Vamos a crear sinergias (Tontadas de verano nº 1, 2ª serie)


Continuando con una tradición que ya tiene nada menos que un año de antigüedad, la llegada de los calores veraniegos y el consiguiente reblandecimiento vital y cerebral trae de nuevo a mi blog la serie titulada “tontadas de verano” que tanto éxito tuvo el año pasado, una serie de post algo más ligerita de lo normal, que menudos ladrillos me han salido últimamente. Hay veces en que no me da tiempo a leer todo lo que escribo.

Y comienzo la serie reafirmándome en mi enemistad declarada al lenguaje “politiqués”, que según el sociólogo Amando de Miguel (ver aquí) es “la jerga cultista de los políticos, a veces también los profesionales mejor situados, los dirigentes de la vida económica y administrativa. Ahí se demuestra que las jergas no son sólo características de los grupos marginados. La jerga del politiqués no consiste tanto en la introducción de neologismos como en la nueva significación que se da a palabaras ya admitidas“. En el artículo en el que aporta esta definición Amando de Miguel incluye un ejemplo tipo de frase que no significa nada típica del idioma politiqués: “Es importante contemplar el ámbito de actuación para procurar un espacio global que suponga redes territoriales“.

Sin llegar a tales extremos de vacuidad, al menos mientras no alcancemos como mínimo el rango de Directores Generales, creo que los que somos noveles en esto de la política deberíamos poner el mismo cuidado cuidado en no corromper el lenguaje que el que ponemos en no corromper nuestra actuación pública. Porque se empieza deslizando un “a nivel de” o un “de cara a” en un texto escrito o en una intervención pública y se puede acabar “generando escenarios alternativos en base a los cuales implementar un rango de actuaciones encaminadas a cubrir las contingencias derivadas” o cosas aún peores.

Yo, afortunadamente, tengo algún que otro ángel guardián que me avisa cuando cometo alguna de esas atrocidades (y me refiero a los “de cara a” o “a nivel de”, que más lejos o, mejor dicho, más profundo, aún no he llegado). Para quien no los tenga, recomiendo vigilar el uso de tópicos, frases hechas y palabras rimbombantes cuyo significado realmente no conoce casi nadie, pues puede ser un primer síntoma de contagio del virus politiqués. Por ejemplo el decir de alguien que  “suma más que resta”, que si me hubieran pagado un euro por cada vez que lo he oído durante estos cuatro años ya me habría podido comprar esa tele de plasma a la que tengo echado el ojo. Aconsejo no usar esa frase en exceso o, al menos introducir algunas variantes para que no suene siempre igual: “fulanito multiplica más que divide”, “menganita es más de integrar que de derivar”, “zutanito prefiere la función exponencial a la logarítmica” … que todo viene a ser lo mismo.

Pero si hay que destacar una estrella de entre los términos y frases propios del lenguaje politiqués no me cabe duda de que el premio tiene que ir para las “sinergias”. No hay día en que en alguna guía de actuación, protocolo de trabajo o similar no me encuentre con el palabro de las narices, normalmente acompañado del verbo “crear”. Según ciertos “expertos” que nos asesoran en las más variadas materias, tenemos que estar todo el día “creando sinergias”. De trabajar en equipo o de cooperación (que es lo que significa “sinergia”) ya no se habla. Y para qué hacerlo, con lo guay que es eso de “crear sinergias”, dónde va a parar.

Aunque el caso es que a mí eso de “crear sinergias” me suena a algo pecaminoso, no sé por qué. Cuando alguien lo dice públicamente me imagino por ejemplo al jefe de una oficina sorprendiendo a dos de sus empleados haciendo cochinadas en el cuarto de las escobas:

– “¡Gómez! ¡Rodrigáñez! ¿Pero que están haciendo?”

– “Pues ya ve, jefe. Aquí, creando sinergias

——————–

P.S. Y hablando de frases hechas, y teniendo en cuenta que dentro de poco más de dos semanas tendremos elecciones internas para el nuevo Consejo Territorial de Madrid, propongo que en vez de listas cerradas se haga un casting en el que los distintos aspirantes al órgano suban a una tarima y digan la frase: “Hacemos lo que podemos, que aquí todos tenemos nuestros trabajos y esto es un voluntariado“. Los votantes les daríamos una puntuación mayor o menor en función de la convicción con que lo dijeran y los más votados pasarían a formar parte del nuevo Consejo Territorial. (Esto ha sido una broma. Bueno, sólo media. Espero que no se enfade nadie, aunque nunca se sabe ;))

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexiones y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Vamos a crear sinergias (Tontadas de verano nº 1, 2ª serie)

  1. Nunca se me hubiera ocurrido un nombre mejor para este tiempo de calor y ganas de descanso que se nos avecina: TONTADAS… ¡genial!. Buscaré un sinónimo porque me parece estupenda.
    Tiempo , el que viene, que precisa de algo refrescante y en el que lo intrascendente, lo frívolo ¿ por qué no? y trivial es lo que nos ocupa… Bueno, casi siempre, si recuerdo los últimos veranos, no tanto… ¿ o sí? Hace dos , las enmiendas a las ponencias del Congreso de UPyD, y el pasado… Del pasado, prefiero no acordarme ¡ qué verano! intentando “sujetar” Madrid a distancia y con todas las cabezas reblandecidas por el calor… Este será de descanso ¡ espero!.
    Me encanta ver tu preocupación por el lenguaje, el mensaje y la comprensión, es otra cosa más que nos une, y, como ya sabes que soy teatrera, lo del casting me parece una idea magnífica.

    • alexroa dijo:

      Pues ya el año pasado publiqué una serie de ocho de estas tontadas veraniegas, puedes echar un vistazo mirando en el archivo de los meses de julio y agosto. Lo del casting me hubiera gustado proponerlo a los órganos pertinentes pero entre “las normas que nos hemos dado entre todos” no he encontrado “el cauce de comunicación” adecuado. Lo propondré para el próximo Congreso nacional.

  2. Tengo la impresión de que estás siendo poco proactivo. Me preocupa en el actual escenario, pero ya estamos a costumbrados a oir propuestas demagógicas por lo que no pienso rebajarme a tu nivel político. Que en lo personal, no puedo.

  3. Miguel dijo:

    Esto me recuerda a la asignatura de Geografía Económica que cursé en la Universidad, en que los apuntes estaban escritos por le profesor con ese mismo lenguaje vacuo. No era dificil pero era un castigo tener que aprenderse esas retahilas para reproducirlas a continuación en los exámenes; ahí también se usaba la famosa palabrita.

    “Sinergia” es lo que toda la vida se ha llamado “si a ti te sobra algo que a mi me sirve me lo das y nos beneficiamos los dos”. Por ejemplo, si la familia Pérez, en el pueblo mata al cerdo por San Martín, y le da las tripas vacías a los que hacen chorizos, diríamos que la familia Pérez “crea sinergias” con la fabrica de chorizos del pueblo.

  4. Alicia dijo:

    A mí las frases hechas me ponen de los nervios. Especialmente esas que utilizan en los programas de televisión, como “estar en la cresta de la ola…” , ” romper una lanza a favor de …”. Yo nunca las entiendo. Una vez de pequeña saqué un ocho en un trabajo de lengua y la profe me dijo: ” Ya te puedes dar con un canto en los dientes” a lo que yo contesté : ” Jolines”, “encima””. Yo no sabía por qué encima de que había sacado una buena nota me tenía que dar con un canto en los dientes.,,,además tampoco sabía qué era exactamente un canto. En fin.
    Pero lo peor del mundo , mejor dicho, lo peor del sistema solar son las cosas “sostenibles”. Qué diablos es eso??? Por qué lo usan para todo???

    • alexroa dijo:

      Sí, junto con “sinergia” el otro gran palabro es “sostenible”, que vale lo mismo para un roto que para un descosido. Tiene gracia sobre todo cuando se habla de “arquitectura sostenible”. ¡Qué menos que las obras arquitectónicas sean sostenibles!

  5. manuel ruiz dijo:

    Sólo los sostenible puede ser sostenido. Pero para ello hace falta sostén. Lo que no se sostiene es intentar sostener lo insostenible pues, o falta sostén o éste es insuficiente. También a mi me gustaría tener alguna cosa más sostenible y, sobre todo, sostenida.

  6. manuel ruiz dijo:

    Si pretendes sostenella
    cuando hace falta enmendalla
    es muy posible que ella
    te deje con la botella
    y te trate de canalla

  7. Otro que vio el otro día el ‘Don Mendo’ en “la 2”

  8. alexroa dijo:

    Yo también la vi, qué grande era Fernán Gómez (y tampoco está mal Javier Veiga). Mi trozo favorito:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s