Ilustres veteranos


Motivado por mi reciente onomástica que me ha llevado al punto en que me encuentro más cerca de los cincuenta años que de los cuarenta, y por las reflexiones que a uno, a mí al menos, le provocan estas cosas, tenía a medio elaborar este artículo sobre “ilustres veteranos” en el que uno de los protagonistas iba a ser el recientemente fallecido Manuel Fraga.

Y es que, independientemente de las valoraciones ideológicas que se hagan, no creo que quepa ninguna duda acerca de la importancia de la figura de Fraga en, al menos, el último medio siglo de la historia de España. Y si sus logros pueden ser discutidos y discutibles, lo que es seguro es su enorme capacidad de trabajo y el compromiso con su labor que le llevó a estar activo en política durante nada menos que sesenta años, desde que en 1951 ocupó su primer cargo, hasta hace apenas unos meses, cuando, a punto de cumplir 89 y ocupando un escaño en el Senado, anunció su retirada.

Sin duda alguna es un caso único entre los políticos españoles. Se podría intentar comparar al de Carrillo, más que veterano, veteranísmo, pues mañana mismo (hoy, si lees esto mañana, ayer si lo lees pasado mañana, anteayer si … en fin, creo que está clara la idea) cumple nada menos que 97 años. Pero hay una diferencia importante, y es que Carrillo lleva retirado de la política activa desde hace algo más de 20 años. Vamos, que no va a morir “con las botas puestas”, como casi ha estado a punto de hacer Fraga.

Y es que, en general, los políticos suelen retirarse a edades más o menos “normales”, en muchas (demasiadas) ocasiones a “retiros dorados”, como los que gozan los expresidentes González, Aznar y, desde hace unas semanas, Zapatero.

Sin duda la actividad política de alto nivel desgasta mucho (no pretendo ser irónico, estoy convencido de ello), aunque no tanto como el deporte, donde cada vez es más raro encontrar campeones de más de 30 años, casi en cualquier disciplina, salvo quizá en las carreras de fondo. Casos como el de la ciclista francesa Jeannie Longo, que con 53 años sigue compitiendo profesionalmente y hasta ganando alguna que otra carrera, son altamente excepcionales.

Para encontrar los mejores ejemplos de veteranos ilustres aún en activo tenemos que irnos a las profesiones intelectuales: cineastas, arquitectos, músicos, escritores …

Entre los cineastas merece la pena destacar el caso de Clint Eastwood, que a sus 81 años, tras más de 50 como actor y 40 como director, está haciendo el mejor cine de su vida y recibiendo toda clase de premios y reconocimientos. Un poco más joven, 76 años, es Woody Allen, y aunque no esté en su mejor momento sí que nos sorprende de cuando en cuando con alguna película notable, caso de la última, “Midnight in Paris”. Y de entre nuestros cineastas patrios, el gran Carlos Saura acaba de cumplir 80 años y aún sigue en activo. Lo mismo que a sus 90 años el decorador (él lo prefiere a “director artístico”) Gil Parrondo, aquel que creó los decorados de “El Cid”, “Rey de Reyes” o “Locura de amor”, esta última de 1948 nada menos.

Aunque el caso más asombroso es el del cineasta portugués Manoel de Oliveira, nacido el 11 de diciembre de 1908, por lo que cuenta con 103 años, que empezó con el cine mudo y que aún sigue dirigiendo, a razón de una película al año. Aunque he de decir que aún no me he animado a ver ninguna de ellas, que tienen fama de ser un poco “durillas”. Quizá lo consiga a lo largo de este siglo.

Un año antes que Oliveria, el 15 de diciembre de 1907, nació el arquitecto brasileño Oscar Niemeyer, uno de los creadores de la ciudad de Brasilia allá por los años 50 del pasado siglo y tristemente asociado en estos días al hispano despilfarro a cuenta de su “Centro Niemeyer” de Avilés. A su lado, Frank Gehry, nacido en 1929, está hecho un chaval.

Podríamos incluir en esta lista de ilustres veteranos a otros muchos nombres, como al mítico guitarrista B. B. King, aunque a sus 86 años parece que está retirado definitivamente, o al escritor Ray Bradbury, autor de las “Crónicas marcianas” en 1950 y aún activo a los 91 años. A quien ya no podemos incluir es a la escultora Louise Bourgeois, fallecida hace un año y medio, poco antes de cumplir los 100 y sin dejar de sorprender con su arañas gigantes.

En todos ellos y en otros que, como ellos, me doblan la edad, pienso en estos días. Son un ejemplo de que lo mejor siempre puede estar por venir. O, al menos, que la edad no es obstáculo si a uno le gusta lo que hace.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexiones y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Ilustres veteranos

  1. Emilio el de angola, pero en Madrid dijo:

    El dia 26/12/2011 falleció mi abuela con 104 años. Ella, maestra de profesión que solo ejerció de soltera, hasta los 20 años, fue madre, abuela y bisabuela, esta “profesión” los últimos 23 años de su vida. Nunca hizo dejación de su profesión y ya muy malita de cancer aun se preocupaba de la salud de su hijo, mi padre, regañandole porque no se cuidaba lo suficiente… a mi ya no me reconocia.
    Ademas de todas la eminencias que nombras y otras muchas mas estos “profesionales del vivir” nos muestran el camino para ser lo que ella llamaría “Personas de bien”.
    Hoy 18/01/2012 celebramos una Misa de Gloria, no de difuntos, para continuar viviendo con ella, ahora con los filtros de sus aciertos,sus cariños, atenciones… todo aquello que nos dio, nos sigue dando. Ahora nos quedan sus obras, nosotros.

  2. Al ver éstos ejemplos de edades tan avanzadas, uno se dice, bueno aún me queda algo de tiempo, y siempre es un consuelo.

  3. Maruja dijo:

    Te has olvidado de los Papas que,al revés de los que expones, empiezan longevos su andadura. Es bueno que la gente sea creadora y optimista, dos cosas muy difíciles de lograr. Un abrazo

  4. Alicia dijo:

    Qué Fraga ha muerto??? Estás tratando de decir que antes estaba vivo???
    Pues vaya, De todos modos no me sorprende nada de esto . Bilbo Bolsón tenía más de cien años y mira lo activo que estaba.
    Y tampoco me extraña que Carrillo se haya retirado hace mucho : si a mí me hubieran pillado en una foto con un peluquín tan ridículo también me habría retirado . Es más me habría exiliado yo misma.

  5. manuel ruiz dijo:

    Yo no soy tan viejo como Fraga o Carrillo, aunque me voy acercando poco a poco. Sólo puedo decir que era plenamente consciente de lo que pasaba en el periodo 1975-1978 y, aún siendo joven, me di perfecta cuenta de lo que ambos supusieron para sujetar a los “hunos y los hotros”. Con independencia de sus pasados, les reconocí y les reconozco y agradezco lo que hicieron entonces. Muchos otros, hoy, van por caminos completamente distintos, ignorando -con ignorante torpeza-lo que de bueno tuvo aquello. Bueno, así lo sentí, así lo pienso, y así lo digo.

  6. manuel ruiz dijo:

    Por cierto ¿Os habéis fijado? En la afoto que saca Alex sale Don Carrilo fumando en lo que parece el Congreso ……… ¡Oh tempora, Oh mores!

    • alexroa dijo:

      Creo que sí que es el Congreso, aunque no el hemiciclo sino una de las salas donde se reúnen las comisiones y en las que tantas veces hemos visto a Rosa Díez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s