Un Poco de Distancia


Paseantenubes1Con este post doy por finalizado este blog que abrí hace algo más de cinco años, en el que he publicado más de 400 artículos, que ha tenido más de 100.000 visitas, que ha ocupado muchas horas de mi tiempo, y que ha reflejado en gran medida lo que ha sido mi principal actividad durante ese tiempo y aún durante los dos años y medio anteriores, la política.

Hubiera querido ponerle como título “Un Punto y D…”, aprovechando las siglas, pero no he dado con el adjetivo adecuado, algo entre aparte y final, y que empezara por “d”, claro está, porque, conociéndome como me conozco, creo que volveré a dedicarme a la política algún día, pero también creo que ese día no está muy cercano. Por ahora me limitaré a contemplarla desde la distancia, y a seguir pagando la cuota mensual a UPyD, que, a pesar de todo y de todos, sigue siendo el partido que mejor refleja mis ideas y viceversa. En los partidos viejos no tengo ninguna confianza, visto cómo se han comportado estos años, limitándose a cambios mínimos hacia dentro y hacia afuera, cuando han tenido la oportunidad de renovarse por completo, y de los nuevos aún no tengo una opinión formada, más que nada porque creo que ellos tampoco la tienen de sí mismos. Lo único seguro en estos días es que el griterío y la oscuridad han ido a más conforme ha aumentado el número de participantes en la política. Pero como soy de natural optimista, confío que en poco tiempo las nieblas se irán disipando, el ruido irá cesando y en breve podremos ver y oír con alguna claridad.

En todo caso, para mí es el tiempo de ir cerrando una etapa e ir abriendo otra. Hay vida más allá de la política. Incluso se podría decir que vida inteligente.

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , | 21 comentarios

Esto no fue todo, Amigos


IMG-20150714-WA0019Han sido unas semanas sumamente intensas. Menos de dos meses desde que aquel fatídico 24 de mayo los votantes castigaran a UPyD dejándole sin apenas representación en las Instituciones, a pesar de ser reconocido por casi todo el mundo el buen trabajo que habíamos llevado a cabo durante los anteriores cuatro años.

Se desató entonces una carrera para aspirar a la dirección del menguante UPyD que ni la de los autos locos de Penélope Glamour, Pierre Nodoyuna y compañía. Algunos de los corredores venían con carrerilla previa, otros improvisaron sobre la marcha, algunos se unieron para compartir fuerzas, y finalmente fueron cuatro los equipos que tomaron la salida para la etapa final, que comenzó el pasado 24 de junio y terminó el 11 de julio, tras 17 agotadores días de campaña y uno de minicongreso. Evidentemente sólo pudo ganar uno, y ahora se inicia una nueva fase, que algunos han dado en llamar UPyD 2.0 y otros UPyD 0.4.

¿Y por qué hubo cuatro equipos finalmente en competición? ¿No hubiera sido mejor que hubiera habido tan solo dos, o como mucho tres? Más sencillo a la hora de votar, tan acostumbrados como estamos los españolitos, incluidos los upeyderos, a simplificar los problemas y a sacar la dualidad aunque sea con fórceps allí donde impera la pluralidad.

Dicho de modo más claro: si hubo cuatro candidaturas es porque representaban cuatro opciones diferentes, por más que hubiera quien se emperrara en que no tenía que haber más que dos (conmigo o contra mí, ya se sabe). Una, la ganadora, llamada por ellos mismos “Unidos” y conocida también como la de los “tres apellidos vascos” (aunque sólo lo sea Pagazaurtundua, pero no Herzog ni Maneiro) representaba claramente y sin disimulos el continuismo y la lealtad extrema hacia los orígenes y hacia los fundadores de UPyD, los de los otros tres apellidos vascos ma non troppo;  la segunda, “Refundación y Manifiesto”, que quedó en cuarto lugar, representaba una crítica extrema, una enmienda a la totalidad, por así decir, pues proponía la refundación de UPyD por medio de un Congreso asambleario a celebrar a principios del año 2016; la tercera candidatura, que fue la que quedó segunda, fue llamada “Renovadores” por sus propios integrantes, considerados (sobre todo por ellos mismos, como le pasa al bardo de Astérix) como los más mediáticos, dentro de lo que cabe, que en UPyD tampoco es que seamos los más populares de la clase, al menos a estas alturas, y se ha caracterizado por una crítica feroz a la anterior dirección … de la que varios de ellos formaron parte hasta hace nada, así como una querencia disimulada unos días sí y otros no, a acercarnos y hasta a fundirnos con nuestro partido “hermano” Ciudadanos; y por último, la cuarta candidatura, de la que he tenido el honor de formar parte, conocida por nosotros mismos como “La Alianza Magenta”, nombre inspirado en Star Wars, y por otros como … como les haya parecido, y que ha conseguido una meritoria medalla de bronce.

Así que nuestra candidatura, mal que les pesara a algunos, tenía entidad propia y diferenciada, y así lo ha reconocido al menos ese 12% de afiliados que nos han votado. Una entidad que podría decirse que se situaba en el medio de las otras tres, imaginando a éstas colocadas en los vértices de un triángulo equilátero. Fieles, pero más a las ideas que las personas; críticos, pero sin llegar a cuestionar la esencia de nuestro partido; enfrentados a las prácticas que consideramos incorrectas de nuestros órganos de dirección, pero no a las personas que los componen. Y sin ninguna pretensión de ser absorbidos por Ciudadanos, pues como bien dijo nuestro magnífico cabeza de lista, en estos momento sería mucho más interesante ser absorbidos por un agujero negro.

Hemos hecho lo que creíamos que debíamos hacer, y lo hemos hecho lo mejor que hemos sabido. Y hemos conseguido los resultados que los afiliados han querido que tuviéramos, ni más ni menos, pues los votos no son de nadie, cosa que algunos no parece que acaben de entender. Agradezco a mis compañeros de candidatura de todo corazón (aunque entre algunos de ellos se haya difundido el malévolo rumor de que carezco de tal órgano) el trabajo realizado. No lo teníamos fácil, pero creo que hemos estado a la altura.

Gracias Tono, José, Manu, Pietro, Manoly, Mercedes, Diego, Edu, Celia y Agustín; y gracias Fernando, Ángel, Carmela, Emilio, Ignacio, Carlos, José Ignacio, Piki, Alfonso y Quino. Gracias también a todos aquellos que nos han apoyado, especialmente a los siempre fieles Amigos Magentas de Madrid. Jugamos como nunca y … ya se sabe 😉 IMG-20150711-WA0033

Para ir terminando, cuelgo aquí el vídeo con el debate entre los cabezas de lista de las candidaturas que tuvo lugar el sábado 4 de julio en Madrid. Es interesante, al menos para mí, el apartado de preguntas y respuestas de todos a partir del minuto 1:16 hasta el minuto 1:27, ese en el que se preguntó por las intenciones de unos y otros para el futuro inmediato, concretamente sobre “si seguirán los perdedores en el partido”. Por nuestros actos se nos conoce, sobre todo por la adecuación entre nuestros actos y nuestras palabras, y las certezas que tenían algunos sobre La Alianza finalmente parece que se han convertido en cerezas.

P.S. Mientras escribo este post recibo la noticia de que uno de mis más queridos amigos en UPyD abandona también el barco. Lo hace con su elegancia habitual, tan alejada de las fanfarrias de otros, y dejándonos unos versos de su amigo Rodrigo García, la muy conocida canción “Queridos compañeros”, cuyos últimos versos me han parecido especialmente apropiados para rematar este post:

LA MÁS FIRME ALIANZA DE LA ÉTICA,

LA ADMIRACIÓN COMÚN Y CIRCULAR,

Y LO BUENO QUE UN DÍA HICIMOS JUNTOS….

¡QUERIDOS  COMPAÑEROS, QUEDARÁ!

 

(Gracias forever and ever, querido Nono, que sé que me leerás)

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , , , , , , | 3 comentarios

21 razones para votar a La Alianza Magenta de Tono Rueda. ¡No te podrás creer la novena, la decimoprimera y la decimoséptima!


IMG-20150612-WA00061- Porque creemos que un partido no puede depender de una sola persona, como ha ocurrido desde la fundación de UPyD hasta el día de hoy.

2- Porque pensamos que es mucho mejor evitar la acumulación de poder, y que sean dos personas las cabezas visibles, una hacia el interior del partido y otra hacia el exterior.

3- Porque tampoco pueden ser tres las personas que decidan todo en un partido, a modo de Santísima Trinidad, pues un partido es de todos sus afiliados y simpatizantes, no una propiedad privada.

4- Porque de las cuatro candidaturas que se presentan, la nuestra es la que más ha hecho y más pretende seguir haciendo por conseguir el consenso y la unión de todos los afiliados y simpatizantes de UPyD, ya que no tenemos rencores personales con nadie, aunque seamos críticos con ciertas prácticas.

5- Porque los cinco euros de cuota reducida y los diez para la normal nos parecen unas cantidades adecuadas, si bien habrá que estudiar en detalle la situación económica del partido.

6- Porque queremos que las figuras mediáticas del partido tengan la máxima presencia en los medios de comunicación, especialmente en debates tan populares como los que organiza la cadena Sexta.

7- Porque UPyD lleva más de siete años de vida intensa, siendo ejemplar en su trabajo institucional, y toda esa labor no se puede perder como lágrimas en la lluvia.

8- Porque UPyD está a punto de cumplir ocho años, el próximo septiembre, y creemos que nuestra candidatura es la que única que puede garantizar que los celebremos sin más sobresaltos.

9- Porque sometimos la creación de nuestra candidatura a la votación de todos aquellos afiliados que quisieron hacerlo a través de nuestro grupo de Facebook, y de allí salió un núcleo de la candidatura formado por nueve personas, con José Antonio (Tono) Rueda como portavoz.

10- Porque durante nuestra intensa campaña hemos visitado diez comunidades autónomas y veintidós provincias, aquellas en las que UPyD cuenta con un mayor número de afiliados.

11- Porque otros once miembros de la candidatura fueron elegidos por los propios afiliados entre quienes se postularon para formar parte de ella, lo que convierte a nuestra candidatura en la elegida de modo más democrático y participativo. No en vano la hemos llamado “candidatura de las bases”. Tan sólo dos miembros fueron añadido para cubrir un perfil concreto, en uno de los casos para cubrir una baja del nueve inicial.

12- Porque gane quien gane el día once, a partir del día doce nos dedicaremos a integrar a todo el mundo, sin dejar de lado a los que hayan integrado o apoyado a las otras candidaturas, como tantas veces se ha hecho durante la breve historia de nuestro partido.

13, 14 y 15 – Porque trece afiliados y simpatizantes han acudido a nuestra reunión en Cádiz, catorce a las de Leganés y Molina de Segura, y quince a las de Sevilla y Fuengirola. Pueden no parecer unas cifras muy impresionantes, pero tacita a tacita hemos llegado, de forma directa, a más de 500 compañeros.

16- Porque en el plazo de dieciséis meses, es decir, en noviembre de 2016, convocaremos un Congreso ordinario en el que todos los afiliados podrán realmente participar en las Ponencias Política y de Estatutos, sin el apresuramiento y confusión que hemos padecido en los dos primeros Congresos.

17- Porque en diecisiete días de campaña hemos hecho 43 actos públicos, que nos han permitido llegar a esos más de 500 afiliados y simpatizantes que decíamos antes. Además de numerosas ruedas de prensa, progresivamente más y mejor pobladas, síntoma indiscutible del interés que hemos despertado.

18- Porque los afiliados y simpatizantes de UPyD somos mayores de edad, no menores de dieciocho años que tengan que depender de figuras mediáticas y paternales.

19- Porque convocaremos elecciones internas inmediatamente para elegir Consejos Territoriales en donde en estos momentos hay Gestoras, de modo que en pocos meses tengamos los diecinueve máximos órganos territoriales del partido a pleno rendimiento.

20- Porque veinte años no es nada y mi imaginación tiene sus límites.

21- Porque los veintiún integrantes de la candidatura de La Alianza Magenta somos afiliados que creemos en UPyD, que estamos en el partido desde sus inicios en muchos casos, y que lo único que nos importa es su supervivencia y nuevo auge, pero no a cualquier precio.

20150621_151052

Publicado en Política nacional | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 4 comentarios

Reflexiones tras las elecciones (3ª y última parte): “¡Si es que no salís en la tele!”


LCD TV panels. Television production technology concept.

LCD TV panels. Television production technology concept.

Para terminar con esta miniserie de reflexiones post-electorales y pasar a otros asuntos, que no se puede uno quedar mirando siempre al pasado, aunque sea un pasado de hace menos de veinte días, esbozaré unas líneas sobre aquello que, según la amplia y extendida tribu de los “Siesques”, parientes cercanos de la aún más amplia y más extendida de los “Hayques”, ha constituido el principal de los problemas de UPyD a la hora de conectar con los votantes, el no haber salido en la tele. “Si es que” no salimos en la tele y “hay que” salir en la tele.

Curioso me parece que a día de hoy, cuando existen decenas o cientos de canales de televisión y en cada hogar puede haber media docena de aparatos receptores, sin contar los que permiten reproducir las emisiones de televisión vía internet, sigamos hablando de “la tele”, así en singular, como cuando nuestra ventana al mundo exterior era única, estaba fija en un lugar privilegiado en medio del salón, a modo de altar familiar, y solo retransmitía la señal de la cadena única (o cadena y media, contando “la UHF”) de Televisión Española. Igual pasó con “la radio” en su momento. Se escucha la radio, se ve la tele (no necesariamente se escucha) pero se leen los periódicos, como los libros y las revistas.

Supongo que la explicación a esa diferencia es obvia, pues la referencia se hace al soporte físico, el objeto a través del cual nos llega la información, el televisor, no a las distintas cadenas de televisión o televisiones, que parecen muchas, pero que en España y en su mayoría, aparte de las públicas, están en manos de sólo dos grupos mediáticos bien conocidos. Entre eso, la copia de formatos entre unas cadenas y otras, y el uso sin medida del mando a distancia, el resultado es que uno ve “la tele”, así en general, y muchas veces ni siquiera sabría que cadena está viendo si no fuera por las moscas, cada día más grandes, y por la autopromoción.

Y resulta que uno de esos formatos, de enorme éxito en los últimos años, creo que no más de dos o tres, es el de los debates políticos “moderados”, en el que los tertulianos de distintos partidos pugnan por captar la atención de los telespectadores mientras sus seguidores lo hacen por colocar sus “hashtags” entre los “trending topics” de Twitter. Que, traducido al cristiano, significa hacer más ruido que nadie, en el plató y en el ciberespacio. Ruido, aunque Twitter sea silencioso y aunque el tertuliano hable en voz baja y silabeante.

Esto es lo que funciona, nos guste o no (y, por si no ha quedado claro, a mí no me gusta nada), o al menos es lo que funciona con el votante medio, el que se informa casi exclusivamente por medio de la tele, que no es que no lea los programas electorales sino que probablemente ni siquiera lee la programación de televisión, y en muchos casos tan sólo se sienta en el sofá a ver “qué echan” (curiosa expresión, en la tele “echan” cosas, no las emiten ni las retransmiten, las “echan”), algo que se corresponde probablemente con más del 90% de los votantes, siendo prudentes.

Es tarea de comunicólogos, semiólogos, sociólogos, politólogos y otros chamanes variados el análisis de la influencia de esos programas televisivos tan exitosos en los resultados electorales. A mí me basta con haber escuchado a la autora de mis días hace algo más de un año decir que iba a votar “a ese chico tan majo de la coleta”, hace seis meses que “tendríamos que haber quitado a Rosa y poner de líder de UPyD a ese muchacho catalán tan guapo y tan educado” y hace apenas uno que “para Madrid capital me gusta la juez esa porque si la Espe, con lo mala que es, la tiene tan atravesada por algo será” para hacerme una idea de que eso de los debates y entrevistas en “la tele” funciona, vaya si funciona.

Pero claro, todo tiene consecuencias, y en los últimos dos años las gráficas de intención de voto ya no parecen tendencias sino montañas rusas. Véase si no la que se incluye al pie de este artículo (se puede pinchar para ampliar), que promedia todas las encuestas para cada mes para los principales partidos desde las últimas elecciones generales de noviembre de 2011 (sí, UPyD es esa línea magenta que está a punto de empezar a excavar en la base de la gráfica, en efecto).

¿Por dónde nos llevará la montaña rusa en los meses que quedan hasta las elecciones generales?¿Cuántas subidas vertiginosas, caídas en picado y hasta “loops” sufriremos todavía? ¿Volveremos al tranquilo punto de partida, como ocurre siempre en las montañas rusas, tras haber vivido intensas emociones sin verdadero riesgo durante un par de minutos, o un par de años, que viene a ser lo mismo? Lo veremos. En la tele, por supuesto.

TendenciaJunio2015

Fuente: http://en.wikipedia.org/wiki/Opinion_polling_for_the_Spanish_general_election,_2015

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , | 2 comentarios

Reflexiones tras las elecciones (2ª parte): “¡Con lo bien que lo habéis hecho!”


condolencias-por-un-familiar-fallecidoTranscurridas ya casi dos semanas desde la debacle, y como en mi empresa somos muchos y la mayoría sabe en lo que ando metido cuando no estoy allí, todavía me encuentro con compañeros a los que veo venir por los pasillos y que en cuanto me ven a mí ponen la típica expresión de duelo, como de darme el pésame, vaya. Los primeros días me paraba y charlaba un rato con cada uno de ellos, que si era una pena con lo bien que lo habíamos hecho, que si nos merecíamos algo mejor, que si la vida es injusta y los votantes muy ignorantes y no se leen los programas, que si los medios nos han machacado o ignorado … Pero ya en los últimos días me he limitado a recibir los murmurados pésames mientras agacho la cabeza en señal de duelo respetuoso, sin cruzar más palabras. Ya ni siquiera les digo lo de “¡Pues habernos votao!”. Cualquier día de estos hasta me cambio la camisa negra por la morada de alivio de luto, vaya.

Curioso esto de que tanta gente de entre quienes no han votado a UPyD, que sin exagerar nada son el 99% de los españoles que podían haberlo hecho, se lamente ahora por nuestra suerte. Entiendo que entre mi familia, amigos y compañeros de trabajo haya además una pena extra porque saben lo mucho que me he implicado durante estos casi ocho años, lo mismo que me han contado que les ha pasado a otros compañeros del partido. Pero es que también parecen lamentar nuestra desaparición los partidos rivales, al menos algunos de ellos, e incluso los mismos medios que nos han ninguneado hasta decir basta. Y más curioso aún es que ese echarnos de menos, acompañado de elogios a nuestra labor, hubiera comenzado a darse en los medios ¡antes de la celebración de las elecciones!

Porque así es como ha sido, que antes del 24 de mayo, y dando por hecho que las encuestas acertarían (como así ha sido respecto a UPyD, aunque no tanto respecto a algún otro partido) los principales medios de comunicación ya estaban publicando elogios a la labor de UPyD en las Instituciones durante estos años, sobre todo en la Asamblea de Madrid y en los ayuntamientos en los que teníamos representación, y que en pocos casos hemos conservado.

Ya decía Rubalcaba, creo, que en España se entierra muy bien. Y bien que lo hemos constatado los de UPyD, que ya estábamos recibiendo paladas de tierra cuando aún ni siquiera había empezado la campaña. Aunque ahora que ha terminado, con el resultado conocido, parece que la máquina de echar tierra tiene otros objetivos marcados. Habrá que estar atentos porque todo va muy deprisa, y las encuestas de intención de voto parecen montañas rusas más que gráficos de tendencias.

Sobre lo que ha aportado UPyD se ha escrito mucho en muchos sitios, así que me voy a limitar a reproducir lo que escribió nuestro ex-diputado Álvaro Anchuelo en su blog hace unos días, al abandonar su escaño para volver a sus otros quehaceres:

UPyD ha contribuido poderosamente a enriquecer y transformar la agenda política en España. Sin ánimo de ser exhaustivo, a vuelapluma, los ejemplos de temas relevantes que ha introducido en esa agenda son numerosos:

  • Lucha contra la corrupción (desde el debate del discurso de investidura de Rajoy al caso Bankia).
  • Reforma de la Ley electoral.
  • Independencia del poder judicial (no participando en el reparto del CGPJ).
  • Número exagerado de aforados.
  • Supresión de Diputaciones provinciales.
  • Fusión de ayuntamientos.
  • Supresión de organismos autonómicos innecesarios (Consejos Consultivos…).
  • Cuestionamiento de los privilegios económicos que comportan los regímenes forales.
  • Contrato de trabajo indefinido único.
  • Ley de 2ª oportunidad para personas físicas (familias y autónomos, defendida en marzo de 2012 en el Congreso).
  • Defensa del mercado único interno.

Eso, entre otras muchas aportaciones, y a nivel nacional, que también las hemos hecho en los niveles autonómico local.

Para finalizar, lo que tengo claro es que durante unos pocos años hemos sido un referente de la política española y que prácticamente de un día para otro, o de un año para otro, hemos dejado de serlo. No voy a entrar en las causas, esas que “todo el mundo” parece conocer tan bien porque las ha escuchado en alguna de esas gritonas tertulias. Pero sí diré algo que también suele ser un tópico en los duelos y que no he ecuchado aún a nadie de fuera de UPyD, eso de que el muerto no lo parece, que da la impresión de que se va a levantar en cualquier momento. Y es que eso lo sabemos sólo los de dentro, algunos de los de dentro al menos: que los principios, las ideas y los propósitos por los que se creó UPyD no han muerto, y por lo tanto UPyD tampoco, pese a lo que pueda parecer.

Seguimos.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , | 3 comentarios

Reflexiones tras las elecciones (1ª parte): “¿Y por qué no repites?”


PorqueyolovalgoTres días han pasado ya desde la debacle del domingo y toca empezar a poner orden en mis pensamientos, que es principalmente para lo que mantengo este blog. Y lo de ordenar, como saben bien los que bien me conocen, no es una frase hecha en mi caso.

Dejo para otras entregas mis reflexiones sobre qué es lo que votan los españoles y por qué, si realmente estamos ante un cambio de verdad o bien seguimos en lo de siempre, es decir, lo de las treintacuatro Españas (dos por diecisiete, sin contar Ceuta y Melilla), incluso acentuado; sobre si merece la pena hacer un buen trabajo en las instituciones (y no lo digo por mí, que no sólo no soy objetivo sino que he hecho un trabajo inmejorable en Guadarrama) o bien hay que fiarlo todo a la telegenia y al don de la palabra; sobre si el Universo es cóncavo o convexo y todas esas cuestiones que nos preocupan a los españoles; dejo esas y otras cuestiones para otro rato, como decía, para centrarme hoy en un pequeño aspecto, que no por pequeño me parece secundario, al contrario, me parece que es el origen de otros males mucho mayores.

Y es que la pregunta que con mayor insistencia me han hecho desde que hace más de seis meses decidí que no repetiría como concejal en mi pueblo y que pretendía que fueran otros compañeros los que tomaran el relevo después de cuatro años, formulada por propios y extraños, por gente de la política y de fuera de ella ha sido: “¿Y por qué no repites?

Me la han hecho compañeros de mi partido y de los otros partidos, vecinos del pueblo, amigos y compañeros de trabajo (pero no mi familia, que parece conocerme mejor). Y la han formulado, por lo general, acompañada de una expresión de extrañeza, no como una pregunta neutra, lo que me ha llevado a pensar que prácticamente todo el mundo da por sentado que si has llegado a concejal o a cualquier otro cargo público lo normal es continuar. Esa famosa frase de “ya que has metido la cabeza …”, vaya. Y en muchas ocasiones seguida de la afirmación/invención de que si no seguía es “porque me iba a Madrid” (o “me bajaba” a Madrid, frase más menos correcta desde el punto de vista altitudinal si se formula en Guadarrama). Vamos, que daban por supuesto que si no seguía de concejal era porque había conseguido un ascenso. Otros daban por hecho que la dirección de mi partido me había vetado por haber sido crítico estos años, cosa que no ha ocurrido en absoluto. Ni siquiera se han molestado en enviarme un paracaidista como sí han hecho con algún otro compañero crítico, quizás porque la recompensa a tan arriesgada misión no debía parecer muy jugosa.

En resumen, que se da por hecho que si has conseguido un cargo político y tu partido no te veta, debes continuar o, a ser posible, ascender. Y así debe de ser, puesto que, sin ir más lejos, entre mis compañeros de partido que fueron elegidos concejales o diputados en 2011 la mayoría, casi la totalidad, salvo alguno que se ha jubilado, ha repetido. O bien se ha ido a nuestro “partido hermano” (Caín y Abel lo eran también), Ciudadanos, en busca de mejor fortuna, con bastante éxito en general. ¿Y qué decir del Ayuntamiento de Guadarrama, donde la Alcaldesa lleva formando parte del Consistorio desde 1987 como concejal y desde 2008 como Alcaldesa, primero con el PP y desde el 2011 con su partido local APPG? Y con ella la mayoría de sus concejales, con 12 ó 16 años ya sobre sus espaldas. Bien es verdad que nunca han dicho, o al menos yo no se lo he oído, que estuvieran por la limitación de mandatos, como sí han hecho los portavoces de otros dos partidos que están en la oposición … y que se han presentado y salido por tercera vez.

A todo el que me ha preguntado lo de “¿y por qué no te presentas?” le he respondido que porque mi carrera no es la política, que ya tengo una de meteorólogo que no sólo es mi trabajo, también es mi profesión, y que la he descuidado durante los últimos años; o bien que ya estoy cansado porque no sólo llevo los cuatro años de concejal, sino los anteriores cuatro años organizando UPyD en la Sierra y otras muchas tareas; y, sobre todo, que no me considero imprescindible, que si he sido concejal estos cuatro años ha sido en representación de mi partido, no de mí mismo, y que estoy seguro de que otros compañeros lo podrían hacer, al menos, igual de bien; y a alguno de los que me preguntaban y de los que sí repetían, de mi partido o de otros, les respondía al modo gallego “¿y por qué tú sí?”, lo que solía producirles un bloqueo como el del ordenador de Juegos de Guerra, que se quedaba atrapado en un bucle infinito jugando a las tres en raya.

Con lo fácil que les hubiera sido responder con toda sinceridad: “Porque yo lo valgo”. Y no se lo hubiera discutido a casi ninguno, la verdad.

Publicado en Reflexiones, Sin categoría | Etiquetado , , , | 3 comentarios

¿Por qué UPyD SÍ?


LogoUPyDHace algo más de dos semanas, a punto de comenzar la campaña electoral, nuestro filósofo de referencia, miembro fundador de UPyD y autor principal de nuestro Manifiesto fundacional, Fernando Savater, escribió un artículo titulado “¿Y por qué no UPyD?

Y aunque el artículo nos gustó bastante a los que todavía permanecemos al pie del cañón, a pesar de los muchos disgustos, lo cierto es que tenía un tono melancólico, como de resignación, patente ya en el propio título, que da a entender que votar a UPyD no deja de ser un mal menor.

Y tampoco se trata de eso, creo yo. Bien es verdad que hay mucho que mejorar en nuestro partido y que tendremos que aplicarnos a ello a partir del próximo lunes, sea cual sea el resultado del domingo. Pero, como suele decirse, hasta el rabo todo es toro, y estoy convencido de que UPyD aún tiene mucho que decir en la política española.

Una política que anda revolucionada de un modo que no hemos conocido en décadas. No hay más que ver la rápida variación de las encuestas electorales durante el año casi exacto trascurrido desde las elecciones europeas del 2014 para darse cuenta de que los españoles parece que no sabemos en qué pensar, políticamente hablando. Lo cuál es consecuencia de que durante décadas hemos sabido exactamente en qué no pensar, políticamente hablando. Cada uno se vistió en su momento, normalmente coincidiendo con su adolescencia y primera juventud, con una camiseta de su elección, o de su selección, la azul o la roja, esta última con dos tonos, y así hemos tirado años y años sin preocuparnos de nada más en ese aspecto de la vida. Y ahora que hay nuevos colores no tenemos muy claro con cual de ellos quedarnos, si se adaptan a nuestra posición en el campo de juego o bien adaptarnos nosotros a los nuevos colores y posiciones, y si usarlos de modo oficial o tan solo como segunda equipación, para partidos menores, reservándonos la azul y roja (más o menos claro) “de toda la vida” para los grandes eventos.

Todo eso es algo que se irá aclarando durante los próximos meses o años. Mientras tanto, y con ayuda de algunos amigos magentas, de los que son fieles a las ideas antes que a los colores pero que aún así serían incapaces de escupir sobre estos últimos, doy aquí unas ideas de por qué SÍ votar a UPyD, lo mismo que han hecho algunos ciudadanos en este vídeo oficial.

– Edu: Porque tenemos el mejor programa político para ESPAÑA y representamos el cambio real y auténtico que los ciudadanos necesitan.

Seve: UPyD SÍ, porque quiere mejorar la sociedad con soluciones y propuestas, porque trabaja para todos los españoles. Porque hemos demostrado con hechos que se puede combatir la corrupción y hacer política de manera diferente sin ensuciarse las manos.

Carmela: Porque entendemos la política como un servicio a las personas sin ninguna pretensión oculta.

Vicente: Por la honestidad y el sentido común.

José Antonio: Porque somos LIBRES para defender la libertad, porque no debemos nada a nadie.

Agustín: Porque hacemos el mejor análisis de la realidad española y en base a ello, proponemos las mejores propuestas de solución.

Cristina: Porque somos honrados.

Ana María: Porque somos realistas, hemos venido a formar parte de la política con vocación de servicio hacia y por los ciudadanos. No somos profesionales de la política y nos avala un proyecto de propuestas, ideas y soluciones pensadas para todos. Tenemos el mismo lenguaje en todas las comunidades. Nuestras propuestas, iniciativas y mociones presentadas en las instituciones nos avalan. Hemos demostrado ser un partido transparente por segundo año consecutivo. Practicamos la austeridad donde hace falta. Hemos demostrado que lo importante es hablar y escuchar a los ciudadanos, y por eso nuestras campañas duran 365 días.

Emilio: UPyD SÍ porque somos el primer partido que nació en democracia y que se puso al servicio de los ciudadanos (y no me refiero al otro partido) y enseñó el camino a los que vienen detrás. Empezó a devolver las instituciones a la gente. Y empezó a enseñar a la gente que democracia no es una fiesta de un domingo cada cuatro años sino un seguimiento continuo a los concejales, diputados, etc. Y una rendición de cuentas por parte de éstos continuamente.

Laura: UPyD SÍ, por querer recuperar la política de calle, de cercanía, de tú a tú. Por querer recuperar la Política con mayúsculas, por haber hecho la llamada de atención que hacía falta en estos tiempos sobre el hecho de lo que es ser ciudadano, y que la política es de todos. UPyD sí, porque un día nos devolvió la ilusión de mejorar y cambiar las cosas, de que se podían hacer de otra manera radicalmente distinta, sin caer en extremismos.

Tono: Porque la verdad está ahí fuera, y UPyD es la única salida.

Enrique: UPyD SÍ, porque allí donde ha habido representantes en las instituciones han levantado las alfombras y han abierto las ventanas para airear lo que nos han ocultado a los ciudadanos de a pie. UPyD SÍ porque con UPyD la política y la Democracia volverán a ser DE, POR Y PARA LOS CIUDADANOS.

Yolanda: Porque estamos en la calle los 365 días del año y no sólo cada 4 años.

Belén: UPyD SÍ, porque contra viento y marea (externa e interna) damos la cara por un proyecto, por una idea de España que trasciende a las personas, que va más allá.

*****

Estas y otras cosas me han dicho mis amigos magentas cuando les he preguntado por qué UPyD SÍ. Y yo añado que UPyD SÍ por Belén, Yolanda, Enrique, Tono, Laura, Emilio, Ana María, Cristina, Agustín, José Antonio, Vicente, Carmela, Seve y Edu, y por Chema, los Pacos, los José Manuel, Gregorio, Francisco Javier, Sergio, el otro Enrique, Concha, Iván, Fernando, los Antonios, José Carlos, Israel, Diego y otros muchos amigos magentas (disculpad si me olvido de alguien) que dicen lo que piensan, que piensan lo que dicen, que creen en lo que hacen y que hacen aquello en lo que creen.

Publicado en Política nacional, Reflexiones | Etiquetado , | 7 comentarios