No sólo de gambas vive el turismo (Un programa para Guadarrama. Tercera parte)


El 90% del término municipal de Guadarrama, uno de los más extensos de la Sierra de Madrid, se encuentra sin urbanizar y bajo la protección de diversas figuras legales: Lugar de Interés Comunitario (L.I.C.) del Guadarrama que incluye además de las orillas del río, el embalse de la Jarosa y su entorno montañoso;  Monumento Natural de Interés Nacional en el caso de la Peña del Arcipreste de Hita y sus inmediaciones; y montes preservados, que ocupan una gran proporción del término municipal. El Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (P.O.R.N.) de la Sierra de Guadarrama excluye entre las figuras de máxima protección (o sea, la propuesta de Parque Nacional recientemente aprobada por el Gobierno de la C.A.M.) todo el término municipal de Guadarrama, si bien incluye el entorno de la Jarosa en la zona de Preparque.

A pesar de su gran interés desde el punto de vista de la Naturaleza y aún desde el histórico y artístico, se puede considerar que Guadarrama está infrautilizada como destino turístico, algo muy palpable si lo comparamos con los vecinos municipios de Cercedilla, Navacerrada o San Lorenzo. De un modo general, puede decirse que Guadarrama es considerado como un lugar de paso cuyo mayor atractivo es su oferta gastronómica, pues son varios los afamados restaurantes que frecuentan los visitantes de un día, entre ellos uno especialmente renombrado por sus gambas.

Consciente sin duda de estas carencias, el Ayuntamiento, en colaboración con la Asociación de Comerciantes y Empresarios de Guadarrama, la Consejería de Cultura y Turismo de la C.A.M. y el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, puso en marcha recientemente el Plan de Dinamización Turística de Guadarrama, una serie de actuaciones no demasiado ambiciosas que se están desarrollando en tres fases, entre los años 2009 y 2011. Más recientemente, y fuera de este Plan, se ha adjudicado a una empresa especializada la creación de un parque multiaventura de esos con tirolinas, puentes y demás en la zona conocida como “Las Encinillas”, donde hay unos pequeños embalses. Esto último ha sido bastante sorpresivo para los vecinos de Guadarrama pues su gestión no ha tenido la adecuada publicidad. Su justificación parece estar sobre todo en la imperiosa necesidad de financiación del Ayuntamiento, que tras firmar un convenio con el Canal de Isabel II que ahora se encarga del suministro de agua y de cobrársela a los vecinos mucho más cara, y con el Corte Inglés para la construcción de un Supercor en los terrenos del antiguo campo de fútbol, sigue buscando fuentes de ingresos de modo casi desesperado.

La instalación del parque de multiaventura podrá ser más o menos acertada y el Plan de Dinamización, aunque tímido, apunta en la buena dirección. Porque lo cierto es que Guadarrama necesita imperiosamente un impulso a su oferta turística para dejar de ser ese lugar de paso, atravesado por la antigua nacional VI, actualmente una vía urbana. Una vía urbana que se corta durante varias semanas al año durante las fiestas y otros acontecimientos . Hoy mismo lo está con motivo de los carnavales.

¡Mucho mejor sin los coches!

Y si se puede cortar durante algunas semanas, desviando el tráfico por otras calles sin grandes problemas, parece evidente que se puede hacer permanentemente. Las nuevas salidas de la A-6 que permiten evitar Guadarrama sin necesidad de pagar el peaje, y el trazado de nuevas calles que circunvalan el centro, permitirían peatonalizar el tramo central de la calle principal del pueblo sin mayores complicaciones. Y si hubiera algún obstáculo de tipo administrativo habría que trabajar en allanarlo. De este modo Guadarrama podría tener una amplia zona peatonal a ambos lados de la Plaza Mayor, lo que sin duda favorecería a la hostelería y al comercio, permitiendo crear lo que se conoce como un “centro comercial abierto“. Sería necesaria una estación de autobuses, que en estos momentos paran en la misma Plaza, pero sobre esa cuestión trataremos en otra entrega.

Y por lo que se refiere al desaprovechado entorno natural, no parece que la mejor manera de ponerlo en valor sea con la construcción de un parque multiaventura, algo bastante agresivo con el medio natural. Y es que aunque Guadarrama no tiene grandes cumbres, sí permite hacer estupendas excursiones a pie, a caballo o en bicicleta por sus muchos caminos, que incluyen diversos ramales de la Cañada Real Segoviana. Uno de ellos, por cierto, pasa por la estación de Tablada, un apeadero de la línea Madrid-Segovia situado a mitad de la subida al Alto del León y en el que los trenes paran tan sólo tres veces al día en cada sentido.

El apeadero de Tablada, recientemente restaurado por el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), tuvo mejores tiempos cuando la principal oferta turística de Guadarrama eran los numerosos balnearios que había en la subida al puerto, algunos de ellos convertidos hoy en día en residencias de la Tercera Edad y algunos otros abandonados y ruinosos. Podría potenciarse como origen de rutas de Naturaleza adecuadamente señalizadas, como se hace en otros lugares cercanos como el Valle de la Fuenfría en Cercedilla o el de la Barranca en Navacerrada. Podría edificarse allí una caseta informativa que complementara el Centro de Interpretación Turística proyectado en el Parque del Gurugú, a la salida de Guadarrama en dirección al puerto.

En fin, son muchas las cosas que podrían hacerse para fomentar el turismo y el comercio en Guadarrama, para que resulte un lugar atractivo en todos los sentidos para los propios vecinos del lugar y para los visitantes, sea que vengan para unas horas, para un día o para estancias más largas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política municipal y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a No sólo de gambas vive el turismo (Un programa para Guadarrama. Tercera parte)

  1. Jolis dijo:

    Sin duda ninguna (como decía el famoso político) Guadarrama debe “estar en el mapa” (como tu bien has dicho en muchas ocasiones). Es curioso cómo con unas cuantas iniciativas, la mayoría sencillas y asequibles, se podría dinamizar la vida del pueblo y atraer visitantes lo que ayudaría a mejorar notablemente el desarrollo y la economía local.

  2. excolega dijo:

    Ojo con éste tipo de proyectos, que sobre el papel son atractivos, pero que la experiencia posterior demuestra- una y otra vez- que al final solo benefician a cuatro bares y cafeterías, las cuales invaden la nueva zona peatonal convirtiéndola en un “parque temático de terrazas”, donde el peatón -que antes circulaba por unas aceras de dimensiones en general poco aceptables- se ve abocado a pasar por estrechos desfiladeros entre mesas y sombrillas de las terrazas. Ya sabemos que como el Ayuntamiento cobra por cada mesa un cánon y, como también sabemos que está canino, pues el resultado es que casi no suele poner límites al negociete restaurador.
    Los otro problemas que indefectíblemente acompañan al cierre peatonal del centro de los pueblos suelen ser que el tráfico se desvía por circuitos de callejuelas estrechas y no preparadas para ese aumento de la circulación- con los consiguientes problemas para propios y extraños- y, el más importante de todos, que las plazas de aparcamiento que había en el centro del pueblo (y que siempre eran insuficientes) no se habilitan en las proximidades de esa área cerrada, con lo cual el atractivo de acercarse desde el extranjero al “parque temático” desaparece automáticamente. Y tampoco vale el habilitar como aparcamiento un descampado “en casa dios”, a la entrada o salida del pueblo.
    Finalmente, solo espero que no se haya pasado por tu cabeza el “adoquín rústico” para
    embellecer los suelos de esa zona peatonal (que en tiempos se colocaban para que pudieran circular mejor las caballerías y las reses, pero no las personas sin herrar).
    Un saludo afectuoso

    • alexroa dijo:

      A mí lo de los adoquines rústicos tampoco me gusta, son de lo más incómodos. En cuanto a aparcamiento, se está construyendo uno muy cerca de la plaza y aún hay sitio para más sin irse muy lejos, en una zona pendiente de urbanizar que está dentro del casco urbano. Así que si se quiere hacer bien, se puede.

      Otro saludo afectuoso

  3. Jolis dijo:

    Esto es como casi todo que se puede hacer muy bien o rematadamente mal. Teniendo en cuenta las líneas generales de las propuestas de UPyD y las intenciones, no solamente para Guadarrama sino para todas las instituciones, creo que, sin duda, se irá por la primera opción, es decir, hacerlo no muy bien sino extraordinariamente bien.

  4. ¡Gracias por lo de los adoquines!
    Como cojo fijo discontinuo que soy puedo decir que son los protagonistas de las peores actuaciones “peatonalizadoras” de mi ciudad. Son auténticos destrozatobillos.
    Si por mi fuera, ponía las aceras de asfalto.

  5. Carmen dijo:

    Seria maravilloso hacer peatonal la calle principal de guadarrama. Solo veo ventajas.
    Una vecina de la nueva urbanizacion La Reserva de Guadarrama.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s