Televisión pública en España: la madre de todos los dispendios (Recortes, nº 7)


Imagen tomada de: http://yoreme.files.wordpress.com /2009/10/derroche.jpg?w=387&h=400

Dentro de la intermitente, aunque no interminable, serie “Recortes”, publico en esta ocasión un excelente artículo sobre el escandaloso derroche que suponen las televisiones públicas. Su autor, mi querido amigo y compañero de tantas batallas upeyderas, Juan Ramón Sánchez Carballido, experto en asuntos de telecomunicaciónes, entre otros varios talentos. 

Fue ante el Consejo Económico y Social (CES) y en presencia del superministro Rubalcaba. Valeriano Gómez, flamante titular de Trabajo e Inmigración, advertía el pasado 15 de octubre que los jubilados deben hacer “sacrificios” (léase: aceptación de la congelación de sus pensiones) para que la actual crisis resulte lo “más corta posible”.

La ocurrencia, amenaza más bien, venía casi a coincidir –que ya es casualidad- con un enjundioso informe de la consultora Deloitte. Realizado por encargo de la asociación de televisiones UTECA, sus cuantificadores se comentan por sí solos:

  • A pesar de los incesantes bloques publicitarios, las cadenas públicas españolas se financian en un 50% a través de los Presupuestos del Estado.

  • Sólo en 2009, el conjunto de las televisiones públicas que operan en España costaron a los ciudadanos 2.134 millones de euros. Las subvenciones públicas (1.361 Millones de euros) experimentaron ese año un incremento del 26% respecto a 2008.

  • Cada hogar español cotiza 187 euros anuales para el sostenimiento de este despropósito. El incrementó respecto al ejercicio anterior fue del 11%. Sólo en Alemania los ciudadanos pagan un precio más alto, mientras que las cifras de Italia, Francia y el Reino Unido están muy por debajo de las nuestras.

  • En 2009, las TRECE cadenas autonómicas sólo pudieron reducir sus pérdidas de explotación en un 6%. En 2010, la estimación del coste de todo este entramado audiovisual autonómico supondrá para las arcas del Estado unos 1.900 Millones de euros. En 2009, nos costaron ya 1.600 Millones de euros.

1.600 Millones de euros: una cifra superior a la obtenida gracias a esa vergonzante congelación de las pensiones que tanto excita al ministro Gómez. Ergo: el “sacrificio” de los pensionistas apenas llegará para saldar la dispendiosa voracidad de nuestra “televisión de cercanía”. El resto habrá de cubrirse con la subida de impuestos, como en el caso del IVA, y con la penalización impositiva a sectores adyacentes de la economía, como en el caso de las Telecomunicaciones.

Estas cuentas han promovido una auténtica revuelta en la prensa escrita. Polémica de la que se mantienen convenientemente ajenos, por razones fácilmente discernibles, los grandes partidos políticos hegemónicos. A pesar de que las reflexiones publicadas inviten de manera perentoria a la toma de postura política. Tal es el caso del lúcido editorial del diario Expansión publicado el pasado 16 de octubre, que extractamos a continuación:

  • Las televisiones autonómicas nacieron en España con el objetivo fundamental de coadyuvar al poder político que las engendró.

  • Esta servidumbre que se ha traducido en unas estructuras hipertrofiadas, muy politizadas, al servicio de la propaganda de los Gobiernos regionales de turno. El editorialista evita, con dudoso criterio, cualquier referencia a las redes clientelares que estas “estructuras hipertrofiadas” han hecho medrar a su sombra.

  • El imparable aumento de las subvenciones a las televisiones autonómicas las han convertido en un artículo de lujo que contradice la lógica de la austeridad que habría de imperar en la actual coyuntura de crisis.

  • El discurso sobre la necesidad de esta modalidad de difusión pública pierde su justificación ante la enorme oferta televisiva, incrementada en los últimos tiempos con la llegada de la TDT, a lo que habría que añadir la expansión de la IPTV (televisión vía Internet).

Sería necesario añadir, con carácter liminar, las estrepitosas carencias de los modelos de gestión de las televisiones autonómicas. Así, las televisiones públicas gastan 34 Millones de euros por cada punto de cuota de pantalla, cantidad que se eleva hasta los ¡121 Millones de euros! en el caso de las autonómicas. Y similar relación existe, según Javier Montalvo, en los ingresos logrados por cada punto de audiencia, en los que las privadas obtienen el doble de rendimiento económico.

¿Qué hacer? La lógica de los tiempos urge a abrir el debate sobre la privatización de las televisiones públicas. Seguramente, a tenor de lo expuesto, esta afirmación de alto bordo no resulte en exceso atrevida. Salvo a ojos del escéptico, tal vez, y bajo la condición de no eludir la responsabilidad por más tiempo, so pena de acabar empobreciendo la capacidad política para afrontar el proceso privatizador sin incurrir en mayores hipotecas y nuevas deudas cuyo enjuague resulte inasumible para el mercado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Colaboraciones, Cuentas del Estado Español y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Televisión pública en España: la madre de todos los dispendios (Recortes, nº 7)

  1. Pingback: Tweets that mention Televisión pública en España: la madre de todos los dispendios (Recortes, nº 7) | Política (i)lógica: el blog de Alex Roa -- Topsy.com

  2. Juan Ramón dijo:

    Gracias, Álex, por tu cálida “entradilla”.
    Sin duda, este tema resulta un auténtico filón para el debate político.
    Rajoy acaba de descolgarse con el anuncio de una Proposición de Ley para permitir a las CCAA privatizar sus canales de televisión. Este tipo es la monda. Ante el revuelo que ha levantado la publicación de los datos pertende, una vez más, “nadar y guardar la ropa”. Y procede por elevación, aunque en sentido inverso: haciendo reacer la toma de postura sobre la privatización no en los órganos nacionales del PP sino en los regionales, evitando pronunciarse abiertamente y sin ambages sobre la materia. Es un ejemplo más, aunque sumamente revelador, de lo que veniamos diciendo en UPyD desde hace años: que el PP carece de un discuros unificado e igualmente válido para todo el Estado. Con esta propuesta podemos asistir al espectáculo surrealista de una mayoría “popular” del Parlamento gallego -pongamos por caso- decidiendo privatizar el canal de televisión regional frente a un PP de Valencia o Castilla y León que decidiera abstenerse de hacerlo. Como si el problema de la hemorragia económica que suponen estos juguetes audiovisuales para las arcas del Estado revistiera distinta gravedad en función de la longitud y la latitud y no de un problema de fondo, y de calado, con visos de universalidad.

  3. David dijo:

    Y aparte de los aspectos púramente económicos, considero que el tratamiento sesgado y partidista de la información que hacen las televisiones autonómicas ( a mi me toca sufrir TeleEspe) es un insulto a la ciudadanía 24 hrs al día 7 días a la semana.

    • alexroa dijo:

      Cierto, insultan a nuestra inteligencia al mismo tiempo que saquean nuestros bolsillos y se reparten los cargos como caramelos. Las televisiones públicas son el paradigma de lo que NO debería ser la política.

  4. Juan Ramón dijo:

    Y la bola sigue creciendo. El diario Público le saca esta mañana los colores a la televisión de Esperanza Aguirre:

    • Telemadrid acumula pérdidas por valor de 22 Millones de euros.
    • El conjunto de las reuniones de su Consejo de Administración costaron a los contribuyentes 548.000 euros sólo en 2009.
    • Cada Consejero cobra 1.376 euros por asistir a una de estas reuniones.
    • El salario anual del Presidente de dicho Consejo, Manuel Soriano, fue de 109.000 euros. Soriano es el exjefe de prensa de Aguirre.
    • Los miembros de la Comisión Permanente (Presidente más un representante de PP, PSOE e IU) se reunen entre dos y cuatro veces al mes.

    Después del Presidente, el Consejero mejor pagado es José Antonio Moral, de IU. ¿Se entenderá mejor ahora el escaso celo de la formación comunista por reclamar la indispensable reforma de la Ley Electoral?

  5. Alicia dijo:

    Si las televisiones públicas las pagamos todos , quiere decir que también pagamos la capa esa que Ramón García lleva nochevieja tras nochevieja cuando retrasmite las uvas???Y por qué lleva una capa si no es un superhérioe??? O sí lo es ???En tonces si le empujamos podrá volar?????Bueno, en fín.. Todo esto me parece horrible y más si tenemos en cuenta que la televisión publica es un rollazo y que sólo ponen documentales y cosas rollos para gente rollo, y hay un telediario por las noches en Telemadrid que es una auténtica verguenza. y que no se entiende nada de lo que dicen

    • alexroa dijo:

      No estoy seguro de lo de la capa de Ramón García. Habría que hacer la prueba de empujarle desde lo alto del pirulí. Si vuela, estupendo, significa que tu teoría era acertada. Si no vuela, mejor todavía.

  6. manuel ruiz dijo:

    ¡Ay, amigos, dulce es vuestro deseo!
    ¡Y en qué crítico día se traslada!
    Porque hoy tengo el alma, de cansada,
    dispuesta a abandonar el forcejeo.

    Hoy es la vida el torpe saboreo
    de una aparente miel equivocada,
    una rastrera, cruel, dulce balada,
    que hace dudar de todo lo que creo.

    Pero habrá de seguirse en el paseo
    mientras no estén las fuerzas agotadas.
    Un poco de aire fresco y … ¡ya me oreo!

    Disculpad mi respuesta desmayada.
    No estoy en un momento de apogeo.
    Tengo la entraña un poco desgarrada.

    Perdonad el soneto y mi anacrónica intervención rimada, pero a veces se siente uno “asín” de cansadito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s