El Cupo Catalán


Artur Mas i Gavarró tiene cara de presidente. Hace mucho que la tiene, en realidad, puede que naciera con ella. Ya la tenía, desde luego, cuando hace casi diez años Jordi Pujol le nombró Conseller en Cap de la Generalitat, un título de raigambre medieval, al gusto del nacionalismo catalán y asimilados, equivalente a Primer Ministro, reservándose el propio Pujol el de President como si Cataluña fuera una república presidencial.

Las cosas no salieron como estaban previstas y aunque en las elecciones del 2003 y del 2006 Convergència i Unió, el partido liderado por Artur Mas tras la retirada de Pujol, fue el triunfador tanto en votos como en escaños, una coalición de los tres partidos de izquierda se hizo con el gobierno de la Generalitat. Tras el fracasado experimento del tripartito liderado (es un decir) por el PSC, primero con Maragall y luego con Montilla, las elecciones autonómicas del pasado día 28 de noviembre han dado una mayoría suficientemente amplia a CiU para que Artur Mas pueda asumir su “destino manifiesto”, aquel para el que le señaló Jordi Pujol un 31 de enero del año 2001.

Artur Mas tiene hoy más cara de presidente de la que tenía entonces. Quizá los siete años de oposición le han sentado bien. Si las monedas acuñadas en España en vez de la cara del Rey Juan Carlos I llevaran las de los presidentes autonómicos, cada uno en su autonomía (todo se andará), el perfil kennediano de Mas, con ese recio mentón y ese exuberante tupé, sería de los que mejor quedarían. Mucho mejor, desde luego, que el de su antecesor y todavía presidente de la Generalitat, que sólo presenta rasgos distintivos cuando lleva las gafas puestas, o que el de los dos anteriores presidentes, tan peculiares físicamente como dotados de otros grandes talentos, el de tener toda Cataluña en su cabeza en el caso de Pujol, y el de … esto … hum … Bueno, seguro que Maragall también tenía algún talento en particular, además del de masticar las palabras, aunque ahora no me acuerdo de cuál.

Artur Mas tiene cara de presidente de los que duran en el cargo. Ya ha anunciado que no permanecerá en él más de tres legislaturas, lo cual parece muy apropiado porque de aquí a doce años habrá cumplido la edad de jubilación reglamentaria. En doce años da tiempo a muchas cosas y Artur Mas ya ha anunciado cuál es su objetivo número uno: no la independencia de Cataluña sino algo que parece menos pero que en realidad es más (o Mas), la consecución para Cataluña de un concierto económico similar al vasco y al navarro.

Para quien no lo sepa, el País Vasco y la Comunidad Foral de Navarra tienen un régimen de financiación diferente del del resto de España. Un régimen que se basa en supuestos derechos preconstitucionales que la Constitución del 78 admitió como excepcionales. Según este régimen ambas autonomías reciben su parte de los impuestos recaudados en España y luego pagan al Estado por las competencias no transferidas que éste presta en ambos territorios. Este pago es lo que se conoce como el Cupo Vasco y la Aportación Navarra, respectivamente.

Este sistema, en principio, no tendría porqué estar mal, dejando aparte el que se base en derechos preconstitucionales, pero de hecho el método de cálculo que se ha aplicado desde que entró en vigor, en el año 1981, ha subvalorado de modo muy importante el coste del Cupo y de la Aportación, dando lugar a una transferencia implícita desde el resto de España a esos territorios. Según los cálculos del grupo de economía de UPyD, reflejados en el Programa Electoral del año 2008, la metodología de cálculo del Cupo Vasco supone una infravaloración de 2.060 millones de € anuales en la cantidad que el País Vasco debe pagar al Estado, mientras que la que se aplica a la Aportación de Navarra implica una infravaloración de 644 millones de € al año.

Suponiendo que Artur Mas consiga su propósito, que bien puede ser si los próximos gobiernos centrales siguen sin contar con mayorías absolutas en el Parlamento, y teniendo en cuenta que la población de Cataluña, siete millones y medio, triplica la del País Vasco y Navarra juntos, el “Cupo Catalán” podría suponer igualmente el triple de la suma del Cupo Vasco y de la Aportación Navarra, algo así como 8.000 millones de € anuales que dejarían de recibir el resto de los ciudadanos españoles. Probablemente nos saldría más barata la independencia de Cataluña. O quizás no, pero seguro que a los catalanes sí que les saldría más cara.

Artur Mas i Gavarró tiene cara de President de la Generalitat. A lo mejor tarda cuatro años, puede que necesite ocho o quizás necesite apurar los doce que ha anunciado que permanecerá en el cargo, pero creo que es muy posible que consiga su propósito si alguien no lo remedia. Puede que a partir del 2012 tenga enfrente a un gobierno del PP con mayoría absoluta en el Congreso si las cosas continúan como hasta ahora, con el hundimiento estrepitoso del PSOE. Pero quizá en el 2016 CiU vuelva a tener la llave del Gobierno de España. Y si no, en el 2020.  No ha de haber prisa para conseguir un objetivo de tal envergadura, sólo paciencia y tesón, las cualidades de las que presume Artur Mas, futuro Conseller en Cupo de la Generalitat.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política nacional y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a El Cupo Catalán

  1. Jose dijo:

    Cuando oigo o leo lo de ‘los derechos históricos’ de las comunidades, i) se me ponen los pelos como escarpias y echo un vistazo a la cartera, calculando mentalmente cuántos euros habrá que apoquinar esa vez, e ii) me acuerdo de la ‘pobre’ duquesa de Alba, tan injustamente discriminada. Porque si derechos tienen Navarra y el País Vasco sólo por su historia, qué razón hay para que no se los reconozcamos a la mujer que tiene más títulos que el mismo rey, según leí una vez. Tan racionales o democráticos veo unos como otros (bien, hago trampa, sí, pues unos vienen recogidos democráticamente en la constitución y los otros no, una mala tarde la tuvo cualquiera, también en el 78). Y ahora, como bien profetizas, llega Mas. Y vuelvo a mirar la cartera.
    Oye, qué paisaje tan chulo nos enseñas. Sólo falta que digas que desde tu casa se puede llegar pedaleando hasta allá, y si además hay otras pistas ciclables (con perdón, pero es jerga biker (perdón again)) por la zona, ni te cuento.
    Me dijeron una vez que quien usa paréntesis en un texto es que adolece de carencias gramaticales o sintácticas. Cómo me acuerdo de aquel tipo cada vez que escribo más de tres líneas.

    • alexroa dijo:

      Pues sí que se puede llegar en bici, de hecho por aquí hay unas pistas de lo más ciclables aunque últimamente no las frecuento (y no te preocupes, a mí también me pasa (lo de los paréntesis, digo) y no creo que sea una carencia gramatical, pero por si acaso iré a ver a mi Académico de la RAE de cabecera).

  2. manuel ruiz dijo:

    O a lo mejor tenemos suerte y vale para algo lo que estamos haciendo y a D. Arturo Mas le cambia el apellido por el de “menos”, porque ¿para qué estamos aquí los galos de UPyD sino para paliar tamaño desatino?

  3. José Luis Zamarriego Guñalóns dijo:

    Lo de “Conseller en Cupo”, una genialidad de Alex que deja pequeño el título que le otorgó Jordi Pujol.

  4. Alicia dijo:

    Pues a mí el Artur Mas me da como un poco de grima, no sé, me parece que lleva peluquín y que sus dientes son postizos. Y efectivamente tiene cara de presidente pero de presidente americano, o de cantante de country americano, y también podría protagonizar Dinastía o Dallas o alguna serie de esas. No me gusta mucho. Vaya, creo que estoy frivolizando otra vez. (Pero Alex,¿ tú no me dijiste que lo se escribía entre paréntesis era para que los demás no pudieran leerlo? Entonces según eso(esto no lo puede ver ni Jose ni los demás , verdad??) ¿¿¿Y los corchetes ?? Son para hablar más bajito aún o sólo se usan en las operaciones matemáticas???’ Por cierto dónde diablos están los corchetes en el ordenador??!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    • alexroa dijo:

      Antes Artur Mas tenía pinta de jefe de planta del Cortinglés pero con los años se le ha puesto cara de presidente americano como tú dices. Con unos años más podríamos verle en la teletienda vendiendo cuchillos y esas cosas. (Y sí, efectivamente, los paréntesis son equivalentes a hablar bajito, pero hay gente que tiene muy buen oído. Los corchetes en mi teclado están en “Alt Gr”+”`”y “Alt Gr”+ “+”. En el tuyo no sé.)

  5. Jose dijo:

    Me da que la foto no es de este año, ni del pasado, ni del otro…parece el primo de Neil Diamond. Recién vi unas fotos suyas hechas mientras nadaba en la piscina, y poco tenían que ver con ésta, patrocinada por colgate. Alicia, espero que no hayas utilizado los paréntesis para contar secretos inconfensables al blogmaster. Si sí lo hiciste alguna vez, haz el favor de repetírselos, pues yo me los perdí.
    [Corchetes], a la diestra de la pe.

  6. Jose dijo:

    Vaya, adelantáronseme.

  7. manuel ruiz dijo:

    ¡Ahí has estado fantástico, José! ¡nada menos que una referencia al mismísimo Nelio Diamante! Su solo conocimiento nos hace indudables merecedores, a ambos, de todas las tarjetas vigentes con descuentos para la tercera edad.

    • alexroa dijo:

      (Esto de que mis proyecciones mentales conversen entre ellas me inquieta. Eso sí, menudas proyecciones mentales más carrozas tengo)

  8. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s