Nadie es dueño del invento (por José Manuel Ferradas)


Al nacer, todos los niños, salvo raras y honrosas excepciones, son el más bonito resultado del azar genético que pudiera producirse. Todo es nuevo en él y, por ende, evoluciona entre los aplausos permanentes que la vida le regala día tras día. Cada paso, cada logro, es una aproximación al infinito que se abre, transparente, a sus ojos deslumbrados. Crecer es su labor y lo hace sin freno, desbocado, exultante. Su movimiento solo puede ser hacia arriba y adelante. Es un torbellino feliz que irradia empatía y apoyo en quien tiene la fortuna de rozar el listón de su camino. Cuando no se tiene historia solo el futuro es la historia.

Pero el tiempo pasa. Llega un momento en el que nuestro retrovisor ya vislumbra imágenes grabadas en el pasado. Tenemos memoria y algo de historia. Ocupamos una posición en lo cotidiano y hemos generado unas expectativas en el mapa futuro que afecta a quienes han depositado en nosotros su ilusión. Somos poseedores de algunos errores y fracasos, aún pequeños pero reconocibles. Empezamos a saborear el poder que ejercemos en derredor y surge algo de soberbia. Y es entonces cuando nos aprieta la tentación de controlar nuestro entorno. La fortuna y el empeño en la tarea, también es cierto, nos han traído a esta posición de privilegio y es fácil creerse el dueño del invento.

El camino es de todos los que circulan por él. Cuando se marcha en grupo ha de hacerse al ritmo del más lento porque perder un miembro convierte al invento en cojo, aunque se llame ciempiés. Puede que el lento sea el mejor orientado y no lo descubramos hasta la próxima encrucijada cuando ya sea tarde y no esté con nosotros. Conducir un grupo que camina en la misma dirección es un orgullo y una responsabilidad enorme para quien debe controlar ritmo y dirección. Más cuando el cargo ha sido otorgado por los propios compañeros. Pero seamos consecuentes, nadie es dueño del camino.

José Manuel Ferradas

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Colaboraciones y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Nadie es dueño del invento (por José Manuel Ferradas)

  1. Yolanda Guío dijo:

    Así es José Manuel, “nadie es dueño del invento”, o, en todo caso, lo somos todos los miembros del grupo. La soberbia y el afán de control son malos consejeros, malos compañeros de viaje, “piedras en el camino” de construir una alternativa necesaria. Gracias por tus reflexiones compañero.
    Yolanda Guío

    • José Manuel Ferradas dijo:

      Si es cierto, y eso parece, que los que recorremos el camino estamos de acuerdo con los magníficos puntos que fundaron esta aventura, llegaremos a buen fin. Si la mayoría dispone sumisión por puesto entonces sabré que este no es el camino.

  2. Desgraciadamente los personalismos hacen creer a algunos que no sólo son los dueños del camino, sino de todo.

    • José Manuel Ferradas dijo:

      Una cerilla no puede soportar el peso de una piedra pero miles de cerillas pueden soportar el de una losa. Y es así porque la culpa no es de la losa, es de las cerillas.

  3. Aurora Sotos dijo:

    Un diagnóstico excelente y tan poético como acostumbras. A los padres les cuesta mucho entender que cuando sus hijos crecen y se convierten en adultos, son autónomos y responsables de sus actos, ya no tienen que pedir permiso para actuar. Sabemos que les cuesta, pero al final la realidad se impone.
    Gracias por la reflexión para el debate, José Manuel.

    • José Manuel Ferradas dijo:

      Confío que tu sentido común sea compartido por la inmensa mayoría de quienes viajamos en este proyecto. Hay padres que frustran el desarrollo normal de sus hijos por un exceso de control. Se proyectan tanto en ellos que se confunden y, en algunos casos, pretenden ser los novios de sus nueras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s