Algunas de las cosas que, más o menos, dije durante mi charla “Solo ante el peligro”


No, tampoco esta vez es el título de la última película de Isabel Coixet. Se trata de un resumen aproximado de lo que dije durante la charla que di el pasado jueves en la sede de la Agrupación  madrileña de UPyD, por cortesía del Consejo Territorial de Madrid, más concretamente de Aurora Sotos, responsable de Estudios y Programa, de Juan José Pelayo, vocal del Consejo, y de mi buen amigo José Luis Zamarriego, también vocal de ese órgano, que actuó como presentador y moderador del posterior debate.

Y digo lo de resumen aproximado porque, como no tengo costumbre de poner por escrito mis intervenciones, tan sólo elaboro unos pequeños apuntes para tener un ancla cuando empiezo a desbarrar más de la cuenta, y como tampoco hay grabación de la charla, lo que aquí cuento forzosamente ha de ser una aproximación a lo que dije entonces. O, mejor dicho, a lo que me hubiera gustado decir, que siempre se queda alguna cosa en el tintero.

Con toda seguridad puedo decir que empecé citando una frase que popularizó John Lennon, aunque su autor fue el humorista americano Gamble Rogers (1867-1947), con la que me identifico por completo: “la vida es aquello que te ocurre mientras estás pensando en hacer otra cosa“. Y es que de ninguna manera imaginaba yo hace ahora unos cuatro años y medio, cuando me afilié al nuevo partido UPyD, que iba a llegar a ser concejal en mi pueblo adoptivo, Guadarrama. Pues lo que me motivó a dar el paso de participar en política, como a buena parte de los que nos integramos en este joven partido, fue la desastrosa situación nacional, no un interés por la política local. Hasta el punto de que algunos, quizás muchos, de nosotros, demostrando que si bien no puede decirse con propiedad que haya corrientes de opinión en UPyD sí que es bastante ajustado decir que hay opiniones poco corrientes, pensábamos que nuestro partido ni siquiera debía presentarse a las elecciones municipales para no desvirtuar el mensaje nacional.

Así pues, al menos en mi caso, no entré en UPyD “para algo”, sino “por algo”. Porque, como decía Unamuno “me dolía España”. Y eso a finales del año 2007, cuando no sólo se negaba oficialmente la crisis sino que quien todos sabemos afirmaba que el sistema bancario español era “el más sólido del mundo occidental”. Menudo sarcasmo.

Con ese punto de partida, rememoré los inicios de UPyD en la Sierra Noroeste de Madrid, algo a lo que ayudó la presencia en las sala de algunos compañeros de fatigas de aquellos heroicos tiempos en los que contribuimos a la campaña de las elecciones generales de marzo de 2008, en la que nuestro partido consiguió su primer éxito. Y recordé también cómo continuamos unidos durante los dos siguientes años, los de las elecciones vascas, gallegas y europeas del 2009 y del Primer Congreso de noviembre de ese mismo año, intentando poner en marcha los Consejos Locales de la Sierra, algunos de los cuales cuajaron y otros no, e introduciéndonos en los vericuetos de la política local, de la que la mayoría éramos unos auténticos ignorantes. O al menos eso nos decían algunos “conocedores” de la materia con los que tratamos en aquellos tiempos. “Conocedores” por llamarles de una manera fina, más bien gente resabiada que por lo general ya habían pasado por uno o varios partidos y que pretendían recalar en el nuestro, ellos sí “para algo” y no “por algo”. Y gente de la que, en perspectiva, puedo afirmar que no he aprendido nada. Al menos nada de lo que se debe hacer, aunque quizá sí de lo que no se debe.

Y conté cómo, en abril de 2010, tras dos años y medio agotadores, di un pequeño paso atrás, dejando en otras manos la mayoría de las tareas de las que me había encargado hasta entonces. Un paso atrás que no era para coger impulso, sino para poder reflexionar un poco sobre lo que estaba haciendo. Pero poco tiempo tuve para eso, pues faltaba sólo un año para las elecciones municipales y autonómicas y hacía falta gente que diera el paso al frente de encabezar las candidaturas correspondientes. Y así fue como, animado por mis compañeros del Consejo Local de la Sierra Noroeste, acepté presentarme como candidato en el caso de que se decidiera que nuestro municipio fuera uno de los elegidos para concurrir a las elecciones, ya que en principio sólo íbamos a presentarnos en las capitales de provincia y en las ciudades de más de 50.000 habitantes, y Guadarrama sólo cuenta con 15.000.

Y como al Consejo de Dirección de UPyD le pareció que podíamos hacerlo, a finales de año me presenté a las primarias para cabeza de lista como único candidato, saliendo elegido por unanimidad. Que parece una tontería, pero es que en nuestro partido somos tan demócratas que votamos aunque sólo haya un candidato. Luego vino la elaboración del programa y la presentación en sociedad a principios de febrero de 2011 en un acto que tuve el honor de compartir con nuestro magnífico cabeza de lista a la Asamblea de Madrid, Luis de Velasco, presentado por la simpar Luisa Auñón.

Y a partir de ahí … comenzaron las verdaderas dificultades. Las dificultades para abrirse paso de un partido pequeño y, más que ninguneado, boicoteado por los partidos grandes y por sus terminales mediáticas. Y las dificultades de un candidato sin ninguna experiencia en estas lides y, para colmo, mucho más tímido de lo que a veces pueda parecer. Pero, como es lógico, las campañas electorales no las hace una persona sino un equipo, y el que se formó en Guadarrama cumplió de sobra con su cometido, fuera colocando mesas informativas, repartiendo folletos, visitando a los comerciantes, buzoneando o lo que se terciara. Complementado todo ello con la publicidad en prensa radio y televisión, en este último caso con la inestimable ayuda del gran Toni Cantó, desde hace unos meses diputado nacional.

Y así llegamos al 22 de mayo, día de las elecciones, en el que conseguimos representación en 31 de los 43 municipios de la provincia de Madrid en los que nos presentábamos, entre ellos Guadarrama. En donde, durante los últimos meses, había tenido lugar un interesante giro de los acontecimientos políticos, al escindirse del Partido Popular local la Agrupación Popular Por Guadarrama, APPG, liderada por la Alcaldesa y acompañada de la mayoría de sus concejales, y, para sorpresa de todos, ganar las elecciones, aunque por sólo 19 votos más que su partido matriz. Concretamente, el resultado en número de concejales fue seis para APPG, otos seis para el PP, tres para el PSOE, uno para IU y otro para UPyD.

No hubo pactos de gobierno y APPG gobierna en Guadarrama en minoría, con sus seis concejales. Una situación mucho más interesante para la oposición que la que había hasta entonces, con la absoluta hegemonía que le proporcionaban al PP sus once concejales de un total de diecisiete. Vamos que estaba claro que no nos íbamos a aburrir, como se ha podido comprobar después.

Pronto hará un año desde mi toma de posesión como concejal, el 10 de junio de 2011. Un año que puedo decir que ha sido intensísimo, durante el cual me he dedicado a conocer en detalle la estructura y organización del Ayuntamiento de Guadarrama y al personal que trabaja en él (para sorpresa de algunos empleados, que en varios casos me han asegurado que era el primer concejal que veían por su dependencia en los años que llevaban trabajando allí), y la dinámica de trabajo para los concejales de la oposición (también conocidos como “concejales de qué“), organizada en torno a la Junta de Portavoces, las Comisiones Informativas y los Plenos, y concretada en el estudio de expedientes y la presentación de mociones, ruegos y preguntas. Además del contacto con las asociaciones, los empresarios y comerciantes locales, y los vecinos en general.

Y si al principio me parecía que, como grupo municipal unipersonal, tenía que manejar una auténtica e inexpugnable montaña de información, al cabo de estos meses he concluido que una montaña sí que es, pero no inexpugnable, y menos con la ayuda de los compañeros del partido, en Guadarrama y fuera de ella. Y que es posible en cuatro años llegar a conocer bastante bien todo lo que se cuece en un pueblo de tamaño medio, como es el mío, y tener una opinión fundada de todos los asuntos en discusión, que es el objetivo mínimo que me he propuesto.

Reflexioné también durante mi charla del pasado jueves acerca de la importancia de ser una figura pública, lo que implica participar en todos los actos públicos que se pueda, mostrarse siempre accesible a los vecinos y mantener en todo momento un comportamiento decoroso. Sobre los medios disponibles para desarrollar el trabajo de concejal, no demasiado malos en Guadarrama. Sobre la dificultosa relación de nuestro partido con los medios de comunicación tradicionales, tomados por el PP en su mayor parte, y el modo en que se compensa un poco con ayuda de internet, los blogs y las redes sociales, algo en lo que UPyD lleva una gran ventaja a sus rivales. Y sobre la necesidad de tener unos conocimientos mínimos de materias tan áridas como son los presupuestos, el urbanismo y la legislación básica relacionada con la labor de los Ayuntamientos.

Y acabé la charla, si no recuerdo mal, refiriéndome al poco respeto que los partidos de siempre, sean del signo que sean, muestran por las normas; cómo prefieren jugar en campos embarrados; embarrados por ellos mismos, claro; y cómo, en beneficio de sus intereses o como medio para imponer sus ideas, faltan sin escrúpulos a la verdad y convierten la política en una representación teatral. Una pantomima a la yo creo que no se debe prestar UPyD pues, aunque pensemos que nuestras ideas políticas son mejores que las de los otros, faltaría más, no por ello debemos caer en esas marrullerías en las que tan expertos son los partidos consolidados. Y si ello implica que nos consideren unos novatos y unos ingenuos, pues bienvenidas sean la ingenuidad y la novatez.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política municipal, Reflexiones y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Algunas de las cosas que, más o menos, dije durante mi charla “Solo ante el peligro”

  1. Querido Alex, en primer lugar, gracias por tu mención. Fue uno de esos momentos, el de tu presentación, que agradeces que se haya producido . Me dió la posibilidad de compartir, en apenas cinco minutos, lo que durante algunos años de trabajo habíamos vivido. Esos años , que quedan muy lejos, los primeros, los más ingratos y a la vez los de mayor ilusión, en los que, los que estábamos ” sólo” POR ALGO, como tú dices, nos habíamos conocido trabajando, trabajando y trabajando… y sobre todo nos habíamos descubierto como compañeros y como personas.
    Un muy buen resumen que te agradezco. Seguro que estuvo salpicado de notas de ese humor socarrón que tanto te caracteriza y a los escuchantes les debió parecer un suspiro…
    ¿ No has pensado nunca plasmar en un libro todo esto de lo que hablas, y, sobre todo, esas historias de la “historia” que tan bien conoces? Piénsalo y si necesitas ayuda, como siempre, ” dame un silbidito” y recordamos juntos.
    Un fuerte abrazo.

    • alexroa dijo:

      Muchas gracias a tí, Luisa, por todo lo que hemos compartido estos años. Lo del libro sí que lo he pensado. Algún día, quizás cuando el polvo se haya posado. Ahora hay mucho que trabajar para que nos duela España un poco menos. Otro fuerte abrazo.

  2. Alex, me quedé con las ganas de acompañarte el jueves entre otras cosas porque compartimos como bien sabes nuestra aventura de “LLanero Solitario” municipal y en esas estaba. Que se vayan preparando para las próximas que seguro cambiaremos el título por “Los 5 Magnificos”…………

  3. Emilio dijo:

    Alex: una matización, no hay que confundir ser un poco vergonzoso con timidez. Y como nos pasa a muchos en UPyD mas vale ser un vergonzoso que un sinvergüenza.
    Un abrazo.

    • alexroa dijo:

      Muy cierto. Hay cosas que yo no podría hacer por verguenza, tal como decir una cosa en un sitio y otra diferente en otro, algo que algunos de mis compañeros concejales no tienen ningún reparo en hacer.

  4. manuel ruiz dijo:

    ¡Enhorabuena, Alex, por ese casi año de concejal. Desde principios de 2008 te he visto SIEMPRE al pie del cañon y, lo que es mas dificil, ello no te ha impedido disentir cuando lo considerabas necesario. Gracias por tu trabajo y amistad.
    (PD.- mi ordenador sigue sin ponerme acentos, lo siento)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s