¡Que me den! (Por Manuel Ruiz)


ManuelRuizBien ha escrito Carmela en su reciente artículo “Yo lo flipo”, en este mismo blog, que no entiende cómo los medios de comunicación no dicen nunca que muchas, muchísimas, de las propuestas que se debaten hoy en día, o que aparecen como innovadoras o revolucionarias en boca de alguna fuerza política en boga, son desde hace más de seis años pilares fundamentales de la acción política de UPyD. ¡Qué razón tiene Carmela y cuánta desesperanza conlleva constatar día tras día tales hechos!

Pues bien, añado yo, no es sólo que los medios más influyentes oculten esa información en contra del principio generalmente admitido de que la labor de los medios es, en primer lugar, informar. Es que, además, ocurre que esa desinformación, cuando actúa sobre el terreno de una ciudadanía muchas veces ausente de toda crítica política constructiva, y exclusivamente centrada en su concreto y exclusivo bienestar, viene a dar lugar a situaciones verdaderamente surrealistas.

Ejemplo reciente: Una mañana de sábado primaveral, en la que me encontraba en la Calle Real de mi Pueblo (Collado Villalba) repartiendo el boletín mensual de nuestro Grupo Municipal, se lo ofrecí consecutivamente  a dos señoras que esperaban pacientemente a la cola de un cajero automático a la prudente distancia aconsejable respecto del que en el mismo operaba. Ambas me lo rechazaron, con entrecortadas sílabas la una (“no, no”) y dándome directamente la espalda la otra sin ni siquiera mirarme.

No había pasado ni medio minuto cuando al lugar se acercaba una tercera mujer, de avanzada edad, a la que hice el mismo ofrecimiento y, de igual manera, me lo rechazó. Tres seguidas no suele ser lo habitual, pero esta vez ocurrió. Mas esta tercera, tras el consabido quiebro corporal esquivo, se volvió, me miró y muy decididamente me dijo: “¡Que les den a todos!”. Y allí ocurrió: Las otras dos anteriores que presenciaban la escena de inmediato se acercaron y, corroborando lo dicho por la tercera, se pronunciaron ya sin tapujos: “¡Eso, eso, que les den, que les den, que les den a todos!”

Yo, la verdad, me sentí de repente acorralado entre tres mujeres indignadas y un cartel de 4B, mientras me preguntaba a mi mismo “¿Que me den, por qué?”.  Y fui perfectamente consciente de que tengo cincuenta y cinco años, que soy abogado en ejercicio desde hace más de treinta, que jamás he sacado un céntimo de este cotarro y que maldita la falta que me hace, ni a mi ni a mi familia, andar repartiendo ilusionadamente publicidad de UPyD en la calle principal de mi pueblo. Que si lo hice y lo hago era por ellas, precisamente por ellas y por otros muchos, mis hijos también sin duda, y por que nunca se pudiera decir, ante una situación tan evidente de descomposición como la que vivimos, que al menos no lo intenté.

La sangre no llegó al río, no eran sino madres de familia, con un cabreo inmenso, pero madres de familia, y corto como andaba de fuerzas en aquel momento, y muy hecho por otra parte (profesión obliga) a manejar situaciones difíciles con el solo uso de la palabra, conseguí que todo acabara con el consabido y sonriente “que tenga Ud. un buen día. Lo mismo le deseo”. Pero el dardo estaba dentro: “¿Que me den a mi?, ¿por qué?”.

Sin duda los medios no nos han dado las facilidades y oportunidades que a otros les han sido facilitadas. Pero también desde entonces me planteo una y otra vez la misma pregunta: ¿Qué hemos hecho mal?, ¿qué hacemos mal para que esto pase?

Las noticias se dan por los medios, pero también se generan. Yo llevo más de seis años en esta aventura, así que algo habré hecho mal en cuanto a la difusión de nuestro mensaje. Pero eso me lleva también a concluir que tal vez, casi seguro, algo se ha hecho mal en otras más altas y relevantes instancias de nuestro partido. Seguro que con la misma ilusión que yo, y con la misma buena intención que yo. Pero algo está fallando. Estamos a tiempo, cuando menos, de reflexionar sobre ello. Cada uno en su cancha, y luego contándonoslo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Colaboraciones y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a ¡Que me den! (Por Manuel Ruiz)

  1. Desgraciadamente es lo que le interesa al sistema creado por el bipartidismo. Que les den, que viene a traducirse en que nos den. Porque los verdaderamente perjudicados de actitudes así somos precisamente nosotros, la ciudadanía. Al sistema le interesa que se piense de esa forma, así se fomenta la abstención y perpetúa en el poder al PP y al PSOE, que para eso ya tienen montado el chiringuito con el actual sistema electoral que impedirá por siempre jamás que las fuerzas políticas menos votadas puedan obtener la representatividad que merecen, favoreciendo a las más votadas. Pero esto tiene que cambiar. Hay que conseguir educar a la sociedad, hacerles ver que la única forma de cambiar las cosas es participando en el sistema, que existen otras formaciones políticas honestas, que nunca han gobernado, y que mientras no demuestren lo contrario, se les presume honradas. Esa es nuestra labor. Ahora toca trabajar para conseguir el cambio.

  2. Manolo, te voy a poner dos velas negras ¡que me den a mi también!

  3. miguelsoler dijo:

    Ánimo a todos los que lucháis por llevar esta empresa a buen puerto y sois capaces de reflexionar de manera autocrítica. Un fuerte abrazo

    • manuel ruiz dijo:

      Tarradellas dijo ¡Soc aquí!. Y Elton John… ¡I,m still standing (yeah, yeah, yeah)!. PUes eso, MIguelón, aquí seguimos estando, aún de pie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s