La “Generación del 14” y las vanguardias históricas (II) (Por Aurora Sotos)


“Tanto si piensas que puedes como si piensas que no, tienes razón”. H. FORD

Generacion14Continuamos en el escenario histórico de 1914 paseando por los “lugares comunes” de aquellas generaciones y las nuestras:

El 28 de julio de 1914 comenzó la I Guerra Mundial, localizada principalmente en Europa. Al calor de esta guerra también se fraguó la Revolución rusa (la de 1905 sirvió de precedente y referente a la de 1917), que concluyó con la creación del primer Estado autodenominado socialista de la historia, la Unión Soviética.

Una de las Repúblicas Soviéticas, Ucrania, antes de la Primera Guerra Mundial estaba dividida entre dos imperios, el ruso y el austrohúngaro. En la parte occidental el imperio austrohúngaro y el resto del país bajo el imperio zarista con muy baja tolerancia a las distintas expresiones nacionales distintas a la rusa.

Actualmente, en Ucrania y Crimea se enfrentan de nuevo pro-rusos y pro-europeos.

A veces la realidad nos hace un guiño para distendernos con un suceso de relevancia menor y, en esta ocasión, nos hemos tropezado con el nombre que eligen los Papas: En 1914 es elegido Papa Benedicto XV y ahora está el Papa Benedicto XVI, aunque haya renunciado.

En la Generación del 14 había mujeres que no tenían el reconocimiento de su aportación, como María Goyri (ensombrecida por la figura de su marido, Ramón Menéndez Pidal), Zenobia Camprubí (junto a su compañero Juan Ramón), la pedagoga María de Maeztu, o las feministas Clara Campoamor y Victoria Kent, o María Zambrano entre los discípulos destacados de Ortega.

CampoamorCamprubi

Todavía hoy (8 de marzo – Día Internacional de la Mujer), se acaba de conmemorar la lucha de la mujer por su participación en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo íntegro como persona.

Gómez de la Serna en sus Greguerías dice, “Lo que defiende a las mujeres es que piensan que todos los hombres son iguales, mientras que lo que pierde a los hombres es que creen que todas las mujeres son diferentes”.

¿Seguiremos así año tras año, o siglo tras siglo?

Decíamos anteriormente que, en Europa se suele utilizar la denominación «Generación del 14» por el acontecimiento más relevante de 1914, la I GM, aunque no se suele designar así a las generaciones de los países que participaron militarmente.

Una de éstas fue la “generación perdida” estadounidense –lost generation, o  generation du feu-, es el nombre con que bautizó Stein a un grupo de notables escritores estadounidenses que vivieron en París y en otras ciudades europeas hasta la Gran Depresión.

Estos autores aparecen en la literatura estadounidense durante la llamada «época airada» o de los excesos, época muy difícil económicamente para los Estados Unidos. Los grandes bancos estaban quebrando a causa de un fraude practicado por banqueros extranjeros dueños del Banco Federal (los Rockefeller y los Rothschild, entre otros).

Este grupo incluye a figuras como J. Dos Passos, Ezra Pound, E. Caldwell, W. Faulkner, E. Hemingway, J. Steinbeck y Francis S. Fitzgerald. Son los promotores de una nueva estética narrativa dentro de la literatura americana. Su conciencia de la inutilidad de la guerra y de la gran falacia del mundo moderno les empujó a la acción política directa.

Hace muy poco (enero 2014), los medios de comunicación publicaban titulares como, “La ‘generación perdida’ en España”, o “La EPA de una generación perdida”: Hablan de los jóvenes que están saliendo de España en busca de futuro.

La neutralidad de España en el conflicto del 14 trajo consecuencias sociales, políticas y económicas; y en el plano intelectual desencadenó la división entre los partidarios de las potencias centrales (germanófilos) y los de sus enemigos (francófilos y anglófilos). Este debate vino a prolongar la anterior polémica entre españolizar Europa o europeizar España mantenida especialmente por Unamuno y Ortega.

El manifiesto fundacional del grupo aparece en 1913, firmado por Ortega y Gasset, Manuel Azaña, Salvador de Madariaga, Américo Castro y García Morente. Junto a ellos, encontramos otros escritores, artistas y médicos.

Todos ellos eruditos, educados en universidades extranjeras, que buscan la modernización intelectual de su país. Fue una generación de profesores universitarios, una generación realmente de intelectuales. Fueron escritores formados en el ambiente renovador de la Institución Libre de Enseñanza, dentro de ese espíritu de libertad creativa a medio camino entre lo local y lo global, entre lo español y lo europeo y universal.

Ciencia fue la palabra clave para la generación del 14, que impulsó la europeización de España y en la que el ámbito científico tuvo un papel fundamental en la vida social, cultural y política del país. Las investigaciones de Santiago Ramón y Cajal y la vocación asistencial de Gregorio Marañón significaron el cambio en aquellas primeras décadas del siglo XX.

Lo más característico de la generación española del catorce es haber tenido un programa constructivo de cara al futuro, partiendo del convencimiento de que España se puede reformar gracias a la inteligencia, al esfuerzo y a la creación de instituciones adecuadas.

Pero Ortega, Azaña, Marañón, Pérez de Ayala, Madariaga, de los Ríos y Araquistáin no pudieron, supieron o quisieron controlar eficazmente el proceso político que lideraron. Puede decirse que tuvieron éxito en lo cultural y, en general, en llevar a cabo el proyecto de modernización del país en el orden económico, industrial, etc., aunque fracasaron en lo político al no haber sido posible su proyecto de realizar la reforma de la monarquía de Alfonso XIII.

Los paralelismos actuales con la aventura intelectual y política del 14 los dejo para la reflexión del lector, pues como dice mi amigo Diego Camacho, “en política todo tiene sentido, aunque esté oculto o sea el resultado de la incompetencia”.

Es obvio que nuestra vida está estructurada en ciclos, cada año las estaciones climáticas se repiten, las efemérides se repiten, las actividades diarias se repiten. Cada 100 años el reloj se pone a cero y la cuenta empieza de nuevo.

Sin embargo, esta muestra de organización sincronizada es necesariamente artificial, pues la naturaleza tiende a la entropía (2ª ley de la termodinámica). El reloj emocional y cognitivo de los seres humanos tampoco sigue estos ciclos, más bien es autónomo y anárquico. La estrecha vinculación de las emociones y la memoria está muy estudiada científicamente. Por definición, no hay aprendizaje sin memoria ni memoria sin aprendizaje.

Quizá necesitemos buscar en las memorias personales y colectivas, cuales son los resortes que nos empujan a actuar, o no y en qué sentido, en eso que llamamos proyecto sociopolítico.

Este conocimiento ha dado lugar a la aparición de nuevas ramas científicas como la Neurociencia y de nuevos estudios o disciplinas, como la Neuropolítica y la Neuroética, sobre las que hablaremos en otra ocasión.

Aurora Sotos

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Colaboraciones y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a La “Generación del 14” y las vanguardias históricas (II) (Por Aurora Sotos)

  1. Rafa Pérez dijo:

    ¡Jamás pensé que la “Generación del 14” pudiera dar tanto de sí!La autora toca múltiples temas, dando lugar cada párrafo a una reflexión. Me gusta especialmente la parte final. Sin duda, el tiempo es una estructura creada por nosotros. Una hora puede ser lo que nosotros “queramos” que sea…

  2. aurorasotos dijo:

    Gracias por el comentario Rafa. Seguiremos reflexionando, debatiendo y aprendiendo. Buen día!.

  3. Fede dijo:

    Al final van a tener razón los griegos clásicos con eso de que la Historia se repite. Conociendo la Historia sabemos que puede pasar y preperarnos. Gracias Aurora por el artículo. Un abrazo.

  4. Rosa González dijo:

    Me ha encantado Aurora. Se reconoce en tu escritura el perfil de un docente cuando escribe/enseña. Se agradece la sencillez del texto porque hace de la lectura un proceso fluido y muy aclarador. Esperamos con impaciencia el siguiente capítulo.
    PROPUESTA: ¿Qué tal una visita de grupo a la exposición de la Biblioteca Nacional?

  5. aurorasotos dijo:

    Gracias amigos, por vuestros generosos comentarios. Tomo nota de las sugerencias e intentaré hacer propuestas en las que participemos todos. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s