Yo sigo


LogoUPyDSeguro que la mayoría de mis lectores que tengan al menos mi edad, cuatro décadas y un buen trozo de la quinta, recuerdan al cómico argentino Joe Rígoli, a su personaje Felipito Takatún y a la frase que da título a este post y que el actor repetía machaconamente en la televisión de los tiempos del canal único (o del canal y medio contando “la UHF”).

El “yo sigo” de Joe Rígoli-Takatún no dejaba de ser una expresión simple de una forma simple de ver las cosas, muy en la línea de otro admirable cómico de la época, el gran Paco Martínez Soria, cuyo personaje más recordado es precisamente “Don Erre que Erre”, convertido en un tópico hispánico usado hasta por quienes ni siquiera recuerdan al actor ni a sus películas.

Pero es que a veces es necesario simplificar las cosas, cuando el ruido y la confusión ambientales se hacen demasiado intensos, y conviene tomárselas con un poco de humor cuando la seriedad y la solemnidad, en tantas ocasiones impostada, hacen acto de presencia. Aunque realmente hoy no pretendo hacer un artículo humorístico, al contrario. De hecho tenía pensado publicar hoy uno que sí lo era, pero prefiero dejarlo para otra ocasión más propicia.

Y es que estos días o semanas en los que se ha debatido y no se sí negociado un posible pacto entre mi partido UPyD y otro partido, Ciudadanos, el ruido, la furia, la confusión y la solemnidad casi siempre impostada, han llegado a unos extremos nunca vistos antes. Se han cruzado acusaciones mutuas entre las direcciones de ambos partidos y, desgraciadamente, creo que ambos tenían razón en que los otros realmente no querían alcanzar ningún acuerdo, que todo ha sido un paripé. Por parte de la dirección de UPyD, porque no se ha querido pactar con un partido al que no se respeta, y por la de C’s y su líder Albert Rivera, porque pretenden apoderarse del electorado que ambos partidos comparten, pero también de los afiliados de UPyD, y mejor si se traen un cargo público puesto.

A mí mismo me han llegado diversas ofertas por parte de nuestros rivales, como imagino que a buena parte de quienes ocupamos algún cargo público en UPyD. Ofertas envueltas en un muy tentador envoltorio, el de la libertad de acción, ya que la dirección de C’s se encuentra lejos, en Barcelona. Y no diré que eso haya terminado de decidirme, porque en ningún momento he sentido tentación alguna de pasarme a ese partido ni a ningún otro, pero sí que me ha dejado claro en qué consiste la jugada de ese partido que compite por el mismo pequeño espacio electoral con UPyD. Porque esto es España y aquí entendemos por libertad el hacer lo que a cada uno le dé la gana sin rendir cuentas a nadie. Y vale que en UPyD tenemos todo lo contrario, una enfermiza obsesión por el control por parte de nuestros fundadores y dirigentes, el núcleo duro surgido de la plataforma ciudadana vasca ¡Basta ya! que, en palabras de un destacado compañero, “han creado una sociedad limitada y se resisten a convertirla en anónima porque entonces podrían perder su control”. Pero es que el modelo de crecimiento de C’s, realmente basado en el innegable carisma de su joven líder, es el de una evidente burbuja. Y que sí, que se me dirá que UPyD es una burbujita o un soufflé desinflado, o un partido bonsai, o un partido zombi, ahora que tan de moda están los muertos vivientes, pero es el partido en cuyas ideas creo, por el que he trabajado cada día durante siete años, y en el que, a pesar de todo, sigue habiendo gente admirable que cree de verdad en lo que hace y en lo que dice, y que cree de verdad en la necesidad de un partido político que de voz y voto a la Tercera España.

Puede parecer que mi visión de lo que es UPyD y mi deseo de continuar trabajando por él están en contradicción, pero es que mi aspiración es que UPyD sea un partido mucho mejor de lo que es, que rompa sus barreras autoimpuestas y sea capaz de abrirse a la sociedad española, que se convierta en esa sociedad anónima de la que su núcleo duro no quiere oir ni hablar. Y, si es necesario (y creo que lo será), que se integre y disuelva en un movimiento mayor, liderado por figuras de prestigio representantes de esa corriente de pensamiento político y social conocida como la Tercera España, que hoy en día habría que situar entre el inmovilismo (real) del PPSOE y el rupturismo (supuesto, porque apuntan maneras sospechosamente continuistas en muchos aspectos) de Podemos. Pero  mientras no exista un movimiento de mayor alcance, en el que puedan integrarse y/o disolverse tanto UPyD como C’s, así como la plataforma Libres e Iguales y otros movimientos o individuos afines, la mejor opción para defender esa Tercera España desde las instituciones sigue siendo UPyD, al menos así lo veo yo.

Así que tengo intención de seguir dando guerra en UPyD, hacia fuera y, si es necesario, que creo que lo es, hacia dentro. A lo mejor es porque soy tan optimista como Felipito Takatún, a quien ninguna desgracia conseguía desanimar; o porque soy tan terco como Don Erre que Erre y no voy a soltar la presa hasta que me devuelvan mis 257 pesetas; o bien porque, desde niño, tengo la costumbre de empezar pocas colecciones de cromos pero completarlas todas, cueste lo que cueste conseguir el último y escurridizo cromo; o porque me gusta ver las películas hasta el final, títulos de crédito incluidos. El caso es que, para alegría de algunos, espero que muchos, y para disgusto de algunos otros, espero que muy pocos, yo sigo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política nacional, Reflexiones y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Yo sigo

  1. Belén Moreno dijo:

    Genial, una inyección de motivación en esta batalla abstracta. Gracias, Alex.

  2. Alejandro dijo:

    Yo ya lo tengo pensado hace tiempo y lo voy dejando caer. Mi límite son las próximas municipales /autonómicas.

    Si no conseguimos al menos dos diputados en Aragón y dos concejales en Zaragoza, daré la batalla por perdida y deduciré que UPyD ha sido definitivamente derrotado, no sé si por sí mismo o por otros y que no cuajará. Y me iré del partido.

  3. Antontxo dijo:

    Yo digo lo mismo, como el espíritu blanco: “hasta el final vamos Real”
    Hasta el final con el Manifiesto Fundacional. Hasta que veamos un país de ciudadanos con igualdad de oportunidades.

  4. chemalarrea dijo:

    Yo sigo #seguimos

  5. Pablo Sánchez Buján dijo:

    Estoy de acuerdo con lo que dices, y creo que Cs nos está llevando al “huerto” mediaticamente hablando. Como tú, yo sigo, porque estoy de acuerdo con las ideas que me han traído a este partido, porque tenemos compañeros que están trabajando mucho y bien en las instituciones y tenemos que sumar el apoyo de los que no estamos en ellas.

  6. Me gusta la Tercera España

  7. José Bogas dijo:

    Yo sigo #seguimos

  8. JE Adrián dijo:

    Me alegro!

  9. Ya lo escribió Sosa Wagner (SW) en El Mundo el 19 de agosto: “Ciudadanos no cuenta con una respuesta propia, elaborada en congresos democráticos, a los problemas sociales en su conjunto; y UPyD debería liberarse de las prácticas autoritarias que anidan en su seno…”
    Yo sigo creyendo en el Manifiesto Fundacional, y aunque he sido expulsado de UPyD por criticar las irregularidades y abusos de la dirección que denunciaba SW, que todos conocemos pero que los afiliados no podéis ni mencionar por miedo al expediente y a la expulsión (ya vimos como acabó el Consejo de Guerra contra SW), no me he afiliado a Ciudadanos porque mis ideas son más las de UPyD, y también -como tu- detecto deficit en C´s. Confío todavía en una resurrección del partido al que representas y que sigues defendiendo desde dentro (te felicito por tu valentía) o en que aparezca pronto ese Movimiento Mayor que apuntas. Pero si Rosa Díez no es capaz de reconocer que ahora mismo ella y su actitud está haciendo mucho daño a UPyD, y se mantiene en sus trece, creo que poco a poco todos los excelentes ciudadanos que se sumaron con ilusión al proyecto y todavía siguen aguantando le darán la espalda, y la historia destacará que su personalismo acabó con lo que iba a ser la alternativa necesaria para convertirla en una opción prescindible (para dejar paso a la verdadera y democrática tercera España. Suerte!

  10. manuel ruiz dijo:

    Roita, YO TAMBIEN SIGO. Y, aún con el riesgo de parecer cursi, tú eres una de las razones por las que sigo. Hay muchas otras, desde luego, pero para mi eres importante. Abrazote del yayo leguleyo.

  11. alvaro dijo:

    Yo vivo en Guadarrama como usted, he admirado mucho tiempo a Upyd, y reconozco que le voté en las municipales y en las europeas, pero desde aquí admito que pienso votar a Ciudadanos en las próximas a la comunidad y al ayuntamiento. Lo siento, pero Albert me da mucha más confianza cada vez que declara que España es más grande que su partido o su puesto, y nunca le ha importado diluirse en un nuevo partido, como si le ha ocurrido a la señora Díez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s