Teatro Alcázar, tres años, dos meses y una semana después


TeatroAlcazar22-03-2014bHace tres años, dos meses y una semana publicaba aquí el post “Teatro Alcázar, tres años y tres días después“. Hacía referencia entonces al primer acto de UPyD al que asistí, el 12 de enero de 2008, y a la ilusión que me produjo encontrar un partido político con el que coincidía al noventa por ciento, tirando por lo bajo, y unos líderes políticos o intelectuales como Rosa Díez, Fernando Savater, Albert Boadella y Álvaro Pombo tan carismáticos al tiempo que sensatos. Y hacía referencia a aquel primer acto después de asistir a otro celebrado en el mismo lugar, tres años y tres días después, el 15 de enero de 2011, en el que se presentaba a los candidatos para las elecciones autonómicas y municipales de mayo de ese año. No a todos, sólo a algunos. Yo mismo, candidato a la alcaldía de Guadarrama, estaba entre el público, como otros muchos en mi situación. Pues éramos unos 300, como los espartanos de Leónidas, los cabezas de lista en aquellas elecciones que tan exitosas fueron para nuestro partido.

Y el pasado sábado 22 de marzo, tres años, dos meses y una semana después, de nuevo UPyD se ha reunido para una presentación de candidatos, en esta ocasión para las elecciones al Parlamento Europeo que tendrán lugar el próximo 25 de mayo. Un acto en el que, tras la magnífica presentación de Rosa Díez, intervinieron la número seis de la candidatura de nuestro partido, la escritora catalana Teresa Giménez Barbat, que afirmó que “UPyD puede ser la vacuna europea contra el nacionalismo“; el filósofo Fernando Savater, que no forma parte de la candidatura ni falta que le hace, y que nos obsequió con algunas de sus habituales perlas de sabiduría de entre las que me quedo con eso de que “los progresistas tienen las raíces por delante, no por detrás”; la número dos de la candidatura, la sin par Maite Pagazaurtundua, símbolo de la resistencia contra el terrorismo etarra, ejemplo permanente de resistencia y coherencia, y orgullo para cualquier partido que la acoja entre sus filas; y, por último, cerrando el acto, como corresponde, el cabeza de lista de nuestro partido para estas elecciones, que ya lo fue en el año 2009, Francisco (Paco) Sosa Wagner, único UPyDiputado europeo hasta ahora, pero seguramente muy bien acompañado a partir de mayo próximo.

TeatroAlcazar2En aquel primer acto del año 2008 yo estaba sentado en un palco del segundo piso, solo, porque entonces, recién afiliado, apenas conocía a casi nadie en el partido, y así aparezco en una foto que ha sido muy difundida y en la que es posible encontrar a algunos, muy pocos, de los actuales integrantes de UPyD. Del segundo de los actos no tengo una foto similar, pero me encontraba casi en el fondo del anfiteatro, en el lado izquierdo mirando desde el escenario, acompañado de varios compañeros de partido y, sin embargo, amigos de Galapagar y Villalba, pueblos vecinos al mío de Guadarrama. Y del tercero, el del sábado 22 de marzo de 2014, tenemos la foto de arriba, en la que se me puede ver en el patio de butacas (es que esta vez he conseguido llegar con tiempo de sobra, para variar) en la fila 14, en el lado derecho desde el escenario, acompañado ahora de varios afiliados (y también amigos) de Guadarrama, debajo del palco que ocupé en el año 2008, seis años, dos meses y diez días antes.

Aquel yo del año 2008, seis años más joven y quince quilos más ligero, hubiera podido lanzar un mensaje escrito en un papel, transformado en una bolita, al otro yo del año 2014, seis años más viejo y quince quilos más pesado (son los mismos, no hay que sumarlos a los otros quince). Contando con el adecuado pliegue espacio-temporal, claro está, que si se sabe buscar siempre está ahí. Y viceversa, el yo de 2014, seis años mayor etc., hubiera podido hacer lo mismo con el del año 2008, contando con la energía y la puntería suficientes. Lo que no hubiera podido hacer el yo del año 2008 es mandarle un Whatsapp al yo del 2014, porque entonces no existía ese invento demoníaco. Ni tampoco el yo del año 2014 le mandaría un SMS al del 2008, que para qué pagar 15 céntimos de euro existiendo el Whatsapp y el Telegram.

¿Y qué le hubiera podido decir el yo del año 2008 al del 2014 en ese mensaje no encerrado en un botella sino en una bolita de papel hiperespacio-temporal? ¿Y qué le hubiera contestado el yo del año 2014 al del 2008?

Es muy posible que el Álex Roa del año 2008 se quedara asombrado viendo al del año 2014, y no sólo por el notable incremento de masa, sino por el hecho de que seis años después estuviera aún al pie del cañón. Porque no eran pocos quienes vaticinaban a mi yo del año 2008 que no iba a durar mucho en UPyD, que en cuánto viera que es un partido como los demás iba a salir corriendo y renegando de la política y de los políticos. Pensaría acaso el yo del año 2008 que mi presencia allí era una refutación de lo anterior, que demostraba que UPyD no era en absoluto un partido como los demás y que por eso yo continuaba en él.

Pero es que el Álex Roa del año 2014 ya no es exactamente el mismo que el del año 2008, dejando aparte lo obvio. El del año 2008 seguramente era más idealista aunque igualmente entusiasta, y con bastante menos autocontrol. El del año 2014 ha aprendido unas cuantas cosas en estos seis años y ve al del 2008 un tanto ingenuo, pero no por ello equivocado. La política es una escuela de vida y no hay que despreciar ninguna de sus lecciones, las buenas y las malas. Entre otras cosas permite conocer a las personas muy a fondo y con bastante rapidez. Y el yo de 2014 ha constatado finalmente que las personas que forman UPyD no son ni mejores ni peores que las que forman cualquier otro partido político o cualquier otra organización. Cuando reúnes un número suficiente de gente tienes toda la gama de personas, desde las más nobles hasta las más abyectas; desde las más eficientes hasta las más inútiles e inoperantes; desde las más sensatas hasta las más exaltadas e intransigentes.

De todo hay en UPyD y de todo hay en todos y cada uno de los escalones que conforman su estructura piramidal. Y, a pesar de ello, hemos conseguido en estos seis años y medio ser un partido de referencia, uno que marca la agenda política nacional y del que los demás siguen el paso como pueden. Un David que se enfrenta no a uno sino a dos Goliat, que en realidad son el mismo con distinto atuendo, rojo los días pares y azul los impares.

El yo del año 2008 quería formar parte de una organización ética e intelectualmente pura, inmaculada, una especie de elitista club político y filosófico. El yo del año 2014 ya sabe de sobra que hay lo que hay, y que hay que trabajar con ello, pero que aún así se consiguen resultados. El yo de 2008 se hubiera alejado con horror al ver ciertas cosas que ve el del año 2014. Y el yo del año 2014 ve esas cosas y no siente horror, sólo el deseo de combatirlas y erradicarlas, aún sabiendo que, como las malas hierbas, volverán a brotar en cuanto caigan cuatro gotas.

A todo esto, el yo del año 2011, desde el fondo del anfiteatro, imperceptible desde el escenario, observaría con curiosidad al uno y al otro, al yo del 2008 y al del 2014. Ese yo que en el año 2011 había tomado la decisión de dedicarse nada más a la política local de su pueblo, Guadarrama, tras haber presenciado ciertas cosas en la organización del partido, queriendo quizás ignorarlas por aquello de “ojos que no ven …”, pero que tres años después se ha visto arrastrado de nuevo no ya a la primera fila pero sí al patio de butacas, aún no sabe muy bien cómo pero puede que sí para qué.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexiones y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Teatro Alcázar, tres años, dos meses y una semana después

  1. Alfonso dijo:

    Pues mucho ánimo y te deseo otras muchas celebraciones trianuales, a ver cuánto más llegas a acercarte al escenario. Ya sabes que yo estaba justo entre los que apostaban que no tardarías mucho en salir pegando un portazo. En cualquier caso, siempre he sido un pesimista y he pensado que el sistema político-social español no tiene mucho remedio, y que quijotes como tú siempre, siempre los ha habido pero que son aspectos residuales producidos por el propio sistema, que genera también un base pequeñita de gente combativa y digna para ignorarla o, en tiempos no tan lejanos, aniquilarla.

  2. aurorasotos dijo:

    Es obvio que eres un excelente y fiel cronista de los acontecimientos de UPyD. En esta ocasión, el diálogo que estableces entre tus yoes muestra que dentro del de 2014 está contenido el de 2008 (como las muñecas rusas). Es decir, que tu idealismo y entusiasmo siempre hacen de filtro para cambiar el color de lo que ves en el escenario. Tenemos mucha suerte, los que compartimos proyecto contigo.

    • alexroa dijo:

      Cierto que mi yo de 2008 está “contenido” en el de 2014, 😉

      • Yolanda Guío dijo:

        Estupenda crónica compañero y valiente reflexión. No podía ser de otra manera pues no te falta coraje, ni tampoco constancia. Te necesitamos para ser mejores. Gracias por estar ahí.

  3. José Luis Zamarriego dijo:

    Dentro de tres años siete meses y algunas semanas mirando hacia tu yo de hoy dirás: ¡qué bien me encuentro!

    • alexroa dijo:

      No sé como serán las cosas dentro de tres años y pico, pero lo que es seguro es que publicaré otro post de la serie “Teatro Alcázar”. Esto como la saga de Torrente, uno cada tres años, mientras el público aguante.

  4. Gran post compañero. Ninguno somos los mismos. Si me apuras, yo no soy la misma que hace un mes 😉 Un abrazo, sigue así, mejor cada día

  5. mararoa84@hotmail.com dijo:

    pues yo me siento muy orgullosa de tener un hermano quijotesco pero parcialmente cuerdo.

  6. Vicente Montiel dijo:

    Yo solo estuve en el del 2011, con la mirada que reflejas en tu “yo” del 2008. Pero tu “yo” actual y yo mismo parecemos gemelos. Es duro perder la inocencia, pero desde la experiencia las aportaciones también son válidas. El tren sigue en marcha. Los viajeros suben y bajan. Algunos encontramos asientos adecuados a las circunstancias del viaje. Pero los conductores son los mismos con los que iniciamos el viaje. Habrá que seguir confiando en que en saben dónde va ese tren que empezó su viaje allá por 2008. Por el bien de todos los españoles.

  7. Jose dijo:

    Se te sigue leyendo desde el norte.

    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s