“¡A ver si los de UPyD os definís de una vez!”


Seguro que a la mayoría de mis compañeros concejales o diputados de UPyD les suena la frase, continuamente repetida, aunque variando ligeramente el enunciado, por nuestros adversarios políticos, especialmente en aquellos lugares en los que tenemos representación.

Poco acostumbrados a las sutilezas, les cuesta admitir la existencia de un partido que no se define como de derechas, de centro o de izquierdas, tan sólo como progresista, laico y transversal. Progresista en el entendimiento de que ésta no es una característica exclusiva de la izquierda, ni mucho menos. Laico, que no significa que estemos en contra de la Iglesia católica ni de ninguna otra, tan sólo que creemos en la verdadera separación de Iglesia y Estado. Y transversal, porque tomamos lo mejor de las mejores expresiones, por más democráticas, de la izquierda y de la derecha, a saber: de la socialdemocracia y del liberalismo. ¿Dónde nos sitúa eso en el espectro político? A mí, sinceramente, me da igual.

Pero a quienes parece que no les da igual es a mis compañeros del Consistorio de Guadarrama que, con insistencia digna de mejor causa, tratan de conseguir que me defina y que defina a mi partido ideológicamente. Yo, la verdad, no tendría inconveniente en hacerlo, pero para eso tendrían que ser capaces de escuchar un rato, de mantener una conversación en condiciones. Pero no, lo que quieren es una respuesta breve, definitoria, del tipo: “UPyD es un partido de extrema derecha, nos habéis descubierto“, o bien “UPyD es de izquierdas, es tan sólo una marca blanca del PSOE formada alrededor de Rosa Díez, sin más contenido“. Por decir algo, cosas de esas que uno oye o lee por ahí.

Entiendo esa necesidad de clasificar las cosas, sobre todo teniendo en cuenta que, al menos en España, los partidos políticos se definen más por aquello a lo que se oponen que por aquello que proponen. Y que en base a esas pequeñas diferencias construyen discursos excluyentes con los que apelar al cerebro reptiliano de sus votantes, del tipo: “Ellos están a favor del aborto“; “Los otros son los herederos de Franco y por eso quieren condenar al Superjuez que osó investigar sus crímenes“; “Los de allá son unos separatistas que odian a los españoles“; “Los de acá son unos centralistas que quieren erradicar todas las lenguas que no sean el castellano” … Y así con todo. Por supuesto, en todos los casos, “nosotros” somos los buenos y “ellos” los malos, por definición.

Y entiendo que es muy difícil, con esa tradición, asimilar que exista un partido que no rija su pensamiento y su acción por ese identitarismo sectario y maniqueo, que analice los problemas por sí mismos y, sin prejuicios ideológicos, busque las mejores soluciones basándose en criterios de honradez, eficiencia y sentido común, sin preocuparse de someterlas a un molde previo. Y menos a un molde que hayan creado otros.

De la reciente película “La Dama de Hierro”, aunque me decepcionó un poco por no desarrollar la época más interesante de la vida de Margaret Tatcher y centrarse demasiado en su actual senectud, me quedé con alguna que otra buena frase puesta en boca de la protagonista. Una de ellas era, más o menos: “Hoy en día todo el mundo está preocupado por ser algo; en mis tiempos nos preocupábamos por hacer cosas“.

Pues eso, que desde el punto de vista político en UPyD nos preocupamos muy poco por ser algo, por las esencias intemporales de los partidos políticos, esa entelequia, y en cambio nos preocupamos mucho por hacer cosas, tal y como demuestra la gran cantidad de proposiciones de ley y no de ley, mociones e iniciativas legislativas varias que hemos presentado en el Parlamento Nacional y en el de Europa, en el del País Vasco, en la Asamblea de Madrid y en los más de noventa ayuntamientos en los que tenemos representación institucional.

Puedo asegurar que de las muchas horas de trabajo que he compartido con mis compañeros de UPyD,  la práctica totalidad se han empleado en analizar problemas y en buscar soluciones. Sí que es verdad que de vez en cuando alguien saca el tema de si somos de derechas, de izquierdas, de centro, medio centro o ala-pívot, pero me parece que en casi todos los casos se trata de algún infiltrado del PSOE, del PP o de IU que intenta hacernos perder el tiempo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexiones y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

22 respuestas a “¡A ver si los de UPyD os definís de una vez!”

  1. Alejandro dijo:

    Pero es que fíjate, a la hora de analizar o realizar propuestas, también es mucho más cómodo “definirse”. Hacer política es mucho más fácil bajo una etiqueta.

    Si soy de izquierdas y una propuesta es del PP, estoy en contra. Si suena a progre, si “huele” a ecologismo, a feminismo a anticlerical,… estoy a favor. (y a la vicecontra, claro…)

    En cambio analizar y hacer propuestas pensando únicamente en si van a favorecer a la ciudadanía, ufff. Eso es muy difícil.Por eso la gente prefiere etiquetarse lo primero. La vida es más fácil:
    http://eleternopasmado.blogspot.com/2011/11/pasmo-n-71-la-curiosa-teoria-de-los_15.html

  2. Pablo dijo:

    A ver, Alejandro Roa Alonso yo creo que todos estamos deseando que UPyD sea una opción política que no contenga todas esas cosas que nos repugnan de los dos partidos mayoritarios, de las chorradas de IU o de los egoísmos catetos de los nacionalismos. Me explico, creo que a muchos nos repugna la parte opusina, derechosa y clerical del PP, lo mismo nos ocurre con la parte “politicamente correcta” (compañeros y compañeras), falsa, superficial, amateur, corrupta y “al sol que más calienta” del PSOE. Nos revienta de los dos el que siempre tengan que estar vendiéndose a los nacionalistas, que les importe un carajo lo injusto del sistema electoral, que defiendan la monarquía por encima de todo, etc, etc, etc. Lo que esperamos de vosotros es que acabéis con todo esto y que lo digáis claro, que no os asuste lo políticamente incorrecto, que seáis políticos que hayan salido a la calle, que hayan trabajado en otro sitio antes de llegar a la poltrona, y que vuelvan a ese sitio cuando terminen. Que nos generen confianza y que sean gente como nosotros, que aunque nuestro colegio fuera un sótano, hemos sabido salir de él y tenemos un alto concepto de la cultura y la justicia sin tener que definirnos bajo ningunas siglas.
    He dicho.

    • alexroa dijo:

      Pues todo eso es UPyD, exactamente, o al menos lo que quiere ser. Lo has definido perfectamente, Pablo Gutiérrez Sanz. Y sí, nuestro colegio sería un sótano, pero teníamos un nivel muy alto.

  3. DAVID dijo:

    Buenos días Álex. Me gusta el contenido de hoy. Me parece acertado y oportuno, porque todos oímos ese tipo de preguntas. Upyd es lo que es, guste o no guste a más de uno.
    Un abrazo

  4. Ciudadano Quien dijo:

    Alex, un esfuerzo muy loable el tuyo, pero creo que va a ser en vano. Por mucho que lo expliquemos algunos no van a ser capaces de entenderlo. Muchos quieren, aman, las etiquetas. Les hace la vida más fácil y evita que tengan que pensar o razonar. “Eso lo propone un partido de izquierdas, me opongo. “Eso opina tal partido de derechas, estoy en contra”.
    Se sorprenden de que en un mismo Pleno podamos votar a favor de una propuesta del PP, pero también apoyemos una de IU.

    Nos leemos

  5. Alejandro dijo:

    “Igual que algunas personas somos como somos, guste o no guste a más de uno.”

    Como dice mi padre: algunas personas son como son, o incluso peor.

  6. esperanza dijo:

    Eso es somos personas que nos preocupamos de personas,que sabemos que todo se puede mejorar,y no cejaremos en nuestro empeño.Que nos preocupamos,ya sea en las comunides o munnicipios del ciudadano,o nuestros vecinos,que siempre estamos,y estaremos para ayudar dentro de nuestras posibilidades y no como los demas.Definitivamente SI SOMOS LOS OTROS.LOS QUE ESTAMOS SIEMPRE,NO CADA CUATRO AÑOS,COMO LOS DEMAS.ESO ES SER DIFERENTE.Y ESO MOLESTA MUCHO.

  7. Alicia dijo:

    lLa gente aún no está preparada para esto. No es sólo un partido nuevo:es un concepto nuevo. Una manera de entender la política que incluye un punto de vista nuevo, casi cubista.diría yo.,si tenemos en cuenta que el cubismo no establece compromiso con la apariencia de las cosas si no con lo que se sabe de ellas. Me refiero a que supone una ruptura con los anteriores prismas y una nueva manera de mirar las cosas desde todos sus puntos de vista, de lado , de frente ..todos al mismo tiempo y no con la perspectiva de la ignorancia y los prejuicios en este caso
    Y el dibujo de Escher que has puesto lo ilustra muy bien

  8. Alicia dijo:

    Nada, nada,no sé qué quería decir..Es que a mí me sacas de los hobbits y de los orcos y no entiendo de nada mas

    • alexroa dijo:

      Eso no es cierto. También entiendes de parecidos animales. Eres una reconocida experta en la materia, como es bien sabido. ¿A qué animal se parece Rajoy, por cierto? No acabo de pillarle el parecido … ¿Y Cristóbal Montoro, el Ministro de Hacienda? ¿Y la Vicepresidenta Soraya Saenz de Santamaría?

  9. andres291 dijo:

    Muy bueno, con artículos como éste, un servidor se emociona.

  10. manuel ruiz dijo:

    Pero es Ud. tremendo Sr. Roa ¿Cómo se atreve a decir que no importa ser de “izquierdas” o de “derechas”? Eso es lo fundamental y casi lo único importante. Si eso queda claro desde un principio resulta obvio el beneficio de no tener que pensar sobre nada y/o, lo que es más importante, no resulta ni siquiera necesaria la capacidad de pensar … ¡con la de cosas que hay que hacer y el poco tiempo que tenemos!
    Y luego se permite Ud. el lujo de citar nada menos que a la Dama de Hierro. El asunto está zanjado: Es Ud. un carca, un fachón, un reaccionario y, además, cooperador necesario en los crímenes del fraquismo. (y estudiaré la muerte del Ché por si tuviera alguna implicación)

  11. Javier C. de las Heras dijo:

    Con todos los respetos, veo que aquí nadie hace ninguna crítica a este artículo.
    Cuando veo los simpatizantes de UPyD y los fichajes de este partido no me extraña nada eso del transversalismo político. Tenéis ahí metido desde lo más izquierdoso hasta lo más fascista, sí, fascista. A la cabeza una supuesta mujer de izquierdas, que es objeto de un, lo siento, ridículo endiosamiento, que deja en pañales al aznarismo o al zapaterismo.
    Yo tenía cierta confianza en vuestro partido, pero el apoyo al PP me sume en la duda. En este blog bailan los argumentos de un lado para otro siempre dependiendo de la intención coyuntural: no parecer un fascista, no parecer un rojo cuando se pacta con el PP…
    Me gustaría saber qué elementos de la socialdemocracia no se contraponen al liberalismo (aunque debería decir neoliberalismo) en vuestro ideario, si es eso posible.

    Me gustaría saber si estáis de acuerdo con los recortes del gobierno, con la nueva reforma laboral o a favor del aumento del gasto público para la creación de empleo y reactivación de la economía.
    ¿Se pueden proponer políticas socialdemócratas para salir de esta crisis financiera y luego pactar con el PP? Si, claro, PSOE y IU también lo hacen. ¿Es reprochable?

    Para acabar le deseo lo mejor a este partido, que aunque no me representa en absoluto, creo necesario para ejercer un contrapeso a este soporífero bipartidismo/pensamiento único que tenemos todos que soportar y para ser un elemento fáctico en el parlamento que pueda influir aunque sea muy poco en este gobierno de paletos, corruptos, y retrógrados que tenemos.
    Por cierto, yo me identifico con las ideas de la izquierda, como vuetra jefa, que no fue candidata a presidente porque prefirieron a sosoman.

    Un saludo y te felicito por el tono amable y didáctico del blog.

    • alexroa dijo:

      Hola Javier. Te agradezco la crítica, que compensa un poco las alabanzas de los anteriores comentarios, que, como se puede intuir, son mayoritariamente de afiliados o simpatizantes de UPyD.

      La del tranversalismo, en realidad, ya lo practican todos los partidos, aunque no quieran reconocerlo. La división monolítica que propiciaba el hecho de que los partidos fueran “de clase” se ha ido diluyendo en las últimas décadas. Los dos grandes partidos españoles, PP y PSOE, ya no se puede decir que representen los intereses contrapuestos de dos clases sociales, pues ambos han ido confluyendo para llegar al mayor número de electores posibles. Y tomando, en el camino, ideas de sus respectivos rivales. Esto a mí me parece que es un avance muy importante. Pero como al mismo tiempo necesitan diferenciarse, hacen excesivo hincapié en lo que les separa, que se supone que es lo que separa a dos bandos de españoles. El pasado, desde el inicio de la Segunda República hasta la muerte de Franco, es una fuente inagotable de recursos para dividir. La otra fuente es la moral, la cristiana frente a la “progresista”, que en el fondo no son tan diferentes.

      Pongamos un caso, siempre manoseado, el de la postura ante el aborto. En este caso hay dos posturas extremas, la de su prohibición absoluta, en todos los casos, por más que peligre la vida de la madre o se tenga la seguridad de que el niño va a ser deforme y que no se va a poder valer por sí mismo; y la del aborto libre y sin límite temporal, considerado como un derecho de la mujer, como si el nasciturus fuera sólo una parte de su cuerpo. Ambas posturas me parecen a mí aberrantes por igual. ¿Son esas las posturas del PP y del PSOE? No, tan sólo los de unos pocos de cada lado. La postura oficial de ambos partidos es que el aborto se debe permitir, sea despenalizándolo (la postura del PP y también la del PSOE hasta hace nada), sea convirtiéndolo en un derecho de la madre (la postura del PSOE en los años de Zapatero). Y en cualquier caso poniendo un límite temporal (PSOE) o amparándolo en unos supuestos (PP). Importantes matices y variaciones pero sobre un punto de acuerdo común.

      Y lo mismo con esa cuestión como con cualquier otra. Pero no lo van a admitir. Para eso hay que superar muchos complejos e inercias. Pero sobre todo hay que superar el creer que “los tuyos” son los buenos y los que están en posesión de la verdad, en contraposición a “los otros”, que son los malvados y equivocados por definición.

      En UPyD realmente no nos preocupa mucho lo que les podamos parecer a unos y a otros, nos da un poco de risa, la verdad. Que alguien cree que somos unos fascistas o unos rojos por una u otra actuación o declaración pues allá él. Es verdad que hay una cierta indefinición en cuanto a la política económica, entre las tendencias liberales y las socialdemócratas. Pero también la hay en otros partidos. El PP, nada más llegar al Gobierno, ha subido los impuestos. Y ahora le está metiendo mano a los bancos. El PSOE, en los últimos años, ha tenido que aplicar recetas liberales porque no tenía ninguna otra solución. Porque si hubiera habido una “salida social de la crisis” como le gusta(ba) decir a Sosoman, la hubieran aplicado. Si no lo hicieron es porque no la había.

      Un debate extremadamente complejo, en cualquier caso, que supera mis conocimientos de largo. Y me da que los de cualquiera, porque ya estamos en el quinto año de Crisis y los líderes nacionales y mundiales parecen seguir igual de desbordados.

      Un saludo y gracias por seguir mi blog.

  12. Pingback: ¡A ver si los de UPyD os corrompéis de una vez! | Política (i)lógica: El blog de Álex Roa, concejal de UPyD en el Ayuntamiento de Guadarrama

  13. Pingback: ¡A ver si los de UPyD os corrompéis de una vez! (Alex Roa, UPyD Guadarrama) | UPyD Las Rozas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s