Mentiras consentidas (por José Manuel Ferradas)


hl_nosotros_o_el_caos

Nace el sol y me mira. Y desliza su mano templada por entre las sombras livianas del amanecer. Todo parece normal. Hemos tejido, con filamento de criterio, una normalidad inmensa capaz de albergar tanto equipaje falaz que ya nada nos resulta sorprendente. Nuestro saco vital, gran embudo tragadera, convierte nuestra conciencia en oca cebona que se nutre de lo que le viertan. Peor, digiere todo lo que le vierten.

Pero no es tarde. Aún no es tarde.

El viaje permanentemente iniciático que es vivir tiene la gracia del juego, la energía soberbia del aprendizaje y la salud de la participación. Nada nos es ajeno. La vida somos nosotros con una mano sembrando y con la otra recolectando futuro. Una realidad donde el espectador sedente descansa en fosas yermas a la vera del camino.

Hoy, casi hoy, los grandes santones de lo público pretenden ahormarnos de nuevo con su cincel de voluntades. Nos pretenden tan sinsorgos que perdonemos e incluso comprendamos que el latrocinio y la prevaricación son hechos colaterales a la política. Que las castas son el resultado evolutivo de la lógica de unos valores que no fuimos capaces de conservar y solo ellos son los dueños del invento.

Lo malo es la horda numerosa que se siente inclinada y aun representada por tanto evasor de moral. Gentes que siguen fundiendo en siglas la realidad de lo que seremos y creen, a pies juntillas, que o ellos o el caos. El concepto simplón y miserable del bipartidismo interesado. Un grupo numeroso que descarga su responsabilidad y adormece su conciencia evitando el compromiso y cargando en tintas ajenas.

No nos equivoquemos. Se puede engañar a una persona durante toda la vida. Podemos engañar a varias durante un tiempo, todo depende del artero manejo de los sueños y las ilusiones que seamos capaces de presentar. Prestidigitación emocional y simpática. Pero  un pueblo, todo un pueblo, se engaña él solo.

José Manuel Ferradas

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Colaboraciones y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Mentiras consentidas (por José Manuel Ferradas)

  1. manuel ruiz dijo:

    “un pueblo, todo un pueblo, se engaña él solo”. Cada vez lo tengo más claro y cada vez me da mas asco. Como muestra un botón: se arma la rehostia porque el presidente del Constitucional es del PP. ¿pero es que alguien no sabía que el TC es un nido de detritus?

    • José Manuel Ferradas dijo:

      Lo malo no es que no discutan que existen chorizos. Lo peor es que diferencian entre “mis” chorizos y “sus” chorizos y,estos, no tienen perdón. Es tan mediocre que casi resulta la sublimación de lo estúpido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s