cobraba 1.020€ por cada reunión a la que asistía, cosa que en promedio ocurría dos veces al mes. De otros he encontrado que el presupuesto anual es unos cuantos cientos de miles de euros, por lo que así a bulto se puede pensar que en conjunto el presupuesto de estos organismos podría ser de decenas de millones de euros. Algo así como el del Senado, paradigma de la inutilidad, que es de 50 millones.

Quizás haría falta crear un Observatorio de los Observatorios de la Administración con la función de “controlar la proliferación de Observatorios y tomar medidas conducentes a la eliminación de aquellos que se consideren superfluos”. Podría contar con una sola persona que emitiera un único informe en el que se recomendara la eliminación de absolutamente todos los Observatorios incluido el mismo que emite el informe. Si me pagan 1020€, como a Neira, me ofrezco voluntario.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuentas del Estado Español y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Observatorios de la Nada (Recortes, nº 6)

  1. Pingback: Lo que he compartido hoy | Navegando con Red

  2. Pingback: Bitacoras.com

  3. Alicia dijo:

    Bueno pero tu sabes que yo soy miembro de la OTIH que es el observatorio tripartito de la ignominia humana, que lo hemos creado dos amigos míos y yo . Y creo que realizamos una función imprescindible elaborando nuestras listas de cosas ignominiosas. Creo que había un vacío que había que llenar.
    Lo peor no son sólo esos observatorios tan tontos , lo peor es que se nombre al profesor Neira para ningún cargo porque es el tipo más abominable del sistema solar,.

    • alexroa dijo:

      No me parece mal que existan observatorios, sino que se financien con dinero público. Yo mismo me constituí una vez en Observatorio de la Mujer, hasta que la Mujer en cuestión (que está riquísima) me puso una denuncia y consiguió una orden de alejamiento. Ahora la observo con prismáticos. Y sí, Neira es despreciable.

  4. Carlos dijo:

    Bien sacado lo de los observatorios, ahora que estamos en tiempos de despilfarro, paro y corrupción (oh dios, si hablo como Ansar¡¡).

    Son célebres los trece asesores de Ana Botella, y los 600 de Alberto Ruiz Gallardón. Cada asesor tiene a su vez una docena de asesores, lo cual nos da un ejército invencible de 8000 asesores.

    El otro día eché mi curriculum para asesor y para observador, porque puse que mi nivel de asesor era medio alto, lo puse debajo de lo de nivel de informática: usuario, coló y me cogieron. Actualmente me asesoro a mi mismo en un lujoso despacho y me pagan muy bien con lo que sobra de Gürtel. Y dicen que no hay trabajo, puede que la construcción haya bajado, pero el sector de asesores y observadores está en pleno auge. He descubierto que soy un corrupto y me voy a denunciar a mi obsevatorio, pero como yo soy mi observatorio me voy a callar como un putas.

    • alexroa dijo:

      Ten cuidado, que empiezas hablando como Ansar y acabas haciendo 2.000 abdominales al día, que eso no puede ser nada bueno, te salen una especie de cuadraditos en la tripa. Yo soy más bien de abdominal único, es mucho más ergonómico.

  5. Malonso dijo:

    Oí decir por la tele a uno muy conocido pero que no me acuerdo quien es., que los estudiantes dan un nivel muy alto cuando terminan la carrera. Vam os que aciertan si una cosa eas blanca o negra siempre que haya otra opción que ponga “depende”. Con los observatorios pasará igual que no serán ni buenos ni malos, serán solamente depende. Pero claro cuando hay abundancia de lo mismo con distintos nombres te armas un lío y no sabes para que sirve ninguno. Vamos que vas de ventanilla en ventanilla preguntando y no te enteras. ¿Se enterarán ellos mismos de lo que hacen?
    Pero ¡qué bonito quedan tantos nombres y tan variados!. En cuanto a los personajes y personajillos que cobran del estado y de nuestros impuestos,( que yo los pago) son tantos que ya se pierde uno. El eliminador que los elimine buen eliminador será. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s