Nada es casualidad, y los extremos se tocan (Por José Antonio Gavira)


JoseGaviraAsisto preocupado y perplejo a los acontecimientos que estos días traen de nuevo la angustia a mi partido. Es como si unos y otros se hubieran puesto de acuerdo para desangrar a UPyD en una loca espiral de ‘cuanto peor, mejor’, y eso sólo puede terminar en un escenario en el que los primeros terminarían gestionando -victoriosos- un montón de ruinas mientras que los segundos ríen a carcajadas desde los nuevos campamentos en los que hace tiempo que decidieron pedir asilo.

No veo otra explicación a la cínica actitud de quienes anunciaron su marcha del partido sólo 24 horas después de haber dado la victoria en sus agrupaciones locales a candidatos que criticaban por ser los favoritos del aparato. No me parece una casualidad que hayan esperado a marchase después de dejar colocados en nuestros carteles electorales a quienes les parecían los más ventajosos para enfrentarse a ellos después, desde otras siglas.

Quienes creemos de verdad en el espíritu regeneracionista que siempre ha inspirado a UPyD podemos estar de acuerdo o en desacuerdo con la necesidad de un Congreso Extraordinario; a favor o en contra de que nuestros dirigentes den un paso atrás y abran paso a talantes más autocríticos y menos cerrados al diálogo, pero lo que no haremos nunca será aprovechar estas penosas circunstancias que nos toca vivir ahora para unirnos al coro de los que dan por amortizado nuestro proyecto político y dedican ya todo su esfuerzo a conseguir un puesto de salida en alternativas más de moda. Ésos, en buena lógica, estarán encantados con que el actual estado de las cosas desemboque para UPyD en una oleada de actuaciones autoritarias que alimenten, a su vez, otra oleada de deserciones. Como tantas veces en la vida, los extremos se tocan.

Por eso hoy, más que nunca, considero necesario alzar mi voz para proclamar que la verdad no está en los interesados cantos de sirenas que nos llegan desde fuera; que los errores de mis dirigentes no son mis errores; y que los enemigos externos de mis adversarios de dentro jamás serán mis amigos.

UPyD está más vivo que nunca y nada estará perdido mientras que un solo militante del partido siga queriendo enarbolar la bandera magenta. Yo, desde luego, estoy dispuesto a ser ese militante.

José Antonio Gavira

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Colaboraciones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Nada es casualidad, y los extremos se tocan (Por José Antonio Gavira)

  1. José Manuel Ferradas dijo:

    Excelente José Antonio. Lo cortés no quita lo valiente y estar contra una pésima dirección no puede derivar en aplaudir a otros salteadores.

  2. Juan Francisco Garcia Ruiz dijo:

    Pues nada a pagar la cuota y a recibir palos eso ya es masoquismo , no no y no , asi no se va a ningún lado .es luchar contra corriente , lo he vivido en mi agrupación por eso muchos se han ido y muchos se iran . Tanto abanderar la transparencia y nada mas lejos de la realidad ,

  3. Maria dijo:

    Totalmente de acuerdo con todo lo que has escrito, como sigan por esta linea al final se va a cumplir “entre todos la mataron y ella sola se murio” y mucha culpa la tienen las celebres listas que suelen circular cada vez que hay unas elecciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s