La soledad compartida (Por José Manuel Ferradas)


ExteriorTeatroAlcazar22-03-2014

A menudo la política se cobra un amargo peaje, la soledad. Especialmente a quienes no tienen residencia en las entrañas del dragón. A quienes la distancia física, que no la inexistente distancia afectiva, coacciona el roce a elementos de comunicación variopintos y, a veces, sorprendentes (me hablaron incluso de gentes que usan extraños adminículos a los que llaman sobre y sello).

Tendemos a creer que con acercar la mano a nuestra pantalla ya estamos con ellos. Que las redes sociales sustituyen y aun superan aquellos portales de nuestra infancia, notarios miméticos de la vida vecinal. Aquellos rincones del parque que hicieron charcos secretos en nuestros afectos. Solemos pensarnos el centro del yo y la lejanía por la sola pulsión de una tecla. Y miramos al plasma. Y le hablamos. Y nos rodea de vistas que ni en la mejor ensoñación se citó en nuestras sienes. I’m the King of the World!!

Pero, con la sutileza resabia de la memoria, un hilo recorre nuestra espalda y se fija allí, donde habita el sentimiento. Lanza un guiño y nos habla de olores, de aquel aire respirado a medias mientras el sabor eterno de una nube tornaba la tarde en agua y llovían las estrellas. Revolotea nuestra oreja zumbando recuerdos y en cada uno anida un contacto. Y nos palpamos, nos pensamos y sabemos que estamos solos. Multitudinariamente solos.

Como nunca hay que obviar el sortilegio, cual torero galán salió el Partido al quite y dando un capotazo alado en forma de presentación de candidatos para Europa convirtió lo virtual en carnal y lo cibernético en piel. Día de convergencias donde cobramos vida y aquellas letras de molde impresas mudaron en cuerpos con volumen, con dimensión real y sonido. Vimos ojos que miraban otros ojos que escuchaban. Supimos de tonos e intenciones. Medimos las distancias y aproximamos los deseos. Al cabo saltaron en ditirambos amores y compañías.

InteriorTeatroAlcazar22-03-2014

Ahora sabemos que no estamos solos. Que la nuestra es una soledad compartida.

José Manuel Ferradas

(Agradecimientos a Luis B.-R. por las fotografías)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Colaboraciones y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s