Renovación sí, Ciudadanos no (UPyD en la encrucijada)


encrucijadaMe había propuesto no volver a escribir de los asuntos internos de UPyD al menos hasta después de las elecciones de mayo, y por eso había dejado mi blog en barbecho y hecho desaparecer mi condición de concejal de UPyD, mi emblema de San Jorge y el dragón, y hasta mi efigie, tragados todos ellos por el agujero negro Gargantúa. Pero como en estos días de Pasión upeydera adelantada todos y cada uno de mis superiores jerárquicos se han explayado en distintos medios, internos y externos, hasta el punto de que la Portavoz desveló los supuestamente secretos debates del Consejo de Dirección en el que se debatió y votó su dimisión y la de todos sus compañeros, tras haber dado una rueda de prensa ANTES del propio Consejo en la que anunció que no iba a dimitir ni a cambiar nada, me sentiría (aún más) estúpido si no me atreviera a dar mi opinión por este modesto medio particular.

Ya lo hice en cierto modo antes de ayer, al publicar el artículo de mi querida amiga Belén, que suscribo por completo pero que no hubiera podido escribir con tanta bondad. Pero hoy de lo que quiero hablar es de la encrucijada en la que se encuentra UPyD y en la que el Consejo Político Nacional que se reúne mañana sábado 28 y del que formo parte, tendrá que tomar una decisión, posiblemente la más importante desde la fundación del partido.

Se ha hablado tanto estos días y se ha sembrado tanta confusión que no parece fácil tomar una decisión. Por mi parte, como cartesiano que soy (que es como los cuadriculados nos llamamos a nosotros mismos, que mola más) voy a intentar resumir aquí las distintas posturas, obviando a sus promotores, que ni siquiera tengo muy claro quiénes son, tal es el follón que tenemos montado.

Pero antes hay que apartar la idea maniquea de que lo único que se debate es o Rosa o Ciudadanos, confundiendo interesadamente al partido con su líder y a la crítica de cualquier nivel con la traición.

Veamos cuáles son esas posturas, en mi opinión:

0) La “opción cero” sería seguir igual que hasta ahora en todo, con las migajas de una Conferencia Política para después de las elecciones de mayo. Una opción suicida, en mi opinión, aunque se intente revestir de dignidad y se evoque el espíritu del general Custer.

1) Hay que conseguir que dimita el Consejo de Dirección exclusivamente por los desastrosos resultados de Andalucía. Esta sería la opción “resultadista”, muy propia del fútbol, y a la que se están adhiriendo con sospechoso entusiasmo muchos candidatos en las próximas elecciones de los que no se conocía el más mínimo espíritu crítico hasta ahora, aunque sí su capacidad fotocinética en algunos casos, esa que comparten con los girasoles. Como subopciones:

  • A) A continuación hay que entregar UPyD con armas y bagajes a Ciudadanos, que son el caballo ganador. Me ahorro las valoraciones.
  • B) A continuación hay que intentar reflotar UPyD, con unos nuevos dirigentes y un Congreso Extraordinario en el que se decida qué relación queremos tener con el partido Ciudadanos (y con cualquier otro). Esta opción tiene el riesgo de que en mayo, sin la actual dirección, no consigamos resultados que permitan la continuidad del partido.

2) Hay que conseguir que dimita el Consejo de Dirección por el conjunto de su gestión, que incluye arbitrariedades como la anulación de las elecciones al Consejo Territorial de Murcia, una desastrosa política de comunicación, una tremenda falta de respeto a los afiliados (por ejemplo a los que se presentan a un cargo sin el beneplácito del CD, como fue mi caso) y el linchamiento del eurodiputado Francisco Sosa Wagner en agosto pasado tras su propuesta de acercamiento a Ciudadanos. El mal resultado en Andalucía también sería algo a valorar, pero secundario, por ser consecuencia de todo lo anterior. Esta sería la opción verdaderamente crítica en mi opinión, basada en los actos y no sólo en sus consecuencias. También podría haber las mismas dos subopciones que en el caso 1:

  • A) Entregar UPyD con armas y bagajes a Ciudadanos.
  • B) Intentar reflotar UPyD, con unos nuevos dirigentes y un Congreso Extraordinario en el que se decida qué relación queremos tener con el partido Ciudadanos (y con cualquier otro).

3) Desentendernos de todo lo anterior y seguir jugando a que queremos refundar UPyD por medio de corrientes internas o patrañas similares cuando lo único que nos importa es tener nuestros minutos de gloria en la prensa. Esta sería la opción estrafalaria.

4) Desentendernos de todo lo anterior y dar por muerto y enterrado a UPyD. Esta opción debería llevar a la renuncia de cualquier cargo al que hayamos accedido por formar parte de UPyD, pero ya se sabe que hay gente pa’ to’.

————–

Mi opción, para finalizar, es la 2-B. Y creo que también es la de otros muchos, aunque ese “muchos” sea como el de los niños, que cuentan “uno, dos, tres y muchos”.  Pero aunque seamos sólo cuatro, me sentiré muy bien acompañado por la gente a la que más quiero y respeto en UPyD, esos compañeros que de verdad creen en el Manifiesto Fundacional y en la posibilidad de hacer una política ética.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexiones y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a Renovación sí, Ciudadanos no (UPyD en la encrucijada)

  1. ximobrotons dijo:

    la union con c´s ya se tendria que haber producido en el 2008, azaña y lerroux deben entenderse 70 años despues de la guerra civil

  2. Paco dijo:

    Que pena!!….lo que pudo ser y no fue.

  3. pablo dijo:

    como simpatizante también considero mejor la 2b) ahora bien falta saber si incluso tomando esa opción hay posibilidades de reflotar el partido o esto está visto para sentencia, mientras haya vida hay esperanza. Cualquiera de las otras opciones es ir directo a la irrelevancia.

  4. vicente dijo:

    Simplemente por honestidad y sentido comun, debemos de exigir Renovacion de la Direccion Nacional, la ciudadania exige cambios si realmente creemos que el proyecto UPyD es el mas honesto y coherente, asi lo pensamos muchos, somos muchos los que pensamos que sin renovacion no hay futuro, lo piensan los que nos votan, los que no, e incluso los que nos votarian si hubiera renovacion,!no pretendo que pienses como yo, solamente que pienses!
    Gran articulo Alex. Gracias

  5. Alejandro dijo:

    Mi primera opción es la 4). UPyD ha muerto.

    Si aún se piensa que puede tener alguna oportunidad (a estas alturas yo no lo creo), sería la 2) B. Pero tendría que haber surgido “motu proprio” sin dejar que surgieran tantas voces críticas y que hubiera tantas dimisiones. Incluso si RD hubiera salido y hubiera disuelto sin que nadie se lo pidiera, yo igual seguiría. Ahora ya… RIP.

  6. Darco TT dijo:

    Como tú, la 2B, a falta de una 2C que no nombre a Ciudadanos ni a ningún otro partido en cocreto.

    Un saludo

  7. Pepitox dijo:

    No soy afiliado de UPyD pero lo he votado hasta 3 veces, la última en las europeas del año pasado. También he votado a Cs, ya que vivo en Cataluña. Para mí y para el votante medio ambos proyectos fueron siempre compatibles pero el empecinamiento de Díez y Gorriarán llevó a mucha gente a pensar que no. Vale, de acuerdo. Ahora lo que pasa es que es demasiado tarde y el panorama que se vislumbra es que independientemente de lo de mañana, en mayo UPyD desaparece del mapa autonómico y municipal. Algún concejal suelto conseguirá salir elegido, pero será anecdótico. Quedando fuera en Madrid ciudad y comunidad se acabó lo que se daba. ¿Qué pasará después? Pues esto sí que depende de mañana. Si RD sigue empecinada y mantiene apoyos, adiós UPyD y a otra cosa. Si se consigue la dimisión, a la nueva ejecutica (ojalá que dirigida por Irene Lozano) solo les quedará como única opción disolver UPyD en el proyecto de Cs o si no disolverlo simplemente y lamentarse eternamente de haber hecho muy buen trabajo en las instituciones pero sin que la población ni sus propios votantes se hayan enterado. Llorarán por las injusticias de la política, pero la vida y la propia política seguirán su curso.

  8. Antonio José Valverde dijo:

    Está claro: 2B (coincide con mi opinión vía WhatsApp de esta tarde a compañeros antes de leer esto) pero…¿se va a exigir cumplimiento de Estatutos-Art,32 punto 2L o 9 y si no, balones fuera y hablemos de estrategias superficiales y colorín colorao…? Me temo que los tiros, de fogueo, va a ir por ahí y que nuestro tres portavoces oficiales no van a esperar ni tres días para plantarnos por arte de magia en la pascua de resurrección.

  9. mricoala dijo:

    Es una pena y muy posible que el futuro de UPyD ya esté sólo en manos de los votantes y que internamente no se pueda hacer nada…

  10. Julián Romero dijo:

    Hace unos días un conocido vocero del poder económico, asiduo elemento ruidoso de propaganda y desinformación, ante un comentario sobre la autodestrucción de UPyD, afirmo ante las cámaras ” ya era hora”. Si los apoyos a Ciudadanos están en los medios de la derecha mas rancia y en el poder económico que cree en la inocuidad de este partido a sus intereses, UpyD se hace mas necesario que nunca y no debería unirse a ellos.
    La desbandada de los que han llegado a UPyD a ver si les caía algo, hacia Ciudadanos, puede ser algo higiénico para el partido.
    Desde luego toda renovación interna ha de encauzares en la búsqueda colectiva, del liderazgo intelectual y ético de la sociedad, no en el personalismo de nadie. La crisis actual no debemos buscarla en el exterior, sino en le dejadez de muchos responsables del partido, que han estado mas preocupados de sus circunstancias personales, que en el interés general de servicio a la sociedad.

  11. Pilar dijo:

    No me funcionaba muy bien la bola de cristal, pero después de la entrevista de La Sexta Noche y de la rueda de prensa de hoy , entregando su acta de Diputado Nacional y renunciando a su candidatura a la Generalitat Valenciana… opción 2-B con un claro líder, el Sr. Cantó

    El caso es que yo me sigo preguntando qué ha hecho UPyD mal para perder apoyos ciudadanos… es decir, yo creía que era bueno el entendimiento (no sé de qué forma articulado) con Ciudadanos porque siempre me ha parecido que tenían propuestas similares y que sus líderes, ambos muy personalistas, se complementaban estupendamente bien (sexo, edad, orígenes políticos…) Siempre he creído que sumar fuerzas sería el espaldarazo definitivo… Lo que no fue, no fue pero ¿por qué sale tan reforzado Ciudadanos y tan tocado UPyD? A lo peor es que los votantes no os merecíamos

    ¿De verdad que el trabajo que se ha hecho en estos años no ha servido para nada? ¿De verdad que a pesar de conseguir en mayo del 2014 cuatro Europarlamentarios, apenas un año después, unas elecciones municipales y autonómicas pueden llevar al partido a su disolución?

    Yo he sido bastante crítica con UPyD y desde el principio me di cuenta de que no era “tanta” la regeneración democrática que traían, incluso no les voté en las últimas elecciones, pero en general, no lo he desechado como opción bastante válida… si, es cierto que el Sr. Rivera es muy carismático y no hay que desdeñar ese no sé qué cuando uno pretende ser elegido y elegible.

    Al final me parece que con la lucha de egos porque, en mi ignorancia, siempre he pensado que el principal escollo era quien era cabeza de lista por Madrid, vamos a perder todos y seguiremos soportando a los de siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s