Al 15M de Guadarrama


Llevo más de dos meses queriendo escribir sobre el movimiento 15M pero no acabo de encontrar el momento adecuado, más que nada porque al estar aún en sus inicios y no conocerlo yo más que desde la distancia, por lo que he leído, lo que me han contado y por haber asistido como espectador a alguna de sus asambleas, aún no tengo muy clara mi opinión sobre él.

El artículo que pensaba escribir inicialmente se iba a titular de modo plutarquiano “UPyD y 15M: Vidas casi paralelas“, y como es de suponer estaría centrado en las semejanzas y diferencias entre el partido político surgido del movimiento social constitucionalista “¡Basta Ya!”, que tuvo su origen en el País Vasco hace algo más de una década, y el movimiento social surgido de la plataforma “¡Democracia Real Ya!”, originado en internet hace apenas unos meses.

El artículo prometía. Prometía ser uno de esos tochos que me salen de vez en cuando que luego ni yo mismo soy capaz de leer, así que se quedó en el cibertintero. Luego pensé en escribir una serie de cómodas entregas sobre el tema, empezando por una titulada: “¿De verdad no les representamos?” Porque, a pesar de lo que se repite habitualmente sobre que el primer partido en España es el de la abstención, y más si sumamos los votos en blanco y los nulos, lo cierto es que la participación en las diversas elecciones municipales, autonómicas o nacionales es bastante alta, y tan sólo baja de modo notable en las europeas, que despiertan muy poco interés entre nuestros conciudadanos. Y es que una participación por encima del 70% en las elecciones generales, que es lo habitual, llegando en ocasiones casi al 80%, no es en absoluto despreciable. Y más si pensamos que el 100% de participación es algo irreal, y que incluso en aquellos países desarrollados donde el voto es obligatorio, tales como Austria, Bélgica o Australia, por lo general no se supera un 90% de participación. Ese 10% (aproximadamente) es lo que se considera abstención técnica, y sus causas son muy variadas, desde la incapacidad física o mental del votante a los errores en el censo, pasando por cualquier clase de imprevistos que impidan votar a quien tenga intención de hacerlo.

En fin, que el hecho de que haya una participación del 70% o superior en las diversas elecciones sobre un posible 90%, desmiente una de las afirmaciones que más he escuchado o leido desde el nacimiento del movimiento 15M, la de que los políticos no representan (representamos, que ahora yo también estoy ahí) a los ciudadanos.

Salvando eso, sí me parece que el movimiento 15M está aportando muy buenas ideas. También que esas mismas ideas, en gran parte, son las que está defendiendo UPyD desde su nacimiento pronto hará cuatro años. Para comprobarlo basta comparar las propuestas del referéndum del 15 de octubre promovido por el 15M con las correspondientes del programa electoral con el que UPyD se presentó en el año 2008. Las cuatro primeras propuestas, sobre reforma de la Ley Electoral para hacerla más justa y proporcional, sobre transparencia, mecanismos de control y lucha contra la corrupción, sobre separación efectiva de los poderes del Estado, y para hacer la democracia participativa, son prácticamente las mismas en ambos casos. La quinta, sobre “economía responsable”, presenta importantes diferencias.

Sobre estas y otras cosas espero escribir próximamente. Lo mismo me pongo en cuanto vuelva de mis vacaciones. Mientras tanto, quiero pedir disculpas a los integrantes del movimiento 15M en Guadarrama que me han hecho llegar su disgusto por un comentario irónico que incluí en mi anterior post, sobre el último Pleno del Ayuntamiento de Guadarrama. La ironía hacía referencia a la longitud de la intervención del representante del 15M durante el turno de ruegos y preguntas de los vecinos, no a su contenido. No era por tanto una burla al movimiento 15M, en absoluto. Ya digo que lo sigo con interés y que me parece que sus aportaciones son en general muy positivas. Aún así, por muy importante que sea lo que uno esté haciendo, nunca está de más reirse un poco de sí mismo y no tomarse las críticas demasiado en serio, o al menos saber encajarlas con deportividad. De hecho a mí me dijeron algunos que las mociones que había presentado en ese mismo Pleno eran demasiado largas y creo que es cierto, pues yo mismo me cansaba de leerlas. Hubo incluso alguien que las calificó de “peñazo” y aún así no me lo tomé de ningún modo como una crítica hacia mis ideas ni hacia mi partido. Lo mismo que cuando alguien me ha dicho que menudos tochos de artículos que escribo en mi blog, que quienes me lo han dicho tenían más razón que un santo.

Pues eso, que lo dejo aquí, pero continuaré, que me parece un tema de gran interés.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política nacional, Reflexiones y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Al 15M de Guadarrama

  1. Asiessiasiosparece dijo:

    Alex, te recomiendo una conferencia de Savater en los Cursos de verano de la UCM… El dijo con maestría lo que muchos pensamos desde el minuto 2, en el 1 los vimos como algo que pudo haber sido, pero que no es.
    Hoy cuando he leído que la Ministra de Cultura les ha cedido, para sede oficial del movimiento el edificio de Tabacalera de Lavapiés, si que me ha parecido indignante esa Ministra de la incultura y sus arbitrarias decisiones sobre la cosa (patrimonio) nostra (de todos) . Y los que no tienen un techo donde vivir, pero no son del 15M?
    Hemos perdido el Norte, el Sur, el Este y el Oeste…, si, vamos a la deriva, hacia donde el viento nos quiera llevar…
    Felices y merecidas vacaciones

  2. alexroa dijo:

    Eso es otro descarado intento de subirse al carro del 15M por parte del Partido Socialista, lo mismo que hace Izquierda Unida. Y el mayor peligro para el movimiento es caer en esas tentaciones, creo que ellos son bien conscientes. Igual que en UPyD tenemos que ser conscientes de las muchas trampas que nos tienden (y hasta las que nos tendemos nosotros mismos, consciente o inconscientemente). Para mí la respetabilidad del 15M se mantendrá en la medida en que mantenga su independencia de los partidos políticos, sea el PSOE, IU, los de extrema izquierda … o UPyD. Que aunque tengamos puntos en común, un partido político es algo que está dentro del sistema, por definición, y un movimiento social como el 15M es … Bueno, ya digo que aún no tengo del todo claro lo que es.

  3. ¡Qué corto! Te juro que me he asustado al leer el titular.

    Yo me acordé mucho de ti (vosotros) durante la segunda mitad de mayo, pero verás cómo os acusan de oportunistas y de querer subiros al carro (si no lo han hecho ya, que me parece que sí).
    La diferencia principal que veo es la que apuntas de querer cambiar el sistema desde dentro, que es como creo yo que hay que hacerlo, y no impidiendo a los parlamentarios entrar en el parlamento (ya sé que fue una minoría incontrolada, pero es lo que pasa por organizar manifestaciones ante las sedes -parlamentos, embajadas, empresas-, que la gente se exalta y surge la violencia).
    También creo que el movimiento debe alejarse de los partidos y que se les llegó a ir de las manos la primera semana, en la que les salió un programa electoral (la famosa propuesta de expropiar todos los pisos vacíos, por ejemplo), claro, tantos años de partidocracia, no nos sale otra cosa…
    En cuanto a los ofendidos del movimiento 15M en Guadarrama, estoy llegando a la conclusión de que “ofenderse” es un verbo pronominal y en España no se ofende el que puede, sino el que quiere. Y a “Camerinos” en Mérida me remito.

  4. alexroa dijo:

    Efectivamente, la diferencia esencial es esa, la de querer cambiar el sistema desde dentro, con la herramienta (poderosa) de un partido político, o la de querer hacerlo desde fuera, con los pocos medios que verdaderamente hay para la acción popular. Aunque esto último sea más vistoso, estoy convencido de que a la larga es mucho menos efectivo que lo primero. Si no lo pensara no me habría metido en un partido político a estas alturas de la vida, claro está.

  5. Jose dijo:

    El ninguneo que hacen los medios a Upyd es de dimensiones de agujero negro. Tal como indicas, hay algunas coincidencias entre las propuestas de los autodenominados indignados y tu partido (otras, por fortuna, divergen hacia el infinito). Pues bien, siempre que vi u oí noticias sobre los mismos, nunca hubo periodista alguno que remarcara tal similitud. Que si algún portavoz del psoe mostraba su acuerdo con alguna propuesta, que si uno del pp lo mismo…pero de Upyd, nada de nada. Es más, no recuerdo qué cadena en cierta ocasión terminó uno de los muchos publirreportajes emitidos sobre este movimiento (esperemos que no haya que escribirlo en mayúsculas en el futuro) con una aseveración tal que así (casisic): “En el panorama actual, pocos cambios se esperan venza quien venza en las elecciones”. Bien pudiera haber dicho, que en caso de que Upyd ganara suficientes escaños se podría pensar en ciertos cambios en el modo de hacer las cosas. O imaginemos que en cada conexión a la puerta del sol o similar, el periodista terminara recordando que Upyd es el partido que más puntos en común mantiene con la llamada ‘indignación’, pues cualquier reportero suficientemente informado (supongo que alguno habrá) conoce dichas similitudes y discrepancias.
    Y no estoy queriendo decir que Upyd se suba al carro de esta gente; pero bien está explicar o aclarar que mucho antes que ellos ya hubo quien propuso y propone modificar, sin pancartas ni asambleas pretendidamente populares, ciertos axiomas políticos que ‘restan más que suman’ (te dedico lo entrecomillado).
    Menudo ladrillo.

    • alexroa dijo:

      Bueno, pero ya queda menos para las próximas elecciones en las que subiremos otro peldaño. Esto de UPyD va lento pero seguro, no va a ser flor de un día, como puede que sí lo sea el 15M.

  6. mararoa dijo:

    Cuando el 15M dice que “no nos representan” , yo creo que se refiere exactamente a que nos engañan, alguien vota un partido , de una tendencia, con un programa , y luego nada tiene que ver con lo prometido. Entonces, en ese momento, dejan de representar a quien les ha votado. Yo he votado a UPyD, pero si en el transcurso de unos años me diera cuenta de que su práctica no tiene que ver con su teoría, tambien pensaría que no me representan. Y aunque el 15M fuera flor de un día, ha marcado un momento que será histórico y, a mi juicio, necesario, o es mejor que la gente siga calladita y sin protestar ,con la mierda que nos estamos comiendo todos? Y yo tengo trabajo.

  7. Pilar dijo:

    Llego tarde, que es lo que tiene agosto, que te olvidas del ordenador. Totalmente de acuerdo con el último comentario de mararoa. Como ya estoy escaldada, de momento a UPyD le presto el voto y al movimiento 15M, con todas las meteduras de pata que tienen y tendrán, les he prestado mi ilusión.

    Yo tengo trabajo y no ha variado sustancialmente mi nivel de vida con la crisis, no me veo al borde del desahucio, tengo para comer y para pequeños caprichosy aún así estoy no sólo indignada sino INDIGNADíSIMA.

    En España algo no va bien desde hace tiempo y cuando dejas que las cosas se descompongan mucho, pues cuesta más arreglarlas. Esta juventud a la que le hemos quitado entre todos la esperanza de ser algo, hacer algo en el futuro se nos ha vuelto en contra pero ¿qué queremos? Estar todos tan ricamente con nuestro puestito, nuestra casita, nuestros problemas “burgueses” y que los chavales y aquellos que están siendo desahuciados y los parados de larga duración y los que se están cayendo por el precipicio desde la cima de la crisis no nos molesten.

    Yo no puedo participar activamente en el Movimiento 15M, no es mi guerra, porque tengo todas las papeletas para poder luchar todavía desde dentro del sistema, utilizando los cauces habituales: los partidos políticos y las asociaciones ciudadanas; pero no voy a pedir a quien ha sido o está siendo expulsado del sistema que luche con mis mismas armas; le comprendo y quien sabe si algún día yo me vea obligada a traspasar la línea.

    Lo importante, ambos luchamos y queremos el mismo objetivo: regeneración política en España. No piden trabajo para todos, si no que los políticos no nos roben.

    He hablado con muchos del 15M y hay de todo. La única caractéristica en común que tienen es la ilusión y la esperanza en conseguir con sus acciones un mundo un poquito mejor que como se lo han encontrado. Las generaciones del los 60-70-80 no hemos tenido esa ilusión y así nos hemos incorporado a la sociedad: anestesiados, manipulados, “vendidos” al consumo, faltos de sentido crítico. Quizás no ha sido culpa nuestra si no de nuestros padres que querían que nosotros no tuviésemos que luchar (y no hablo sólo del franquismo, me refiero a luchar para ganarte la vida); el caso es que no se dieron cuenta de que tenemos que estar siempre al pie del cañón para que no se menoscaben nuestros derechos.

    Curiosidad del Movimiento 15M, quienes mejor han “congeniado” con los jóvenes son los “abueletes”

  8. pepe dijo:

    Podre estar ma o menos en desacuerdo, pero sin duda solo el esfuerzo de hacer llegar a tus paisanos tuis opmio0nes bien merecen un agradecimiento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s