Más sobre las primarias de UPyD, en Madrid y en general


Mi buen amigo Manuel, que se quedó con ganas de obsequiarnos con sus habilidades para la danza (¡el horror! ¡ el horror! …) durante el sarao que organizamos el pasado domingo en Torrelodones dentro de la campaña para dar a conocer al candidato a cabeza de lista de la Asamblea de Madrid, Luis de Velasco (que vayan temblando Espe y Tomás Gómez), ha escrito un comentario de lo más sustancioso a mi anterior post, que dice así:

Yo estoy por Luis de Velasco, pero es obvio decir que cuando me metí en este baile hace tres años no fue porque, ni para que, él fuera el candidato a la Asamblea de Madrid. Creo que es algo que todos debemos tener siempre presente y, en consecuencia, actuar con “miaja conocimiento” al día siguiente de las primarias.

Como la cosa tiene bastante “chicha”, en vez de responder en los comentarios del mismo post, mejor creo uno nuevo y así me puedo extender debidamente.

Por supuesto que no hay interpretar la afirmación de Manuel literalmente, y no me refiero a lo de que “está por Luis de Velasco” (¡ejem!), sino a lo de que no se metió “en este baile hace tres años porque, ni para que, él fuera el candidato a la Asamblea de Madrid“. Es obvio que esto no es posible pues Luis de Velasco se afilió en diciembre de 2008, algo más de un año después de la creación de UPyD, tal y como él mismo nos cuenta en su presentación en la página oficial www.tucandidato.es. Así que entiendo, Manuel, que lo dices en sentido figurado, que no estás en UPyD para que alguien en concreto ocupe cargo alguno. O quizá vayas más allá y pienses que no deberíamos estar en las instituciones, aunque eso no tendría mucho sentido, ya que somos un partido político, no una ONG o similar.

Si es lo primero, no puedo estar más de acuerdo contigo. Tampoco yo estoy en esto para que nadie en particular, ni siquiera yo, ocupe cargo alguno. De hecho, cuando me apunté a UPyD no conocía a nadie, salvo a Rosa Díez y a Savater, además de a Boadella y a Vargas Llosa, que creo que nunca han sido afiliados. Pero como dice el gran José Mota, cada día más grande, si hay que ir, se va. Vamos, que no tendría sentido renunciar a participar en las instituciones y ya que hay que hacerlo hay que enviar a la gente más presentable posible. Con lo que siempre he tenido mis dudas, y las mantengo, es con que nos presentemos a las elecciones municipales, o al menos que no se haga de manera muy controlada, porque nos podemos llevar cada sorpresa luego… En fin, eso ya se verá, y otros más sabios que yo, o por lo menos con más mando en plaza, son los que tienen esa decisión en sus manos.

Pero en donde no podemos faltar es en el Parlamento Nacional y el Europeo, que ya los tenemos cubiertos, y en los autonómicos. Y desde luego Madrid es clave. Nos jugamos muchísimo, literalmente el todo y la nada por aquello de que con un 5% de votos conseguimos 6 escaños, pero con un 4,99% no obtenemos ni uno. Y aunque ya superamos la barrera del 5% en las elecciones europeas del año pasado, más del 6% en realidad, no tenemos asegurado repetir resultado en las autonómicas, tan polarizadas entre los partidarios de Esperanza Aguirre y los “tomasistas”. Por cierto que a su vez los “tomasistas” derrotaron a los “trinitarios”. No es coña, así se ha llamado a los partidarios de Gómez y Jiménez, que más que bandos políticos parecen órdenes religiosas o algo así. Si le añadimos los “aguerridos esperancistas” sólo falta que aparezcan los adventistas del Séptimo Día y ya tenemos a la pandilla completa.

Pero a lo que íbamos, que me disperso. Puesto que tenemos claro que nos presentamos en todas las elecciones autonómicas (ya lo hemos hecho en Andalucía, Galicia y País Vasco, donde conseguimos un diputado, Gorka Maneiro, el mes que viene en Cataluña y dentro de siete meses en el resto de autonomías) hay que apoyar al que salga elegido, faltaría más, pero antes de llegar a eso hay que trabajar para que salga elegido el mejor candidato de entre los que se presentan, que es en lo que yo ando estos días, compinchado con la “Banda de los Cuatro” más el quinto beatle.

Y además de tener eso claro, creo que también hay que tener claro algo más: nuestro interés no tiene por qué ser necesariamente “hacer lo mejor para UPyD”, socorrida coletilla que habría que poner en cuarentena. Porque seguro que todo lo que hacen en el PP o en el PSOE creen hacerlo porque es lo mejor para su partido, y lo mismo podría decirse del PNV, de CiU, de ERC o de cualquier otro. Aún más, estoy convencido de que los miembros del GIL, el partido creado a su grotesca imagen y semejanza por el difunto Gil y Gil, o los afiliados de Unión Mallorquina, la banda de María Antonia Munar y sus secuaces, también han actuado motivados por conseguir lo mejor para sus respectivos partidos, y ahí los tenemos a todos ahora, en mayor o menor grado de acercamiento a un confortable apartamento por cuenta del Estado para los próximos años.

Así que no se trata ni de colocar a nadie en las instituciones ni de hacer lo mejor para UPyD. Se trata de cumplir con lo que dijimos cuando nos metimos en esto: que UPyD habría de ser un partido instrumental por medio del cual conseguir unos objetivos relacionados con la regeneración democrática. Para ello hace falta estar en las instituciones, en todas las que sean decisivas, que básicamente son los parlamentos, nacional y autonómicos. Y si eso es bueno para UPyD como partido, pues estupendo porque así podremos ir a más. Y si es bueno para algunas personas en concreto pues aún más estupendo, siempre que esas personas lo merezcan. Y si creo que lo merecen, yo me alegraré por quienes salgan elegidos, como me alegré en su momento por Rosa Díez, por Gorka Maneiro y por Francisco Sosa Wagner, nuestros pioneros en la llegada a las instituciones. Tras ellos vendrán otros, puede que varios cientos de golpe el próximo 24 de mayo, y ya no los conoceremos a todos por su nombre, pero seguirán siendo unos pioneros: los primeros en llegar a sus respectivos parlamentos o ayuntamientos. Espero que ninguno nos salga rana.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política nacional y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Más sobre las primarias de UPyD, en Madrid y en general

  1. Por las muchas veces que he hablado con Manuel a lo que se refiere es explícitamente a lo que citas en tu último párrafo, que UPyD inició su andadura por un proyecto de país, y la mayoría nos adherimos a ese proyecto, no por obtener plazas autonómicas o municipales.

    Por supuesto, es necesario ese paso de estar en las instituciones para cambiar el país, no solo desde el Congreso de los Diputados hacia abajo, sino también desde los municipios hacia arriba, por eso principalmente estoy convencido de que es bueno que entremos en los ayuntamientos, no para centrar nuestra acción política en rotondas y fuentes, sino en gestión eficaz, transparencia, cambios legislativos propugnados desde todos los ámbitos.

  2. Pingback: Lo que he compartido hoy | Navegando con Red

  3. manuel ruiz dijo:

    Apreciado Maese Roa:

    Antes de nada he de agradeceros la deferencia de comentar mi humilde participación mediante nuevo, rápido y exclusivo pergamino. Cosas son estas de la comunicación electrónica que nunca dejarán de maravillar a un escribano como este su seguro servidor que, hasta hace breve, solicitaba a grandes voces “recado de escribir” cada vez que sus antiguas obligaciones como Portavoz del Comarcal le obligaban a poner en corros y mentideros alguna noticia relacionada con nuestra difícil e ilusionante empresa. Comprendí entonces, y sigo haciéndolo ahora, que me relevarais raudamente de mis obligaciones para con los voceros de la plebe, reduciendo mis presentes intervenciones a esas muy artísticas danzas a las que Vuesa Merced se refiere y cuyo repertorio, por cierto, se verá muy pronto acrecentado con soberbia interpretación de “los Pajaritos” que, sin lugar a dudas, será ideal complemento del ya tradicional “Aserejé”. La combinación de manos, codos, palmas y graciosos giros descendentes de cadera que poco a poco voy consiguiendo en esta mi segunda interpretación, serán a la postre seguro de altas cotas de expresividad artística.

    Dicho cuanto antecede, he de aclarar que mi opinión, como acertadamente expone el muy ilustre candidato villalbino Don Fernando Tellado, popularmente conocido como “Lechuza” o “El Insomne” (¡ese hombre no parece reposar nunca, pardiez!, se fue de mi casa a las 22,30 y a las 0´40 ya estaba escribiendo en vuestro electrónico pergamino, pese a tener en su morada, me consta, esposa, hijos, perra y trabajo) mi opinión, decía, siempre fue dirigida a defender el indudable carácter nacional de nuestro proyecto llegando incluso, al igual que Vuesa Merced confiesa, a albergar hace tiempo dudas sobre la idoneidad de batirnos en lides locales ante resabiados adversarios, curtidos en mil refriegas, y muy especialmente ante el propio estupor que al poco de ingresar en esta hueste me causaron algunos de sus componentes. Vos, como tantos, sabéis sobradamente a quienes me refiero.

    Como el resto de damas y caballeros de la mesnada sobradamente conoce, la presencia masculina entre nuestros efectivos es, o al menos lo sigue siendo en aquestos feudos desde los que os escribo este billete, muy mayoritaria, y esa circunstancia siempre me ha hecho temer que, antes o después, con mayor o menor frecuencia, incurramos en uno de los para mi mayores errores del sexo (que no género) masculino: la PRECIPOTACIÓN que, como fácilmente entendereis, no es otra cosa que el resultado de adoptar decisiones no precisamente con base en lo que nuestra mientes nos recomienden, sino más bien movidos a reacción por otros no tan recomendables, aunque sí queridos, órganos de nuestro cuerpo. Yo, sin ir más lejos, he de admitir que me he precipotado en diversas y múltiples ocasiones en mi vida, y que sólo la presencia a mi lado de mi Señora Dña. María evita que lo haga con mayor asiduidad. ¿Sería precipotado aventurarnos en la contienda de las villas, sin previos posicionamientos en los burgos y feudos a los que éstas pertenecen? Pero el tormento de la duda ya no existe pues, como bien dice Vuesa Merced, la decisión ya ha sido tomada y como tal se habrá de respetar. Maese Tellado, por otra parte, hace también oportuna glosa acerca de las diferencias y posibilidades de cambiar los panoramas tanto de “arriba a abajo” como de “abajo a arriba”.

    Quise decir y digo, que la lid que hoy nos ocupa no es tanto la de decidir si entramos o no en batalla sino, antes bien, decidido como está que a la batalla iremos, de lo que se trata es de concordar quien en ella habrá de ser nuestro Capitán, por lo que, en mi ya mermado juicio, carece de sentido, salvo excepciones que precisamente anteriores y muy personales batallas puedan puntualmente justificar, tornar a la retaguardia en el momento de la lucha si el elegido no es aquel bajo el que idealmente hubiésemos deseado cruzar nuestras espadas con la adversaria hueste.

    Por eso, como siempre, pido paciencia (incluso la que a mi a veces me falta) y un actuar carente en todo sentido de precipotación, para que los objetivos que nosotros mismos nos marcamos cuando en esta nao nos embarcamos ha ya tiempo no se vean enturbiados ni distraídos por, aunque legítimas, particulares objeciones.

    Y cesen las damas en sus sonrisas y comidillas acerca de la precipotación citada, que si el dueño del medio a ello me autoriza en próxima edición habré de comentar de lo que a ellas igualmente afecta y limita: la IVAGINACIÓN.

    • alexroa dijo:

      Abrumado me hallo ante tamaña disertación, así que sólo diré que, “si el elegido no es aquel bajo el que idealmente hubiese deseado cruzar nuestras espadas bajo la adversaria hueste”, igualmente cumpliré con lo que creo que es mi deber para con UPyD, el partido que me ha cobijado bajo sus alas. O sea, hacer lo posible porque sea el partido que debería ser. Lo demás es secundario, o accidente que diría Aristóteles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s