Esto no fue todo, Amigos


IMG-20150714-WA0019Han sido unas semanas sumamente intensas. Menos de dos meses desde que aquel fatídico 24 de mayo los votantes castigaran a UPyD dejándole sin apenas representación en las Instituciones, a pesar de ser reconocido por casi todo el mundo el buen trabajo que habíamos llevado a cabo durante los anteriores cuatro años.

Se desató entonces una carrera para aspirar a la dirección del menguante UPyD que ni la de los autos locos de Penélope Glamour, Pierre Nodoyuna y compañía. Algunos de los corredores venían con carrerilla previa, otros improvisaron sobre la marcha, algunos se unieron para compartir fuerzas, y finalmente fueron cuatro los equipos que tomaron la salida para la etapa final, que comenzó el pasado 24 de junio y terminó el 11 de julio, tras 17 agotadores días de campaña y uno de minicongreso. Evidentemente sólo pudo ganar uno, y ahora se inicia una nueva fase, que algunos han dado en llamar UPyD 2.0 y otros UPyD 0.4.

¿Y por qué hubo cuatro equipos finalmente en competición? ¿No hubiera sido mejor que hubiera habido tan solo dos, o como mucho tres? Más sencillo a la hora de votar, tan acostumbrados como estamos los españolitos, incluidos los upeyderos, a simplificar los problemas y a sacar la dualidad aunque sea con fórceps allí donde impera la pluralidad.

Dicho de modo más claro: si hubo cuatro candidaturas es porque representaban cuatro opciones diferentes, por más que hubiera quien se emperrara en que no tenía que haber más que dos (conmigo o contra mí, ya se sabe). Una, la ganadora, llamada por ellos mismos “Unidos” y conocida también como la de los “tres apellidos vascos” (aunque sólo lo sea Pagazaurtundua, pero no Herzog ni Maneiro) representaba claramente y sin disimulos el continuismo y la lealtad extrema hacia los orígenes y hacia los fundadores de UPyD, los de los otros tres apellidos vascos ma non troppo;  la segunda, “Refundación y Manifiesto”, que quedó en cuarto lugar, representaba una crítica extrema, una enmienda a la totalidad, por así decir, pues proponía la refundación de UPyD por medio de un Congreso asambleario a celebrar a principios del año 2016; la tercera candidatura, que fue la que quedó segunda, fue llamada “Renovadores” por sus propios integrantes, considerados (sobre todo por ellos mismos, como le pasa al bardo de Astérix) como los más mediáticos, dentro de lo que cabe, que en UPyD tampoco es que seamos los más populares de la clase, al menos a estas alturas, y se ha caracterizado por una crítica feroz a la anterior dirección … de la que varios de ellos formaron parte hasta hace nada, así como una querencia disimulada unos días sí y otros no, a acercarnos y hasta a fundirnos con nuestro partido “hermano” Ciudadanos; y por último, la cuarta candidatura, de la que he tenido el honor de formar parte, conocida por nosotros mismos como “La Alianza Magenta”, nombre inspirado en Star Wars, y por otros como … como les haya parecido, y que ha conseguido una meritoria medalla de bronce.

Así que nuestra candidatura, mal que les pesara a algunos, tenía entidad propia y diferenciada, y así lo ha reconocido al menos ese 12% de afiliados que nos han votado. Una entidad que podría decirse que se situaba en el medio de las otras tres, imaginando a éstas colocadas en los vértices de un triángulo equilátero. Fieles, pero más a las ideas que las personas; críticos, pero sin llegar a cuestionar la esencia de nuestro partido; enfrentados a las prácticas que consideramos incorrectas de nuestros órganos de dirección, pero no a las personas que los componen. Y sin ninguna pretensión de ser absorbidos por Ciudadanos, pues como bien dijo nuestro magnífico cabeza de lista, en estos momento sería mucho más interesante ser absorbidos por un agujero negro.

Hemos hecho lo que creíamos que debíamos hacer, y lo hemos hecho lo mejor que hemos sabido. Y hemos conseguido los resultados que los afiliados han querido que tuviéramos, ni más ni menos, pues los votos no son de nadie, cosa que algunos no parece que acaben de entender. Agradezco a mis compañeros de candidatura de todo corazón (aunque entre algunos de ellos se haya difundido el malévolo rumor de que carezco de tal órgano) el trabajo realizado. No lo teníamos fácil, pero creo que hemos estado a la altura.

Gracias Tono, José, Manu, Pietro, Manoly, Mercedes, Diego, Edu, Celia y Agustín; y gracias Fernando, Ángel, Carmela, Emilio, Ignacio, Carlos, José Ignacio, Piki, Alfonso y Quino. Gracias también a todos aquellos que nos han apoyado, especialmente a los siempre fieles Amigos Magentas de Madrid. Jugamos como nunca y … ya se sabe 😉 IMG-20150711-WA0033

Para ir terminando, cuelgo aquí el vídeo con el debate entre los cabezas de lista de las candidaturas que tuvo lugar el sábado 4 de julio en Madrid. Es interesante, al menos para mí, el apartado de preguntas y respuestas de todos a partir del minuto 1:16 hasta el minuto 1:27, ese en el que se preguntó por las intenciones de unos y otros para el futuro inmediato, concretamente sobre “si seguirán los perdedores en el partido”. Por nuestros actos se nos conoce, sobre todo por la adecuación entre nuestros actos y nuestras palabras, y las certezas que tenían algunos sobre La Alianza finalmente parece que se han convertido en cerezas.

P.S. Mientras escribo este post recibo la noticia de que uno de mis más queridos amigos en UPyD abandona también el barco. Lo hace con su elegancia habitual, tan alejada de las fanfarrias de otros, y dejándonos unos versos de su amigo Rodrigo García, la muy conocida canción “Queridos compañeros”, cuyos últimos versos me han parecido especialmente apropiados para rematar este post:

LA MÁS FIRME ALIANZA DE LA ÉTICA,

LA ADMIRACIÓN COMÚN Y CIRCULAR,

Y LO BUENO QUE UN DÍA HICIMOS JUNTOS….

¡QUERIDOS  COMPAÑEROS, QUEDARÁ!

 

(Gracias forever and ever, querido Nono, que sé que me leerás)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexiones y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Esto no fue todo, Amigos

  1. manuel ruiz dijo:

    ¡Gracias a ti siempre, Alex! Compañero en tantos viajes, luz en la sombra, ánimo en el desaliento y compartidor de risas. La versión original habla de “alianza de la música”, pero la he sustituido por la “ética” por obvias razones por nosotros compartidas.
    ¡Y claro que te leo! …. Y te seguiré leyendo, no lo dudes.
    ¡Un tremendo abrazo, Meteurólogo!

  2. A tus compis de candidatura con dudas coronarias sobre ti, diles que el no llevar el corazón expuesto y vulnerable no significa que no lo tengas, sino que por ser consciente de lo importante que es para ti, lo proteges. Todos los que hemos compartido tiempo y trabajo contigo estos últimos 8 años lo sabemos, a poco que hayamos estado atentos. Un abrazo, Álex.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s