El Discurso Renovado (y Renovador) del Diputado Muñoz Torrero (Por Emilio Herrera)


Cortes2_Munoz_TorreroForo Diego Muñoz Torrero

www.forodiegomunoztorrero.wordpress.com

«El discurso no fue largo, pero sí sentencioso, elocuente y erudito. En un cuarto de hora Muñoz Torrero había lanzado a la faz de la nación el programa del nuevo gobierno, y la esencia de las nuevas ideas». Escribía Benito Pérez Galdós en su novela “Cádiz”, y continuabaCuando la última palabra expiró de sus labios, y se sentó, recibiendo las felicitaciones y los aplausos de las tribunas, el siglo décimo octavo había concluido. El reloj de la Historia señaló con campanada, no por todos oída, su última hora (…)»

Lástima que en aquellas Cortes, las de la Tercera Constitución del Mundo, no hubiera aún taquígrafos para leer con detalle todas y cada una de las palabras pronunciadas de este Diputado por Extremadura, a quien el propio Galdós, describe en su novela como un clérigo sencillo y apacible, de ánimo sereno, talento claro, continente humilde y simpático (…).

Lo poco que sabemos de aquel discurso, salvo que fueron las primeras palabras pronunciadas en las Cortes de Cádiz, tras la elección de su Presidente y su Secretario, recién conocida la renuncia de Fernando VII a la corona de España el 24 de septiembre de 1810, es que el Diputado Muñoz Torrero reclamó elocuentemente la legitimidad de las Cortes tantas veces puesta en duda,-incluso hoy-, para a continuación pasar a enumerar una serie de principios que consideraba necesarios y urgentes aprobar: la soberanía nacional, la separación de los tres poderes, la libertad de imprenta, la abolición del Santo Oficio, la inviolabilidad de los diputados y la nulidad de las abdicaciones de Bayona, entre otras. Escribía Galdós: jamás voz alguna fue oída con más respeto (…).

No se puede poner en duda la legitimidad de las Cortes de Cádiz, pues todos y cada uno de sus miembros fueron elegidos por votación en cada una de las provincias del territorio Español, ya que la invasión francesa se circunscribía principalmente a las grandes ciudades y puntos más estratégicos, quedando fuera de ésta las zonas rurales y pequeñas localidades –la mayoría en aquella época-. Pronto, de forma espontánea y ante las felonías y abdicaciones, en el seno del pueblo surge no sólo el patriotismo tantas veces ensalzado contra la invasión extranjera, sino también un entusiasmo renovado por la política que les lleva de forma autónoma y en principio desorganizada a crear Juntas que tomaban los mandos de un poder abandonado. Finalmente en Aranjuez, se crea una Junta Central (Junta de Legislación), que se convierte en el Gobierno de facto, convoca a las Cortes de Cádiz, y se encarga de organizar a través del resto de Juntas las diferentes votaciones para elegir a los Diputados. Así, por ejemplo, en Cataluña –España ya, por aquel entonces- se realizaron las votaciones a lo largo del mes de febrero de 1810.

Este entusiasmos por la política, también transportaba el deseo de los –entonces- súbditos por la libertad que representaba la ciudadanía –ironías del destino- procedente de la revolución francesa; es decir, por renovar las Instituciones y la forma de gobierno, depositando el poder en el pueblo y modernizando el Estado. Toda una revolución palpitando en el corazón de los Españoles contra el anterior Régimen, y que el Diputado Muñoz Torrero, supo oír y articular en su discurso.

Finalmente, fue otro Diputado Extremeño, Manuel Luján, el encargado de leer un borrador con todas las propuestas de Muñoz Torrero, que fueron aprobadas por unanimidad de las Cortes. Como bien decía Benito Pérez Galdós, aquel 24 de septiembre de 1810, el siglo décimo octavo hubo concluido.

Somos muchos los que pensamos que el Discurso de Muñoz Torrero está hoy más vivo que nunca. Los que creemos que tocan arrebato para que los ciudadanos volvamos a entusiasmarnos por la política, exigiendo la renovación de aquel discurso histórico, pues doscientos años más tarde, aún carecemos efectivamente de muchos de los principios exigidos en él. La Soberanía Nacional, no puede entenderse con una ley electoral que minusvalora los votos de unos ciudadanos frente a los de otros, y con unos partidos políticos que representan a una élite que los dirige ajenos no sólo a los ciudadanos, sino a sus propios afiliados, estableciendo sistemas de selección basados en la complacencia de sus líderes en lugar de la meritocracia, y utilizando métodos torticeros para controlar sus asambleas. De igual modo, la Separación de Poderes, necesita de un Poder Judicial independiente de intrusismos políticos, un Poder Ejecutivo que responda de sus actuaciones ante los ciudadanos y un Legislativo que no se deje someter al poder del establishment y de sus lobbies.

En definitiva, somos muchos los que estamos esperando una voz reconocible por los ciudadanos que enarbole una bandera común a todos, la de una reforma del Estado y sus Instituciones que devuelva al pueblo la ilusión por un futuro colectivo, alejado de la corrupción que corroe sus cimientos y de la vieja política. Ilusión por una democracia de calidad que garantice la igualdad de todos los españoles ante la Ley e independientemente de donde vivan. No necesitamos a viejos partidos, luchando por un poder que ya se les escapa de entre sus manos, ni nuevos con mohín de viejos, ni populismos que buscan la legitimación en la calle y hurtar así el poder de las urnas: el de la representatividad. Pues nada de lo que aquí se antoja necesario, cabe fuera de la Constitución. Ni siquiera su profunda reforma.

Son estos asuntos, y muchos otros, como la reforma necesaria del sistema autonómico, los que creemos deben ser debatidos por los ciudadanos para caminar hacia una España Ilusionante, renovada por un nuevo discurso, el de la nueva política en contraposición a la vieja. Por ello algunas personas, hemos tomado la decisión, y creemos oportuna, de establecer un foro físico de opinión, independiente de afiliaciones políticas y de otras naturalezas, bajo la denominación de Foro Librepensador Diego Muñoz Torrero, cuya constitución tendrá lugar próximamente, y que en reconocimiento a este Diputado Extremeño, queremos tenga su sede en el Hogar Extremeño de Madrid –situado en la madrileña calle de Gran Vía, 59-, con quienes hay ya establecidas conversaciones para tal fin.

Los promotores de este Foro, consideramos que es el momento de pasar del hartazgo generalizado de la sociedad civil por las viejas políticas del establishment y sus lobbies, hacia al ILUSIÓN por una nueva política que conduzca a España a tener una Democracia más representativa, alejada de la corrupción y los intereses creados y más próxima a sus verdaderos soberanos: el pueblo español.

Queremos Entusiasmar a los Ciudadanos con una Nueva Política, creada por iniciativa de ellos mismos, y que nos conduzca a la RENOVACIÓN de las Instituciones y a la IGUALDAD de todos los ciudadanos -sin excepción- ante la Ley e independientemente de donde vivan.

Por ese motivo, este Foro, quiere profundizar y debatir entre todos sobre las medidas necesarias para alcanzar tal fin, como una Ley Electoral Justa, la Separación de Poderes efectiva, una Ley de Partidos que los haga más democráticos en sus organizaciones y más dependientes de los ciudadanos, y una Revisión del modelo de Estado y de las Autonomías.

Consideramos que si las Élites que controlan los Partidos Políticos, hacen oídos sordos a sus propios afiliados, ejecutando diferentes artimañas para anular su representatividad dentro de sus propias organizaciones, ¿cómo se puede esperar que representen realmente los intereses de los Ciudadanos?

Ésta es la razón que nos une a este Foro, RENOVAR la ILUSIÓN por la política de los Ciudadanos, a través de un símbolo, el Diputado de las Cortes de Cádiz, D. Diego Muñoz Torrero, quien el 24 de septiembre de 1810  fue capaz de canalizar en el primer discurso de esas Cortes, el entusiasmo del pueblo español por la renovación de sus Instituciones y la Modernización del Estado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El Discurso Renovado (y Renovador) del Diputado Muñoz Torrero (Por Emilio Herrera)

  1. Otro excelente artículo. Gracias Alex por el excelente blog, y gracias Emilio por darme a conocer este personaje olvidado, como tantos otros, de la historia de España.

  2. manuel ruiz dijo:

    ¿En Gran Vía 59, dices? Suena más que interesante. ¿Habrá más información aquí sobre sus actividades o las buscamos por nuestra cuenta?. Aunque algo decepcionado, pienso que para devolver al ciudadano la ilusión por la política lo primero que hace falta es que el mismo ciudadano se lave sus propias orejas. ¡Gracias por la iniciativa!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s