Ahora que va a celebrarse el Segundo Congreso de UPyD …


logo_upydAhora que va a celebrarse el Segundo Congreso de UPyD, dentro de poco más de un mes, y casi coincidiendo con el sexto aniversario de nuestra fundación, conviene recordar nuestros inicios para tener en todo momento presente el espíritu con el que nos embarcamos en este proyecto.

Un espíritu que se hizo carne, o al menos palabra, en nuestro Manifiesto Fundacional, un marmóreo texto que, al modo del retrato de Dorian Grey, se mantiene inalterado e incorrupto mientras que nuestro partido empieza a mostrar algunas señales de la edad, muy leves aún, como corresponde a la fase del acné juvenil en que se encuentra, tras haber superado no hace mucho, en torno al Primer Congreso, el sarampión y demás enfermedades infantiles, alguna de ellas potencialmente mortal.

Conviene recordar lo que entonces decíamos mucho y últimamente algo menos, que UPyD pretende ser un partido instrumental, creado para resolver determinados problemas de la sociedad española, y que nos disolveríamos cuando hubiéramos conseguido nuestro propósito. Y vale que aún estamos muy lejos de nuestro objetivo y hasta que es posible que nunca lo alcancemos, pero no por ello hemos de olvidarnos de nuestra intención inicial, de la brújula que ha de guiar nuestro camino.

Y que como instrumento que es UPyD, ha de mantenerse al tiempo limpio y afilado, y hay que usarlo exactamente para lo que ha sido diseñado y siguiendo las instrucciones del fabricante. Y si es necesario repararlo o cambiar alguna pieza de cuando en cuando, hay que hacerlo sin dudas, sin miedo, sin pereza y sin sentimentalismos.

Conviene también que recordemos que nuestro objetivo, a título individual, no es vivir de la política, por muy respetable que consideremos la profesión de político y por mucho empeño que pongamos en dignificarla. Que nuestro compromiso es el de aportar a la sociedad española nuestro talento, nuestros conocimientos y nuestro esfuerzo, no el de buscarnos un medio de ganarnos la vida o de ascender socialmente.

Que por muy seguros que estemos de nuestras ideas, de nuestras propuestas y de nuestros razonamientos, la política no es necesariamente el reino de lo objetivo y de lo exacto, por lo que hay que vigilarse estrechamente para no convertir las ideas en dogmas, las propuestas en imposiciones y los razonamientos en falacias y tautologías. Al fin y al cabo, no queremos ser como nuestros adversarios.

Que la lealtad, concepto elevado donde los haya y sin el que no es posible construir nada, tiene sus grados y sus riesgos. Sus grados, que en política lo más valioso es la lealtad a las ideas, luego a las organizaciones y, en último lugar, a las personas, por muy válidas que éstas sean. Sus riesgos, que la lealtad a las ideas puede degenerar en fanatismo, a las organizaciones en sectarismo, y a las personas en vasallaje. Y que antes de las lealtades políticas se encuentra siempre la lealtad a uno mismo.

Que si la estructura piramidal es la óptima para un partido político, no hay que olvidar que todos los escalones de la pirámide son igual de importantes, que cada pieza es al tiempo soporte de las demás y sustentada por ellas, incluida la cima; esa cima que en las pirámides egipcias se llama piramidion y que solía estar recubierta de oro, lo que hacía que al ser observadas de lejos las pirámides, entre las brumas del desierto y con el sol brillando despiadadamente en lo alto, se viera sólo un punto brillante y aparentemente aislado, flotando en el vacío, otro sol pero cercano a la tierra. Pura apariencia para deslumbrar a las masas o a los espectadores poco precavidos, ignorantes de los ladrillos que sustentan a ese brillante sol.

Y que ha sido esa sólida estructura piramidal, sin divisiones ni fisuras, en la que todas las piezas se sostienen entre sí, la que ha permitido la permanencia de esos grandiosos monumentos durante siglos y hasta milenios, con sus bases, sus pisos y sus cimas casi intactos, aunque su fulgor externo haya decaído hasta desaparecer.

Pirámide

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexiones y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Ahora que va a celebrarse el Segundo Congreso de UPyD …

  1. CUPyD dijo:

    Desde el anterior Congreso de UPyD se han producido muchas actuaciones calificadas como intromisiones injustas y antiestatutarias del responsable de Organización de Madrid (Juan Luis Fabo, nº 3 de UPyD) en los órganos colegiados territoriales y locales: Cataluña, Aragón, Galicia, Canarias, Euskadi… Demasiadas Gestoras cuando los afiliados no hacían lo que Fabo quería, demasiados buenos afiliados que se han ido denunciando falta de democracia interna… ¿Se va a tratar ese tema en el II Congreso, o los afiliados seguirán diciendo que qué bonito es el vestido del Rey, cuando realmente va desnudo?

    • alexroa dijo:

      Estas cosas que dices hay que demostrarlas. Yo creo que en UPyD sí que hay democracia interna, sólo que hay que tratarla bien, por parte de todos, y saber usarla. Lo que pase en el Segundo Congreso dependerá de que los vayamos allí. Yo espero estar, no me gustaría perdérmelo.

      • CUPyD dijo:

        Gracias por contestar a mi comentario y no borrarlo, Acepto tu reto y te lo voy a ir demostrando. Pero ¿tienes la mente abierta? ¿aceptas la posibilidad de que sea verdad que Juan Luis Fabo y Elvira García y Carlo M Gorriarán y otros hayan actuado contra las normas estatutarias de UPyD, y que los órganos de control de garantías no hayan hecho nada para corregirlo? No digo que sea verdad, sólo que aceptes que sea posible…

      • alexroa dijo:

        Repito mi comentario de más arriba.

  2. Mariano dijo:

    Muy bueno Alex. Chapeau!!

  3. Yo no lo hubiera dicho mejor. Los jardines colgantes de Babilonia, desaparecieron y si bien alguna otra maravilla arquitectónica aún se mantiene en pie, está cubierta de moho y en ella no entra ni la luz, ni el aire limpio. En cambio ahí están las pirámides, enhiestas y soleadas, porque en ellas todas y cada una de las piezas que la componen, son necesarias. ¡¡Enhorabuena!!

  4. manuel ruiz dijo:

    Esta artículo deberían leerlo, y llevar a la práctica sus postulados, más de uno y más de dos. Parece mentira, pero periodicamente se han de recordar cosas que en UPyD era obvias y, con la llegada de ciertos acontecimientos, algunos vuelven a mostrar su más fea carita-careta-carota.

  5. xabio dijo:

    Buen artículo, muy poético.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s