UPyD ya no es el futuro: es el presente


A todos aquellos que pensaron que UPyD iba a ser una flor (concretamente una rosa) de un día, los resultados conseguidos ayer posiblemente empiecen a abrirles los ojos. Ya somos el cuarto partido nacional en número de votos, 1.140.242 y 4,69%, no muy lejos del tercero, Izquierda Unida, que en esta ocasión ha conseguido 1.680.810 votos, el 6,92%. Y en la Comunidad de Madrid somos el tercero, con 346.122 votos, que suponen el 10,29%, por delante de la misma IU, que ha obtenido 270.223, el 8,04%.

Cierto es que aún estamos lejos de los dos partidos mayores (aunque en muchos municipios de Madrid no andamos a mucha distancia del PSOE, en estos momentos en sus mínimos históricos). También que hay otros partidos que, con menos votos que UPyD, tienen más escaños. Por supuesto que se trata de partidos nacionalistas, a quienes no perjudica la Ley Electoral como sí lo hace con los partidos nacionales medianos y pequeños. Concretamente, CiU, con 125.000 votos menos que UPyD, ha conseguido 16 diputados. Y, más sangrante todavía (y lo de sangrante va con toda la intención), los herederos de Batasuna han conseguido 7 escaños con poco más de la cuarta parte de votos de UPyD, 333.628, que son apenas 30.000 más que los obtenidos por UPyD en el año 2008 y que se transformaron en un único escaño para Rosa Díez. Si hay alguien que a estas alturas todavía tiene dudas de que hay que reformar la Ley Electoral (que no la Ley d’Hondt, que no es lo mismo, por si no lo he dicho ya alguna que otra vez), debería hacérselo mirar.

Estoy convencido de que aún habrá muchos que atribuyan nuestro ascenso al hundimiento del PSOE, que intentarán hacer creer que los de UPyD son “votos prestados” que más tarde o más temprano volverán a sus “dueños naturales”. Sé que va a haber quién diga eso y hasta apostaría por quién lo va a decir, tanto entre los medios de comunicación y creadores de opinión como entre la gente de mi entorno. De estos últimos, los mismos que en 2008 me aseguraban con total seguridad que UPyD estaba financiado por el PP para desgastar al PSOE.

Pero también estoy convencido de que UPyD va a seguir creciendo, y mucho, durante los próximos años. Porque somos el partido del sentido común al tiempo que el partido de vanguardia, el verdaderamente progresista. Ya llegamos al 5% de los españoles y al 10% de los madrileños. En pocos años estaremos hablando de tú a tú al PP y al PSOE. O quizá sólo al PP …

Más adelante publicaré un análisis un poco más detallado, pero por ahora dejo aquí una tabla con la evolución de los votos de UPyD a nivel nacional, madrileño y guadarrameño, desde las elecciones generales de 2008 hasta las de ayer, pasando por las europeas de 2009 y las autonómicas y municipales de mayo de este año.

Como se puede observar, a nivel nacional se han multiplicado los votos y el porcentaje casi por 4. No incluyo en esta columna los resultados de las autonómicas, puesto que en mayo de 2011 no se celebraron en Andalucía, País Vasco, Galicia y Cataluña, ni los de las municipales, pues UPyD no se presentó en la totalidad de los municipios de España, tan sólo en unos 250 de ellos que suman el 50% de la población.

En cuanto a la Comunidad de Madrid, podemos ver que en estos cuatro años casi se han triplicado los votos y el porcentaje. Incluyo el dato de las elecciones municipales pues aunque no presentamos listas en todos los municipios, sí lo hicimos en 43 de ellos que suman el 90% de la población madrileña, por lo que sí se puede considerar un dato representativo.

Y por último, en lo que respecta a Guadarrama, también se han casi triplicado los votos y el porcentaje durante estos años, siempre ligeramente por debajo de la media de la Comunidad de Madrid. Incluyo aquí una gráfica de la evolución de los votos en Guadarrama, que para eso es mi pueblo, excluyendo los de las autonómicas de mayo de 2011, que se celebraron el mismo día que las municipales:

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política nacional y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a UPyD ya no es el futuro: es el presente

  1. Pilar dijo:

    Cuando se hacen las cosas bien, el resultado suele ser bueno… Habrá quien diga lo que sea pero creo que esos votos de UPyD no son prestados de otras formaciones si no que son los votos de muchos que en su momento nos desencantamos de la política.

    Un dato relevante es el aumento de votos en Madrid en apenas 6 meses, es lo que tiene cumplir las promesas electorales.

    No obstante, hoy tengo una alegría triste o una tristeza alegre, el caso es que cada vez que pienso en estas elecciones veo mi voto como el grito mudo del 15M, no se porque mis representantes van a tener “sordina” en el Congreso, cuando resulta que somos muchos los que les hemos prestado nuestra voz estos próximos 4 años, algo así como el cuarto partido más votado en mi país. ¿No se puede promover un referendum contra la injusta (y anticonstitucional, porque no garantiza la igualdad entre españoles) Ley Electoral?

    • alexroa dijo:

      Desde luego que hay que hacer todo lo posible por reformar esa maldita Ley Electoral. UPyD debería tener ¡17 diputados! con los votos conseguidos. Y a IU le corresponderían 25, no 11.

  2. Enhorabuena por el resultado, es un gran ascenso, en número de votos, por un lado, y por otro en diputados (aunque con el sistema actual no se refleje tan claramente).
    Espero que actuéis de contrapeso y seáis vigilantes con el gobierno, también colaborando por el beneficio de todos, y no para aprovechar a ver “si rasco algo para mi pueblo”.

    El sistema de reparto que se sigue en España tiene efectos curiosos. En esencia es bastante proporcional con el voto, pero en un país con desigualdades de población tan grandes resulta:
    -Que es bastante proporcional en provincias muy pobladas, puesto que eligen más diputados y por ello el resultado refleja con más fidelidad las distintas opciones políticas. En Madrid se ha reflejado aproximadamente la intención de voto del electorado español en conjunto. También se podría decir de Valencia.
    -En autonomías con predominio nacionalista se dan dos fenómenos. En cada una de sus provincias, los nacionalistas y separatistas llegan a tener entre una cuarta parte y un tercio de los diputados, salvando holgadamente el predominio bipartidista PP-PSOE, cuando no alcanzando la mayoría. A esto se suman provincias de gran población y muchos diputados en juego: Barcelona fundamentalmente, o Vizcaya en menor medida, donde además de estar bien representado el nacionalismo en el voto, obtiene un número absoluto alto de diputados. Ambas cosas se traducen en una representación notable del nacionalismo y separatismo, procedente de solo 8 de las 52 circunscripciones de nuestro país.
    -Y que en provincias poco pobladas es en la práctica algo parecido a un sistema mayoritario, porque tienen pocos diputados que aportar y las terceras y cuartas formaciones no se llevan nada generalmente..

    • alexroa dijo:

      Un análisis sumamente correcto. Ójala todo el mundo lo tuviera tan claro como tú. Y es aún hay multitud de periodistas, de los que cobran por escribir sus artículos, que siguen echándole la culpa a la ley d’Hondt, en vez de a la Ley Electoral que establece la circunscripción provincial. A uno, no recuerdo ahora a quién, he llegado a leerle que “habría que reformar la Ley d’Hondt” que viene a ser como reformar la regla de tres.

      Y muchas gracias por tus felicitaciones.

  3. Ri dijo:

    Esas estimaciones que se hacen con otra Ley electoral son perfectamente falaces. Se basan en la hipótesis cuestionable de que los ciudadanos votarían lo mismo independientemente de la ley electoral en vigor. ¿Habrían sido tantos los votantes de IU? ¿Y los de UPyD?

    • alexroa dijo:

      Yo creo que, sabiendo que se cuenta con una Ley electoral más proporcional, los votantes de los partidos minoritarios se animarían a votarles aún más, con lo que los resultados serían aún mejores. Y el que la hipótesis sea cuestionable no implica que las estimaciones sean necesariamente falaces. Lo serían si la hipótesis fuera falsa sin más, lo que invalidaría el razonamiento. O sea, que las estimaciones “pueden ser falaces” pero no son necesariamente “perfectamente falaces”.

      • Jose dijo:

        Estoy de acuerdo con Álex. Y yo soy un ejemplo, pues hasta el último instante dudé entre Upyd, básicamente por la idea del Estado que defienden, y el Pp, pues quería que el psoe desapareciera durante una temporada. En provincias, el voto a upyd era casi testimonial, pues sólo afectaba a la cuestión del 5% para conseguir grupo parlamentario, en cambio, el voto al pp podía contribuir a reducir el número de diputados socialistas.
        Y no creo que mi caso fuera aislado.

      • alexroa dijo:

        Yo tampoco lo creo. Mucha otra gente me ha dicho algo parecido. Les podía más su deseo de ver hundirse al PSOE y que desapareciera durante una, dos o varias temporadas (o indefinidamente, ya puestos) que las ganas de votar a UPyD. En AEMet, salvo que me hayan engañado, creo que UPyD tiene un buen número de votos.

  4. Pilar dijo:

    Efectivamente Ri, a pesar del mal llamado “voto útil”, votamos a partidos minoritarios. Quizás con un reparto más justo, más gente se animaría a votarles.

    No obstante, creo que llega una generación de nuevos votantes muy interesante, la tecnológica, que es muy crítica, que consulta varios medios de comunicación tanto nacionales como extranjeros y que todo lo mama de internet. No va a ser fácil emplear los argumentos antiguos con estos jóvenes.

    • Ri dijo:

      Entiendo. En todo caso creo que es un poco tosco considerar como variables independientes la ley electoral, la intención de voto y hasta los programas de los partidos. Todo va en el mismo pack. Si cambias uno cambias todo, no sé de qué manera, pero no me atrevería a decir que 5 con esta equivalen a 11 con aquella.

  5. David dijo:

    Y a mi que me parece que en los próximos meses el PSOE va a pedir el cambio de la ley electoral con más vehemencia que IU y UPyD. 🙂 Han bajado de la barrera del 30 % de votos, y a partir de ahí la ley electoral les puede castigar tb a ellos.

    • alexroa dijo:

      Muy agudo, je je. Ahora mismo tienen el 28.73% de votos y el 31.43% de escaños, por lo que aún están sobrerrepresentados. Pero en cuanto bajen por debajo del 20% (en las próximas elecciones generales, mismamente) ya entran en esa zona en la que se consiguen menos escaños de los correspondientes a los votos.

  6. Emilio si si el de Angola dijo:

    Pues en mi pueblo, que no es Luanda, hemos quedado terceros casi duplicando a IU y a 8 puntos del PSOE. (del PP no hablo es caso aparte alli). Parece que le doy buena suerte a Miguel (quien hace mis veces allí ahora) “asinque” me quedo en Angola, seguro que no hace falta reformar la Ley electoral si no regreso en 4 años… igual con esa ilusión, tenemos a un UPyDero de presidente del Gobierno en 8 años… (no sé si aguantaré tanto tiempo).
    Enhorabuena, no nos quejemos de la LE y sigamos(seguid) con esa marcha.
    Desde Luanda … un abrazo a todos.

  7. Maruja dijo:

    Ante todo daros y darnos la enhorabuena a todos los que somos de UPyD que poquito a poco se llega lejos. A ver si la gente se va dando cuenta de que hay más de dos opciones políticas para seguir adelante. Un ab razo

  8. Pilar dijo:

    Cuando empecé a votar a UPyD allá por el año 2008 todo el mundo me hablaba del voto útil, y recordemos que en aquellas elecciones la diferencia entre “tigres” y “leones” fue de menos de un millón de votos. He dado por activa, por pasiva y por subjuntiva montones de razones para luchar contra “el voto útil” pero ahora ya voy más allá y me pregunto por qué nuestro voto tiene que “ser útil” al uso, es decir, traducido en escaños o para derrotar al adversario político.

    Decimos que unos 600.000 votantes de UPyD no se verán representados en el Parlamento pero ¿han sido votos inútiles? Para nada, todos y cada uno de ellos han contado para convertir a UPyD en la 4 fuerza política del país. Frente a la mayoría absoluta del PP, alguien puede pensar que esos 5 parlamentarios de UPyD nada pueden hacer; de acuerdo, ganarán todas las votaciones pero tendremos voz para replicar y exponer otra forma de hacer política, o como se dice en mi pueblo “podrán vencer, pero no convencer”.

    El voto tiene que ser comprometido, exigente, meditado, … De que sea útil o inútil ya se encargarán los políticos que hayamos elegido.

  9. Rafa dijo:

    Para desmantelar la presunta atribución del ascenso de UPyD al desceso del PSOE, es interesante el estudio de Sigma Dos publicado el 23 de Noviembre por El Mundo, respecto a la procedencia de los votos en las últimas elecciones:
    http://e-pesimo.blogspot.com/2011/11/elecciones-20n-el-votante-socialista.html

    Según este estudio el grueso de los ex-votantes del PSOE de 2008 (más de dos millones) se va a la abstención, 811.000 han votado al PP, 781.00 a IU y el resto se reparten.

    La mayoría de partidos recibe votos de ex-votantes del PSOE. Si miramos la procedencia de los ex-votantes (votantes que no han repetido su voto) en el peso de cada partido, este en el caso del PSOE:
    IU: 79,5% ex-votantes del PSOE
    CiU 65,3% ex-votantes del PSOE
    PP: 49,3% ex-votantes del PSOE
    UPyD: 40% ex-votantes del PSOE
    .
    Tras un pequeño análisis de este estudio, UPyD se diferencia claramente del resto de partidos, ya que la procedencia de sus votos es variada (transversal), mientras que otras formaciones se nutren en su ascenso básicamente de la pérdida del PSOE.

    Por ejemplo: IU y PP reciben más votos del PSOE de lo ganan en estas elecciones respecto a 2008; CiU recibe del PSOE 226.000 votos, cuando su incremento en votos es de 235.000; el resto de partidos gana 806.000, de los cuales 573 proceden del PSOE. Sin embargo, en el caso de UPyD. 362.000 votantes proceden del PSOE, pero también 257.000 del PP, 65.000 de IU, 44.000 de la abstención, 31.000 de otros partidos y 157.000 de nuevos votantes.

    De hecho, si elíminásemos los votos perdidos por el PSOE de la ecuación el saldo resultante de estas elecciones sería:
    PP perdería 258.000 votos respecto a 2008
    IU perdería 70.000 votos.
    CiU ganaría 9.000 votos
    UPyD ganaría 472.000 votos.

    Creo que este resultado desmiente con que UPyD haya ganado en estas elecciones a costa de la pérdida del PSOE, ya que descontado este aporte de votos UPyD sería la ÚNICA FORMACIÓN POLÍTICA DE IMPLANTACIÓN NACIONAL QUE CRECERÍA EN VOTOS EN ESTAS ELECCIONES.

    • alexroa dijo:

      Interesantes observaciones. También es interesante que UPyD tenga un 15% de votos entre los nuevos votantes, aquellos que votaban por primera vez en estas elecciones. Eso nos dice que las posibilidades de crecimiento de UPyD son muy grandes y tienen orígenes muy diversos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s