Mi modelo de partido


Mucho se debate estos días entre los afiliados de Madrid acerca del modelo de partido a cuenta, curiosamente, de unas elecciones internas para un órgano ejecutivo como es el Consejo Territorial. A mí me parece que el debate sobre el modelo de partido ha de reservarse más bien para los Congresos nacionales, pero como voces autorizadas han intervenido ya para dar su opinión públicamente, pues me animo yo también a dar mi no menos autorizada opinión, la que corresponde a un afiliado a UPyD de pleno derecho. El número 3847, en concreto.

En primer lugar y aunque no debería ser necesario decirlo por obvio, mi modelo de partido es UPyD. Tonto sería si mi modelo fuera otro y hubiera estado tirando 20€ al mes durante casi cuatro años. Y lo es tanto por las ideas que defiende, otra obviedad, como por su funcionamiento interno, seguramente el más democrático de entre los partidos nacionales que tienen representación en el Parlamento y al mismo tiempo el mas cohesionado gracias a la existencia de una dirección fuerte con las ideas claras.

El funcionamiento interno está marcado por los estatutos aprobados durante el Primer y Hasta Ahora Único Congreso de UPyD. Ahí está la letra, al menos. El espíritu, como ente incorpóreo que es, me parece que está un poco más repartido. Quizá lo esté entre los aproximadamente 7.000 afiliados que somos. Puede que no a partes iguales y hasta es posible que a alguno no le haya tocado nada, no sabría decir. Pero de lo que sí estoy seguro es de que no pertenece en exclusiva a una sola persona, ni a dos ni a tres.

Pero como veo que corro el peligro de ponerme en plan alegórico y acabar hablando de la Santísima Trinidad, de las emanaciones de lo divino y de otras cuestiones teológicas de las que no tengo la más mínima idea, me doy un capón a mí mismo y me devuelvo a la realidad y al hilo que estaba empezando a perder. El de mi modelo de partido, por si alguien se ha despistado (además de yo mismo, claro).

Bueno, al grano:

 – En mi modelo de partido los afiliados expresan sus opiniones y debaten con total libertad sin miedo a posibles y supuestas represalias. Y digo supuestas porque en mi experiencia de discrepante habitual nunca he sufrido tal cosa. Y si a alguien se le ha represaliado no ha sido por expresar opiniones, de eso estoy muy seguro.

– En mi modelo de partido las opiniones que expresan los afiliados se hacen desde la lealtad al proyecto antes que a las personas, buscando siempre lo mejor para el conjunto del partido que a su vez lo será para el de la sociedad española.

– En mi modelo de partido dichas opiniones expresadas por los afiliados se argumentan clara y limpiamente, sin recurrir a trampas dialécticas o de cualquier otro tipo.

– En mi modelo de partido los afiliados argumentan con argumentos propios. Y si lo hacen con argumentos ajenos, citan la fuente. Porque da un poquito de vergüenza ajena leer opiniones de compañeros presentadas como propias y que en realidad son una repetición de las de otros, muchas veces no bien entendidas y en consecuencia aún peor explicadas.

– En mi modelo de partido no debería salir gratis publicar en un blog que puede leer cualquiera asuntos internos del partido, incluyendo nombres y apellidos y hasta fragmentos de correos electrónicos privados.

– En mi modelo de partido tampoco debería salir gratis esconderse en anónimos y seudónimos para criticar a los compañeros y para decir cosas que sus autores no se atreven a decir a la cara.

– En mi modelo de partido prima el trabajo serio por encima del buenrollismo del “vamos a llevarnos todos bien”, y los compañeros no se toman las críticas a su labor como ataques personales.

– En mi modelo de partido se valoran las opiniones en función de su contenido, no en función de quien las emite. Es decir, lo mismo que hacemos hacia afuera respecto de los otros partidos.

– Y por último, en mi modelo de partido el modelo de partido se decide entre todos los afiliados durante los Congresos, y no se va improvisando sobre la marcha en función de las circunstancias. Esto no es contradictorio con los puntos anteriores, ya que aquí hablo de “el” modelo de partido, no de “mi” modelo de partido, el que me corresponde de esa parte incorpórea o espiritual de la que hablaba al principio.

Y, sin quererlo, me ha quedado un decálogo. No ha sido intencionado, son cosas que pasan. Se ve que la educación católica deja huella.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexiones y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Mi modelo de partido

  1. asiessiasiosparece dijo:

    Brillante y lúcido decálogo, Alex.
    Un abrazo

  2. Javi Gil dijo:

    ¡Magnífico!Creo que de vez en cuando a algunos se le olvidan estas cosas y nos avergüenzan a todos

    Un abrazo

  3. Genial, Alex, como siempre

  4. José Luis ZG dijo:

    “No daré mi voto a ninguna candidatura que no se comprometa a dinamizar el Consejo Político Territorial de Madrid, hasta ahora un órgano casi decorativo al que sólo se está convocando cuando no queda más remedio.”
    Esto decías en tu entrada anterior.
    Nuestros Estatutos, en su artículo 39 determinan las siguientes competencias de la Asamblea Territorial (Consejo Político Territorial en Agrupaciones Electorales con más de 600 afiliados)
    “…/…
    a) Aprobar a propuesta del Consejo Territorial el programa electoral de ámbito autonómico y ratificar los correspondientes a las Agrupaciones Locales de su ámbito geográfico, en ambos casos respetando los programas-marco municipal y autonómico.
    b) Ratificar los nombramientos de nuevos miembros del Consejo Territorial a propuesta del Coordinador Territorial.
    c) Debatir el Informe Político y de Gestión que deberá remitir el Consejo Territorial. En el caso de que éste resulte rechazado por el voto en contra de al menos 2/3 de los votos emitidos, el Consejo deberá convocar un Congreso Territorial Extraordinario a celebrar en el plazo de dos meses.
    …/…”
    … amén –añade- de aquellas otras que le puedan ser atribuidas por estos Estatutos o sus Reglamentos de desarrollo.
    Por otra parte, la disposición adicional establece:
    “Al Consejo de Dirección le corresponde elaborar los correspondientes Reglamentos de desarrollo de los presentes Estatutos que deben ser aprobados por el Consejo Político…/…”
    Querido Alex, compañero del Consejo Político Territorial, también en mi modelo de partido el modelo de partido se decide entre todos los afiliados durante los Congresos, y no se va improvisando sobre la marcha en función de las circunstancias.
    Así pues, te invito a tratar este asunto en el foro adecuado, para el próximo Congreso. Probablemente tengamos muchos puntos de coincidencia. Los mismos que encuentro cuando leo periódicamente tu excelente Blog.
    Un fuerte abrazo de tu amigo y compañero ….
    José Luis

    • alexroa dijo:

      Seguro que para el próximo Congreso muchos de nosotros tenemos cosas muy interesantes que decir, sobre el modelo de partido y sobre otras muchas cuestiones. Como el tiempo pasa volando, no falta demasiado para que eso ocurra, entre un año y medio y dos años y medio. Yo estoy impaciente por que llegue.

      • José Luis ZG dijo:

        Espero que futuros encuentros nos sirvan para elaborar nuevas enmiendas. Los estatutos de este Partido no tienen vida propia; los alimentamos los afiliados en cada Congreso.
        Gracias por todo, Alex.
        Tu compañero del metal.
        José Luis

        P.D.: Leo en FB que entre la “A” de Auñón y la “Z” de Zamarriego, (como mencionabas en la entrada en tu Blog “Sobre el compromiso, la amistad y otras nobles actitudes vitales”) has optado por la “A”.
        Espero que hayas elegido siguiendo un orden alfabético. Un abrazo.

      • alexroa dijo:

        No he optado ni por la A ni por la Z, pues ahí hablo de amistad y esa variable no la he tenido en cuenta. He optado por el nº 2 frente al nº 1 y al nº 3 usando criterios lo más objetivos posibles, como en las mesas de contratación, un nuevo hobbie que tengo. La nº 3 la he considerado una “oferta temeraria” por varias razones. La nº 1 tenía buenas partes componentes pero fallaba estrepitosamente en la pieza principal y en el ensamblaje conjunto. Además no me gusta su sistema de transmisión unidireccional. La nº 2 la veo bien liderada y bien ensamblada, y sólo me chirría una de las piezas, pero es un componente menor.

  5. manuel ruiz dijo:

    De acuerdo contigo Alex , aunque alguna pieza de la 2 me “sorprende” (qué politicamente correcto soy, joe!) la veo mas en mi onda de lo que quiero en el partido. Espero puedan domar mis “sorpresas”. Pero es que en la publicidad recibida de la nº 1 ….. ¡ni se menciona el Consejo Político! (s.e.u.o., claro)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s