Cuando el anumerismo campa a sus anchas …


Cuando puse en marcha este blog, hace algo más de dos años, mi intención era hacer una crítica a la falta de lógica y rigor con la que se trata todo lo relacionado con la política, un terreno más propicio para las pasiones, mejor cuanto más bajas. Y de ahí el nombre, “política (i)lógica”, un pretendido juego de palabras sobre la relación, o la falta de ella, entre política y lógica.

Y si, por lo común, en el debate político no imperan precisamente la lógica y la razón, cuando metemos cifras de por medio la cosa se vuelve ya directamente disparatada. Consecuencia del anumerismo o analfabetismo numérico, definido en Wikipedia como “la  incapacidad de comprender conceptos matemáticos aplicados en la vida real y, en un sentido amplio, la incapacidad de entender el mundo de manera científica y racional” y que es muchísimo más frecuente que el analfabetismo literario. Tanto que, posiblemente, afecte a la mayoría de la población española. Aunque, como era de esperar y de modo nada paradójico, no existen cifras sobre el asunto.

Viene esto a cuento de las guerras de cifras en las que últimamente nos hemos metido unos y otros con entusiasmo digno de mejor causa, arrojándonos los números entre nosotros como quien arroja adoquines, sin el menor sentido crítico acerca de lo que estamos haciendo.

Yo mismo cité hace unos días la últimamente muy famosa cifra de los 445.000 políticos españoles que tiene su origen en un supuesto estudio publicado por diario digital “El Aguijón“, a pesar de estar convencido de que está inflada de muchas maneras, y de que el número verdadero probablemente esté entre 150.000 y 200.000. Y no porque me haya iluminado el Espíritu Santo, sino por otros estudios sobre los que volveré en otro momento. Una cifra excesiva, en cualquier caso, que hay que tender a reducir todo lo posible.

Igual pasa con el número de funcionarios, interesadamente inflado para que así sea más fácil practicar el “tiro al funcionario”, popularísimo deporte nacional. La cifra que más se maneja es la de 3,1 ó 3,2 millones de funcionarios, que algunos suben hasta 3,5, supongo que porque les parece más redonda, o vaya usted a saber por qué. Eso a pesar de que el Boletín Estadístico del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas da una cifra de 2.690.000 empleados públicos, de los que realmente son (somos) funcionarios de carrera 1.650.000, un poco más del 60% del total. Para superar los tres millones habría que sumar los más de 400.000 políticos supuestos, considerados como funcionarios en sentido aún más amplio, aunque ya digo que sin duda es una cifra irreal y que se solapa con la de funcionarios propiamente dichos, pues los altos cargos de la Administración son por lo general puestos de libre designación, es decir, puestos que se pueden considerar políticos pero que están ocupados por funcionarios en ejercicio. Y además hay algunos (creo que bastantes) funcionarios ocupando cargos políticos, generalmente de concejales, sin dejar de ser funcionarios. Yo mismo, sin ir más lejos, así como otros varios concejales del Ayuntamiento de Guadarrama, que estamos en la oposición y tenemos una dedicación (y una paga correspondiente) del 25%.

Aún así, se me puede decir que las cifras manejadas no están tan mal, que es cuestión de cómo se definen los criterios para considerar lo que es un político y lo que es un funcionario. Digamos que aún podríamos llegar a un entendimiento. Pero es que circulando por ahí se encuentran cifras verdaderamente disparatadas, demenciales incluso, que son tomadas como verdaderas sin someterlas a la más mínima crítica.

Hoy mismo he leído un texto que anda circulando en Facebook en el que se habla de los grandes logros del nuevo gobierno socialista francés de François Hollande. Copio un párrafo a modo de ejemplo:

Ha privado a la Iglesia de subsidios estatales por valor de 2,3 millones de euros que financiaban exclusivos colegios privados, y ha puesto en marcha (con ese dinero) un plan para la construcción de 4.500 jardines de infancia y 3.700 escuelas primarias, iniciando un plan de recuperación de la inversión en la infraestructura nacional.

Es decir, que con 2,3 millones se van a construir 8.200 instalaciones educativas. Dividiendo la primera cifra por la segunda nos sale que cada instalación va a costar 280€ y 49 céntimos. De lo que se deduce que, o bien los materiales de construcción y la mano de obra son extremadamente baratos en Francia, o bien que esos jardines de infancia y escuelas primarias van destinadas a los clicks de Famobil.

Cuando se me ha ocurrido poner en cuestión en Facebook el “milagro francés” (porque sin duda es un milagro), un entusiasta autodeclarado seguidor del 15M me ha obsequiado con los siguientes “elogios”:

Alex, eres un puto ignorante y bocazas….esta informacion puedes corroborarla en meneame.com

Claro k si tu eres otro politico k esta hay para chupar del bote…

Y así un rato más. Sinceramente, hubiera preferido que me arrojara un adoquín.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Anumerismo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Cuando el anumerismo campa a sus anchas …

  1. Emilio en Luanda dijo:

    Pero… Alex… como se te ocurre hacer una división…. muchacho la politica te esta pervirtiendo.
    Según leia tu post (es algo habitual leer tu post ,leer en general no) algo no cuadraba, pero como soy confiado por naturaleza me creia lo escrito (jo la fuente es intachable el PS francés o alguno de sus medios de comunicación o… ), claro que al no ser un procer (yo) de Guadarrama me la cuelan sin miramientos. Tu estas tan bregado en las lides polítcas , incluso te enteras de lo que dicen en los plenos y otras convocatorias municipales y desgranas con acierto los tejemanejes y mensajes confusos que puedes hacer una división, incluso de cabeza, haciendo patente una… contradicción (por ser condescendiente).
    Mira chico yo ahora , que llego de comer y con un gintoinc me pasa como a tí. Que tiren adoquines, con un poco de suerte los puedo (podemos) esquivar.
    Desde Luanda, con mucho amor, Emilio.

  2. Igual las escuelas son de cartón piedra, como haría alguien que conocemos 😀 pero ni por esas. Yo acabé dejando facebook después de la eclosión del 15M, (entre otras razones) al ver que la calidad del debate era más o menos lo que reflejan los comentarios que has reproducido.

  3. Alicia dijo:

    Muy bueno Alex, me gusta lo de meneame com, muy original y muy chic. Desde luego yo tampoco sé como puedes barajar tantas cifras, yo salgo del debe y haber, conmás debe que haber. Un abrazo de una exfuncionaria.

  4. manospal dijo:

    Del archivo este hay algo que me intriga no se si podrá aclarármelo, habla de 3 tipos de personal funcionario, laboral y otro personal qué pueden ser inmigrantes sin papeles, no entiendo, con un ejemplo me valdría si puede ser. A falta de pan buenas son tortas en cualquier caso.

    • alexroa dijo:

      Otro personal se refiere al de confianza o eventual, que es nombrado a dedo por los políticos, y que siendo también empleados públicos no son funcionarios ni tienen contrato laboral. En las distintas administraciones hay varios cientos de miles.

      • manospal dijo:

        Perdone que siga molestándole ya voy manejando un poco mejor el archivo en cuestión en principio es difícil pero es cuestión de acostumbrarse. Picando en los menús te lleva a las tablas que explican el título. En el desglose de Otro personal he visto que incluye al personal interino. Me parece absurdo y que puede dar lugar a engaño. ¿No sería mejor incluirlos dentro del personal laboral? Ellos cotizan a la seguridad social y firman un contrato al empezar. Sé que no es usted quien lo hace pero con el follón de cifras que hay lo que falta es liar al personal aún más ¿no le parece?. O puede haber otro motivo para ello que desconozco.
        Yo como muchos que nos creímos lo del Aguijón queremos aún saber cuantos son los de confianza y voy a seguir investigando en él a ver si por ahí se hace algo de luz. Muchas gracias por su aportación y su paciencia.

      • alexroa dijo:

        El personal interino realmente habría que incluirlo entre los funcionarios, aunque no lo son de carrera.

  5. manospal dijo:

    Trabajando usando como base el archivo pdf he seleccionado algunas estadísticas y he hecho un mínimo estudio en un libro de excel a la búsqueda de los 400.000 y el resultado es desalentador, no hay quien los pille. Antes de publicarlo en mi blog quería que lo viera por si se le ocurre algún punto más a estudiar o simplemente le parece una estupidez. Lo de la guerra de cifras hay que pararlo como sea pues ya he visto por ahí en algún comentario de un iluminado que sobraban 1.000.000 de Funcionarios a dónde vamos a parar. En España no sobra nadie ni funcionarios, ni jóvenes, ni viejos, ni políticos si se lo curran y nos hacen prosperar, sobran los que desaniman y fastidian al resto nada más.
    http://manospal.files.wordpress.com/2012/08/estado-personal-admon-jul-2011.xls

    • alexroa dijo:

      Me parece que puede ser un estudio muy interesante, sobre todo si contribuye a eliminar algunos malentendidos y bulos de esos que circulan tan alegremente. Un saludo y ánimo.

  6. Pingback: Quién sobra en España « Espacio de manuel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s